domingo, septiembre 30, 2012

Calixto Ramón Martínez Ares, un periodista cubano que desafía la complicidad del silencio.

Por Eloy A González.
Calixto Ramón Martínez Áreas, en un periodista y foto reportero independiente en Cuba que trabaja para la agencia, también independiente, Hablemos Press.  No tenemos otros datos personales sobre él como no sean las directas y precisas palabras de Aquino Montes: Calixto Ramón, es un ciudadano común, simple. Un cubano, que prefirió el dolor de la luz que revela y expone, a la complicidad del silencio que miente y oculta.
Hoy, Calixto Ramón está detenido en Cuba de manera injusta, sin conocerse aun cuales son los pasos que darán los esbirros para acallar esta voz. Una campaña de solidaridad  con este periodista se ha activado en todo el mundo.
¿Cómo un ciudadano común, devenido en periodista ha provocado la ira y la violencia desmedida  de los personeros del régimen?  Trataremos de contestar esta y otras preguntas.
Calixto Ramón  Martínez Áreas, es un ciudadano común que vive en la región oriental de la Isla alejado de la capital del país. Reside en la provincia Granma y desde allí ha desempeñado su labor de corresponsal para la agencia Hablemos Press.
Fue este reportero quien el 28 de junio del año en curso,  daba la noticia de la aparición de un brote de Cólera en el Municipio de Manzanillo y la puesta en cuarentena a esa región. Los medios y las autoridades de salud guardaban un silencio comprometedor. La población desconocía el asunto y el alcance de esta temida enfermedad. El periodista hace un reportaje con una información muy completa y cuando esta aparece en  el Blog de la agencia logra ser repetido por los medios en todo el mundo. El régimen al no dar la noticia quedaba al descubierto como lo que es, un gobierno manipulador  que oculta la información cuando no le conviene. En las semanas que siguieron a esta información, las autoridades de salud comenzaron a dar la información de la manera sesgada con que suele darla.
Cuando aún no se había dado por concluido el brote de Cólera, según el criterio de las autoridades de salud del país; el periodista Martínez Áreas vuelve a los medios digitales con una información que causó tanto impacto como la anterior y es la aparición de un brote de Dengue en Camagüey. De nuevo el periodista hace una valoración del problema e informa de manera detallada lo que está ocurriendo y pone en entredicho, una vez más, a los medios controlados por el régimen y a las autoridades de salud; que si bien toman las medias de rigor en estos caos se niegan a informar a los medios y la población; esta  permanece ajena a un problema de salud que les concierne. 
Sin duda que Martínez Áreas es un periodista que sin tener una formación como tal sabe buscar la noticia y trasmitirla con todos los riesgos que esto conlleva en Cuba. Es así que habiéndose trasladado a la capital del país, Martínez Áreas conoce de una información sobre el destino que siguió un cargamento de equipos médicos y medicamentos y sale a buscar la información que parece tenerla un trabajador del Aeropuerto cercano a la capital.
Un despacho fechado el 18 de septiembre del 2012  daba cuenta que el periodista Calixto Martínez Áreas había sido detenido en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional José Martí, en la capital cubana, cuando buscaba entrevistarse con un trabajador del Aeropuerto. Hacia las averiguaciones en aquel lugar  sobre un cargamento enviado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de equipos médicos y medicamentos que se habían echado a perder allí.
Esto no es nada nuevo, pero el régimen se cuida de no dar a conocer que envíos de organismos y organizaciones de solidaridad a la Isla son robados o se pierden por corrupción o indolencia  de los responsables de cuidar de estos bienes.
En los años 90’s, trabajando como médico en el Hospital Julio Trigo en Arroyo Naranjo, Cuba, un familiar de un paciente llegó a la consulta y me contó que lo habían movilizado como camionero en horario de la noche, manejaba uno de los cuatros camiones que escoltados por personal del Ministerio del Interior fueron hasta el Basurero que quedaba cerca de 100 y Boyeros y allí en la madrugada descargaron los camiones de medicamentos y fueron tapados por maquinaria que ya estaba en el lugar. ¿Medicamentos vencidos? , ¿Paranoia de las autoridades por donaciones dudosas? , no sabemos.
En el Blog de Medicina Cuba informamos sobre la quema de medicamentos y espejuelos en una planta cementera  en el Mariel.  Esto ocurrió el 24 de mayo del 2012 cuando empleados de Salud Pública incineraron en los intercambiadores de calor (hornos) unos 300 pares de espejuelos en sus estuches y sin defectos aparentes; uno de los trabajadores de la fábrica, que pidió el anonimato, dijo que “casi todas las semanas unos empleados de Salud Pública queman cajas de medicamentos que nosotros suponemos estén vencidos o dañados por mal almacenamiento”.
La presencia de Martínez Áreas cerca del Aeropuerto resultaba muy embarazosa para el régimen y decidieron arrestarlo. Según el director de la agencia Hablemos Press: Al ser arrestado, sobre las 12:00 de la noche, el corresponsal informó a Hablemos Press que la policía permaneció más de una hora chequeando, por una planta de radio, su carnet de identidad. Más tarde se conoció de su traslado a la Unidad policial del poblado Santiago de las Vegas en el municipio Rancho Boyeros, La Habana. El lunes, colegas y familiares del corresponsal se presentaron en la Unidad de Santiago de las Vegas a indagar por él y la policía informó que estuvo allí pero que había sido trasladado, sin dar más detalles. Es la tercera detención de un miembro de Hablemos Press en menos de una semana, en el mes de septiembre. Calixto Ramón ha sido detenido en varias ocasiones realizando investigaciones para sus reportajes, y deportado más de una decena de veces de La Habana a Camagüey, por tener reflejada dirección de esta última provincia en su carnet de identidad.
En realidad el periodista fue detenido y conducido a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)  en Santiago de las Vegas, Cuba, donde le propinaron una golpiza y le aplicaron gas pimienta estando detenido. Fue enviado al Hospital Nacional  por dolores en un ojo como consecuencia de la golpiza. Cuando fue enviado a la prisión Valle Grande, situada en el municipio capitalino de La Lisa,  allí se negaron a recibirlo, porque los documentos no estaban en orden.
En una llamada telefónica Calixto Ramón explica que "se perdieron tres certificados médicos" de su expediente, evidencias de la golpiza propinada por agentes de la Unidad de la Policía Nacional de Santiago de Las Vegas, que lo detuvieron el 16 de septiembre.  El periodista independiente  permanece en el Vivac, Centro de Detención y Retenidos de la Policía Nacional, situado en las inmediaciones del Zoológico Nacional. Está acusado de “desacato” a la figura de Fidel y Raúl Castro.
Este periodista independiente tomó muy en serio su trabajo. En reportajes breves pero bien documentados puso al descubierto los brotes epidémicos de Cólera y Dengue e inicio una investigación sobre la pérdida de insumos médicos y medicamentos enviados a Cuba. Un periodista así resulta muy incómodo para el régimen y decidieron reprimirlo a como dé lugar.
Un movimiento de solidaridad está desarrollándose para lograr la liberación de Calixto Ramón Martínez Ares. Usted que lee esta nota puede sumarse al mismo. Está creada la página de solidaridad: http://www.facebook.com/LiberenaCalixto exigiendo sea liberado de inmediato Calixto Ramón Martínez Áreas, corresponsal del Centro de Información Hablemos Press, detenido el 16 de septiembre en La Habana. También se abrió la cuenta de Twitter:@CalixtoRamon. Hay  información en @HablemosPress . Usted puede firmar la petición haciendo CLIC AQUI
©30.09.2012