jueves, abril 12, 2012

La medicina socialista carece de lo más simple.

Por: Ainí Martin Valero.*
Cuba noticias/actualidad, Regla, La Habana, 12 de Abril de 2012 (PD) La medicina cubana, a pesar de ser gratuita, carece de la mayoría de los implementos necesarios para atender a un paciente.
En días pasados el periodista independiente Iván Sañudo Pupo se presentó en el hospital Calixto García con una obstrucción urinaria. La doctora Sandra lo atendió con premura y le dijo: "Te pondré una sonda por espacio de diez días, pero solo tengo la manguerita porque no hay bolsa colectora".
Después de varios minutos drenando, la doctora le cerró la punta de la sonda y le dijo: "Trata de conseguir las bolsas colectoras, que te advierto, no hay ni en las farmacias en divisa". En ese momento comenzó una odisea para el periodista, ya que era necesario conseguir las bolsas a toda costa.
Bolsitas de nailon, bolsas de yogurt y hasta preservativos se colocó en el drenaje, pese a que todos estos productos pueden causar una infección y complicar la situación de salud que presenta Sañudo.
Muchos cubanos manifiestan que preferirían pagar antes que pasar por todas las carencias y necesidades impuestas por el gobierno. Para que análisis o pruebas sean realizados lo antes posible, frecuentemente los cubanos tenemos que hacer regalos o hasta pagar.
Los hospitales se caen a pedazos y la limpieza es una utopía. Los médicos se quejan de la falta de materiales para realizar su trabajo y los pacientes sufren los caprichos de un sistema decadente y obstinado, que no desea para nada el bien de sus ciudadanos.
Foto: Ainí Martín
*Periodista independiente. Reside en Regla, Ciudad de La Habana, Cuba. Colabora para Primavera digital.