domingo, abril 01, 2012

Privados de luces...

La medicina cubana es la mejor del mundo ¿cómo serla sin libertad?
A decir verdad, ya no quiero seguir diciéndoles ignorantes, gaznápiros o vacuos, prefiero emplear un eufemismo para decir lo mismo, ese que ahora ellos a todo aplican. La educación en Cuba es la mejor del mundo dice la ministra; en el supuesto negado de que ello fuese cierto, para qué les sirve a los cubanos si solo pueden leer lo que dos viejos decrépitos han decidido que pueden leer. Nada peor podría surgir de la luz indecisa de sus ruinosos, malvados y seniles cerebros. La medicina cubana es la mejor del mundo ¿cómo serla sin libertad?, no existiendo aún la Internet libre para todos los médicos, los libros están en manos de unos pocos que los guardan con celo, no los comparten con nadie, pues de ellos sacan su poder; pero además, "¡tú vas a ser lo que yo quiera!", básicamente un artículo de venta y dócil exportador de las viejas ideologías que paradójicamente, los mantienen presos en el submundo médico. Son esos médicos desteñidos quienes ahora tienen el Récord Guinness de equívocos con la enfermedad del Presidente.
Durante el reciente problema del agua impura a uno de los diputados de la Comisión del Ambiente se le oyó decir que no tenían nada que escuchar de la oposición pues "nosotros somos los depositarios de la verdad absoluta... ". ¡Necios!, no consultan ni oyen porque son un profundo pozo de idiotismo y enrevesados complejos. Y a menos que un examen médico demuestre que sufren de alguna enfermedad que nubla la visión, el entendimiento y la razón, podrá concluirse que efectivamente, se encuentran abrazados por una nesciencia palabrosa, donde excusas, palabras huecas y mentiras llenan el ámbito de sus vidas.
Enfatuados por ahora, mostrando sin saberlo sus llagas saniosas, deambulan sin otras luces que las que roban a otros.
Fuente: El Universal.