sábado, marzo 16, 2019

¿Multioficio? Un médico cubano internacionalista espiando en Colombia al servicio de la inteligencia de régimen Castro comunista.



Aquí la historia de un médico cubano en doctor José Manuel Peña García,  devenido en espía, descubierto en in fraganti en Colombia aparentemente dedicado al multioficio. Médico, refugiado, y espía en función. Médico internacionalista en Venezuela, en Cuba se casa con una colombiana que conoció en Venezuela y viaja de Cuba a Colombia donde se dedica, al menos según la fuente, a espiar una base aérea. Se empleaba a fondo en eso de determinar los tipos de aviones y el armamento de la base. Lo expulsaron de Colombia. A continuación la información:
El agente fue capturado en La Dorada, Caldas, y estaba monitoreando cómo funcionaba la base.
Unidades especiales de Migración Colombia detuvieron en las últimas horas a un ciudadano cubano que, según información de inteligencia, estaba adelantando labores de espionaje a la base aérea de Palanquero, una instalación estratégica de las fuerzas militares de Colombia ubicada en Puerto Salgar, Cundinamarca.
Dr José Manuel Peña García,
EL TIEMPO conoció que el hombre, identificado como José Manuel Peña García, pertenecía al G2 cubano y fue detenido a las 8:00 p.m. del viernes en el municipio de La Dorada, en Caldas, una población cercana a las instalaciones militares. Miembros de la Policía Nacional también estuvieron en el operativo.
"Monitoreaba e informaba cómo era el funcionamiento y cómo se movía la base de Palanquero", indicó una fuente cercana al caso. "Tenía un equipo que le permitía medir las dimensiones de los aviones y el armamento", añadió.
Se conoció que ingresó al país tras contraer matrimonio con una ciudadana colombo venezolana.
Tras ser detenido, las autoridades nacionales trasladaron de inmediato al ciudadano cubano a Bogotá, desde donde fue expulsado del país en la madrugada de este sábado.
"Esta actividad se realizó bajo las facultades discrecionales que tiene Migración Colombia de expulsar del territorio colombiano a un extranjero del cual se tenga información por parte de autoridad nacional, o extranjera, de que esté realizando actividades que afecten la seguridad nacional", indicaron fuentes de la entidad.
También trascendió que Peña García llegó en el 2014 a Venezuela, en medio del programa de intercambio de médicos entre ambos países y que, según información que tienen las autoridades colombianas, ha servido como fachada para llevar a miembros de grupos de inteligencia de la isla al país vecino.
En el 2016 Peña García se casó con una ciudadana colombo venezolana en Cuba, que conoció cuando vivía en Venezuela, y luego ambos ingresaron a Colombia.

jueves, marzo 07, 2019

Conexión entre los organismos represivos de Alemana Oriental (RDA) y Cuba para el envío de sustancias psicotrópicas y los contactos entre psiquiatras cubanos y alemanes


Por Jorge L. García Vázquez */ Berlín/
 El pasado 22 de julio se cumplió un aniversario más de la muerte, en el exilio, del destacado cineasta y pintor cubano Nicolás Guillen Landrián. Acosado, encarcelado y torturado con métodos psiquiátricos abandonó Cuba en 1989. El abuso de la Psiquiatría con fines políticos, ha sido uno de los métodos utilizados por la Seguridad del Estado de Fidel Castro. Conjuntamente con la Psicología Operativa, técnica perfeccionada con la ayuda de la STASI y KDS, cuerpos de represión política de Alemania comunista y Bulgaria, la aplicación de la Psiquiatría pasó a ser parte de los planes del Ministerio del Interior de Cuba para aniquilar y neutralizar a la disidencia y la expresión crítica, desde el comienzo de la dictadura Castro-Comunista. Pienso que el documento que presento ayude a esclarecer algunas dudas. Sobre este tema ofrece abundantes informaciones la investigación,"The Politics of Psychiatry in Revolutionary Cuba” by Charles J. Brown and Armando M. Lago y el "Informe sobre la Tortura del Directorio Democrático Cubano”.

Nota del Coronel Lorenzo Hernando Caldeiro del DSE en Cuba.

Desde los años setenta, la Seguridad del Estado de Cuba, mantenía estrechos contactos con oficiales de las policías políticas de los países comunistas, en el campo de la Psiquiatría. Un encuentro de vital importancia tuvo lugar entre el 7 al 10 de febrero de 1977, poco tiempo antes del 6to Congreso Mundial de Psiquiatría, con el objetivo de aplicar medidas activas "contra la propaganda enemiga que intenta difamar la psiquiatría soviética". En algunos documentos de los archivos de la STASI encontramos huellas de los contactos entre psiquiatras cubanos y alemanes orientales y la Seguridad de Estado, especialmente durante el Congreso Latinoamericano de Psiquiatría que tuvo lugar en La Habana en 1977. Uno de los aspectos más importantes era el trabajo político-operativo para trabajar políticamente a Psiquiatras reconocidos internacionalmente o realizar labores de influencia a Psiquiatras de países occidentales o ubicar a especialistas "progresistas" en el Comité Ejecutivo de la Asociación Mundial de Psiquiatría (por ejemplo el doctor cubano, Profesor Bustamante[1]). ¿Politice mißbraucht? Sonja Süß. (Psiquiatría y Seguridad del Estado en Alemania Oriental).
 Pero no es mi objetivo realizar una investigación al respecto, sino como siempre presentar pruebas y documentos que demuestren el carácter represivo de la Dictadura Castro-Comunista. Desconozco si los colegas alemanes entregaron a los agentes cubanos las "sustancias" solicitadas[2]. Pero desearíamos conocer cuál fue el objetivo de este pedido.[3]



Documento del Archivo Federal. Solicitud del Ministerio del Interior de Cuba el 17 de septiembre de 1981. DO1/0.1.4/Nr. 029511.

Cartas de Nicolás Guillen Landrían
"¿Te imaginas tú lo que fue para mí verme de pronto en los calabozos de Villa Marista? Viendo, según ellos, cuáles eran mis conflictos ideológicos, luego de haber obtenido la Espiga de Oro con Ociel del Toa. Y no quedó allí. Me mandaron para una granja dos años; granja que era para personal dirigente que mantenía una conducta impropia. Ahí comenzó la esquizofrenia de nuevo, pero más aguda, que me llevó a ser tratado psiquiátricamente por los médicos que había en la prisión. Ellos aconsejaron que fuese enviado a un centro donde pudiese ser atendido adecuadamente. A continuación, me montaron en un avión, descalzo, con el overol de la granja y por encima de los hombros un saco de listas que yo amaba mucho. Me llevaron de Gerona a La Habana, donde fui internado en el Hospital Psiquiátrico Militar que tenían ahí en Ciudad Libertad. De este lugar, luego de ser atendido por un siquiatra argentino, fui enviado bajo prisión domiciliaria a casa de mis padres, para que terminara de cumplir el tiempo que me restaba de la sanción, a la que fui sometido sin previo juicio alguno, sino por deliberación de un tribunal militar".
Por: Deisy Marrero Marrero/10 de septiembre de 2007/Camagüey, Cuba –
La dirección de la prisión de Kilo 7, en Camagüey, estimula el tráfico de estupefacientes y la adicción a psicofármacos al distribuir por periodos de entre 48 y 72 horas las medicinas. El Dr. Alfredo Manuel Pulido López, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, dijo el pasado 8 de septiembre que esta es la principal causa de autoagresiones y suicidios en el penal.
Añadió la fuente que los reclusos enfermos de esquizofrenia y paranoia pueden recibir hasta 24 tabletas de levopromacina y amitriptilina junta y que a los que les recetan carbomazetina reciben hasta 18 tabletas.
El prisionero de conciencia dijo además, que esta mal distribución de medicamentos desestabiliza el equilibrio mental de los pacientes y favorece el tráfico de estos medicamentos, lo que propicia la violencia y el crimen.
* El autor  nació en La Habana (Cuba) en 1959. En 1980 llegó a Karl-Marx-Stadt (ahora Chemnitz) como intérprete para trabajadores contratados cubanos en la RDA. En 1987, cuando se encontraba trabajando en Alemania como traductor gracias a un acuerdo entre Cuba y Alemania,  fue tentado por los servicios secretos de su país para colaborar como delator. Fue arrestado en marzo de 1987 y trasladado al centro de detención preventiva del Ministerio de Seguridad del Estado en Berlín-Hohenschönhausen. Expulsado y trasladado a Cuba; interrogado y anulado. Salió al exilio en 1992, vive y trabaja en Berlín. Ha publicado el libro “Fragmentos y Hojarascas”, edita el Blog Conexión Habana-Berlín


[1] El autor del artículo se refiere al Dr. José A Bustamante O’Leary ( 1911-1987).
[2] Los psicotrópicos son agentes químicos que actúan sobre el sistema nervioso central, produciendo cambios temporales en la percepción, el ánimo, el estado de conciencia y el comportamiento.
[3] *(Documento del Archivo Federal. Solicitud del Ministerio del Interior de Cuba el 17 de septiembre de 1981. DO1/0.1.4/Nr. 029511)

martes, marzo 05, 2019

Una carta abierta de una médico en Cuba al dictador en funciones.


Carta Abierta de una Médica de Cuba a un dictador.
Santiago de Cuba, 4 de marzo de 2019                              
Carta Abierta de una Médica a un dictador
Por: Dra. Nelva Ismarays Ortega Tamayo
Especialista en Medicina General Integral
A: General Raúl Castro Ruz, Dictador de Cuba
General dictador Raúl Castro Ruz,
El objetivo de esta Carta Abierta es exponer, a su régimen y al mundo, las razones fundamentales por las que he decidido renunciar a mi labor como médico al servicio de un sistema inhumano que viola los más elementales derechos del ciudadano, que golpea hasta a niños, ancianos y mujeres embarazadas, y que usa la medicina con fines políticos, y a los médicos y enfermeras como mano de obra esclava.
Mi decisión viene madurando hace ya algún tiempo. Son demasiadas las injusticias, excesivas las mentiras y las justificaciones. Siempre culpando a otros de lo que es responsabilidad total de un cruel sistema que solo se preocupa por el ser humano, hipócritamente, en la medida en que es necesario para que éste se someta dócilmente a los dictados y caprichos del dictador de turno.
¿Por qué le escribo a Usted y no al Ministro de Salud Pública o a Miguel Díaz-Canel? Por una sencilla razón: se enfrenta al amo, se le habla al principal responsable vivo del sufrimiento de toda una nación.
Como millones de jóvenes cubanos fui adoctrinada y engañada, soy hija y nieta de personas también adoctrinadas y usadas por la tiranía que inició su hermano Fidel Castro.
Milité, por desgracia, en las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas, UJC. Fui presionada por su policía política para que, como médica, vigilara e influyera a opositores pacíficos que tan sólo buscan el respeto de los derechos humanos. Sus agentes me exigieron que debía colaborar con ellos y darles información de la salud y de todo cuanto supiera del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer García.
Dra. Nelva I. Ortega
Acercarme a la UNPACU y a su líder fue el peor error que cometieron. Si bien es cierto que tenía mis dudas, inconformidades e inquietudes, también es real que, como otros muchos profesionales, solo pensaba en mi carrera como médica y en ayudar a mi humilde y sacrificada familia. Para poder hacerlo esperaba salir de ¨misión¨ al extranjero. Es decir, salir como instrumento político y mano de obra esclava. Pero con la UNPACU conocí de dignidad, de derechos humanos, de democracia, de justicia, y de la verdadera y perversa esencia del régimen que Usted encabeza.
Por romper con el régimen, por unirme a la UNPACU y compartir mi vida con su líder, un hombre muy humano y valiente que verdaderamente ama a nuestra patria, la Dirección de Salud Púbica en el Municipio Santiago de Cuba ha tomado en mi contra injustas medidas y sanciones. Mi familia ha sido presionada por su policía política para que, a su vez, me presionen y así vuelva al “redil”.
Ahora bien, la gota que colmó la copa cayó el pasado 11 de febrero cuando decenas de agentes del Ministerio del Interior, en su mayoría fuerzas de asalto, irrumpieron en 8 hogares de miembros de la UNPACU con tal violencia que, si no lo hubiese vivido, no lo hubiera creído. Golpearon a muchos. Golpearon a mi abuela, una anciana postrada, y me golpearon a mí con cinco meses de gestación. Nos robaron y rompieron todo. Hasta los alimentos y las medicinas, con que curamos enfermos, se las robaron sus agentes. También me despojaron de mis medios de trabajo. Todas estas graves acciones y otras similares en días posteriores, en venganza porque hicimos campaña pacífica y legal por el ¨NO¨ a su Constitución estalinista para el falso referendo del día 24 de febrero.
Durante 15 días sus fuerzas represivas cercaron totalmente nuestro hogar y no me dejaban salir a trabajar. Las pocas veces que pude salir a hacer gestiones personales fui víctima de violencia y humillaciones por sus agresivos agentes. Aún hoy continúa el cerco, y todas las noches nos apedrean nuestro hogar.  En fin, ¡he vivido y visto tanta crueldad y sin sentido…! Pensé que esto sólo podría ocurrir en regímenes como el de Adolfo Hitler y Benito Mussolini.
Renuncio a continuar trabajando para el Ministerio de Salud Pública de su régimen tiránico, no me usaran más, en lo más mínimo, pero nunca dejaré de ejercer mi noble profesión. Continuaré atendiendo a los activistas golpeados, perseguidos y marginados, seguiré atendiendo a todo enfermo que solicite mis servicios. Seguiré denunciando las injusticias de su régimen contra médicos y pacientes. Continuaré sirviendo a mi pueblo y luchando por su libertad.
Estoy completamente curada del síndrome que más daño ha hecho a nuestro pueblo: el ¨síndrome de indefensión¨ y estaré ayudando a otros médicos y trabajadores de la Salud, a liberarse de tan dañina patología. Su dictadura caerá y los médicos podremos ejercer con dignidad y libertad nuestra sagrada profesión. Tendremos adecuadas condiciones de trabajo y salarios decorosos. Nadie nos usará como instrumentos políticos. El pueblo todo tendrá Salud de excelencia y no tendrá que pagarla con sumisión y miseria. Los cubanos viviremos en libertad y con prosperidad. Puede estar Usted seguro.
Dra. Nelva Ismarays Ortega Tamayo
Especialista en Medicina General Integral
Registro Profesional 186670      
Santiago de Cuba. 4 de marzo de 2019

sábado, febrero 16, 2019

Cuando votaba o no en Cuba.


Cuando votaba o no en Cuba.
El próximo 24 de febrero los cubanos residentes en la isla y aquellos que trabajan en las sedes diplomáticas cubanas han sido convocados a un referendo para aprobar o no la nueva Constitución que regirá, para los tiempos venideros. Los destinos  de una Nación bajo una prolongada dictadura desde hace 60 años serán reprogramados.
No es la primera vez que se vota en Cuba por una Constitución que es imagen y semejanza de la tiranía que usurpa el poder y niega el derecho; todo esto en un país donde la justicia ha sido despreciada.
La fuerte y bien organizada oposición interna en Cuba, a pesar de las desplantes represivos del régimen, ha desarrollado y aun desarrolla actividades tendientes a movilizar a un electorado poco optimista de votantes para que se pronuncien en las urnas, ya sea con un voto negativo (#YoVotoNo) o para boicotear la asistencia a los centros de votación (#YoNoVoto). Las argumentaciones de uno y otro lado sobre el tema, hacen prosperar las intensas pasiones de unos  y no pocos desatinos políticos de otros.   
Hasta ahora he obviado pronunciarme. En primer término porque ambas convocatorias están dirigidas a los cubanos radicados en la isla que son participes y protagonistas, en tanto que, los que formamos parte del exilio político no tenemos derechos ni oportunidades para votar. Mejor así.
También resulta improcedente que, siendo parte del exilio y  subsistiendo alejado del escenario principal que es Cuba; nos asista la dedicación inoportuna de dar lecciones de civismo y compromiso político a los que viven y padecen en Cuba.
Hace algún tiempo en ocasión de las elecciones en los EEUU, escribí un artículo sobre el derecho que me asiste como ciudadano de este país para votar. Aproveche la ocasión para explicar las experiencias que sobre el voto en Cuba, fui parte y opositor activo en un contexto que supera la memoria (Gonzalez, 2012). Entonces escribí lo siguiente:
Mis primeras experiencias votando en una dictadura.    
Mi primera experiencia en el voto fue por el año de 1965 en el Preuniversitario donde cursaba el grado 10°. Había que elegir al Presidente de la Asociación de estudiantes y vinieron los del grado 12° a influir sobre los mayoritarios alumnos de mi curso, para que votáramos por el candidato de su curso. Fue así que votamos contra el candidato del grado 11°, quién además era comunista. El resultado fue que el elegido fue el alumno de grado 12°; el recién estrenado Presidente, también era “ñangara” pero tapado como muchos por aquellos tiempos. Cuando finalizó el curso, fue el encargado de arrear a sus compañeros recién graduados para el Servicio Militar Obligatorio mientras él se ponía a buen resguardo. Desafortunada experiencia, muestra de lo que vendría en años sucesivos.
Después aparecieron  las elecciones a mano alzada,  bajo la tutela y control de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Para que no hubiera dudas de tal control, la muy conocida y otrora prestigiosa Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) se unió descaradamente con la Unión de Jóvenes Comunistas para formar una sola organización denominada: UJC-FEU. Los que no pertenecían a los  Jóvenes comunistas, que eran la mayoría, no tenían representación alguna. En realidad nunca la tuvieron, aun cuando a pedido de la mayoría de los estudiantes fueron separadas ambas organizaciones de aquel maridaje escandaloso. El divorcio se produjo para que esta organización de estudiantes pudiera presentarse sin tan desfavorables lazos ideológicos ante las organizaciones estudiantiles internacionales. El férreo control de la Juventud comunista (UJC) y del Partido Comunista (PCC) estaba allí como para recordar que las reglas del juego las establecían ellos.
El referendo para aprobar la Primera Constitución Socialista (1976).
En el año de 1976 se produjo la votación para aprobar la nueva Constitución Socialista. Los cubanos habíamos vivido desde el 1959 sin Constitución y sin derechos; ya estábamos acostumbrados a esto. Sin embargo una nueva y bien redactada Constitución Socialista estaba disponible como nuevo instrumento jurídico que completaba la estructura de dominación de la dictadura. Teníamos que aprobarla mediante el voto directo y secreto. Era una manera de legitimar la nueva democracia socialista y la genuina participación del pueblo como protagonistas de su destino. Esta era la parafernalia comunista que repetían hasta el cansancio los medios de difusión, ya apropiados y vigilados.
Fui a votar. Inmediatamente en la tarde de ese mismo día en el vecindario donde residía por aquellos tiempos; el comentario era sobre los dos votos en contra de la recién presentada Carta Magna que se habían depositado en el cercano colegio electoral. Estuve preocupado varios días. Una semana después se dio a conocer los resultados donde la mayoría del pueblo había dado el Sí a la Constitución Socialista. Fue aprobada y aún está vigente; nos  endosaron una Constitución Socialista más de una década después de que el dictador proclamará públicamente el carácter socialista de la Revolución. Es y sigue siendo el instrumento jurídico por excelencia en el dominio de todo un pueblo por una tiranía que pisotea el derecho. Apenas 92 mil personas votaron en contra de la Constitución Socialista, yo fui uno de ellos, y como es de suponer fui uno de los dos votos negativos en el colegio electoral donde sufragué. De manera que está despejada la incógnita.
Votando en Cuba en los noventas.
Involucrado en el movimiento opositor en Cuba desde el 1989, creí compatible con mis principios, que un opositor o disidente (ambas palabras generan no pocas controversias), No debía participar en ningún acto electoral. ¿Cómo hablarle al resto de la población del carácter represivo del régimen y su permanencia en el poder de forma ilegítima, si usted participa en el ejercicio electoral establecido por ese régimen? ¿Cómo puede usted hacer llamados a boicotear las elecciones del régimen, si usted siendo un disidente va a votar?
Siendo opositor nunca participé en ninguna votación en Cuba. Esto me acareó no pocos problemas: consejos de los familiares, amistades que aparecen de improviso con encomiendas; el manido argumento de “no te busques problemas” o la recomendación de “es mejor dejar la  boleta en blanco así no te señalas”. ¡Miedo y fariseísmo! A pesar de los consejos y pedidos, a pesar de los Pioneros tocando a la puerta y las visitas del encargado de las Brigadas de Respuesta Rápida, nunca participé en una votación cuando ya había definido mi perspectiva como opositor.
Recuerdo en la última votación, en los noventas, que fui a la casa sede donde radicaba tres organizaciones opositoras días después de la votación y cuando exprese que yo no había votado a pesar de las presiones, los opositores allí presentes se mostraron asombrados y mostraron dejadez en opinar sobre el asunto. ¡Ellos si habían asistido a la votación!
Una de las experiencias más amargas fue poder conocer que muchos disidentes u opositores en Cuba, participaban en los actos electorales organizados por el mismo régimen que decían combatir. Esto para mí fue y sigue siendo honradamente inaceptable. Sobre todo si usted ha hecho una opción preferencial por la oposición abierta al régimen.
En este Exilio también de agonía, veo con preocupación que la  fe puesta en la libertad se hace ilusoria y el entusiasmo por ella decae. El Exilio ha asumido el desorden de nuestras esperanzas. Todo esto no nos permite minimizar y excluir la dedicación constante y la intrepidez de muchos en Cuba, que día a día, participan en una lucha tenaz y desigual contra la tiranía que consume toda una nación.
No me dedico a recomendaciones festinadas y tardías. Si se ha convocado para una votación que decide la adopción de una Constitución que definirá en lo futuro la política totalitaria, usurpadora, violadora del derecho y engendro del mal; que ha consumido las reservas morales y espirituales de la Nación en sí; entonces, hay que asumir que es una realidad que nos provoca. Si usted lo cree correcto vaya a votar y vote por el NO. Puede que usted sea un ciudadano más preocupado por su país pero también bajo fuertes presiones en su entorno social y familiar, entonces marque NO o invalide la tarjeta de votación. Si es usted un  decidido opositor al régimen y sus derechos han sido violados de manera sistemática o es objeto de represión policial, pues No vaya a votar. Esto último es un claro mensaje al régimen que usted no es parte de su farsa electorera.
Créanme, en ambos casos usted podrá caminar  tranquilo con su conciencia... a su tiempo, van a ver que tu justicia resplandecerá como la luz y tu derecho como el mediodía.
Aceptemos las contingencias de la lucha. Ahora se trata de rechazar de una forma u otra la ley fundamental de un país como el nuestro que, viviendo bajo una dictadura, resulta un despropósito.
©2019

miércoles, febrero 13, 2019

La opinión resuelta de un médico cubano sobre la próxima elección en Cuba.



El 24 de febrero del presente año los cubanos han sido convocados por la dictadura Castro comunista para votar en un referendo para aprobar una “nueva “constitución. Este médico, como muchos cubanos da su opinión.



lunes, febrero 11, 2019

Difícil situación de una paciente en Cuba con Candidiasis cutánea que no tiene tratamiento por escases de medicamentos específicos.



Este es el caso de un apaciente femenina de le fue diagnosticada una candidiasis cutánea para la cual se le indico una formulación que no se le dio a la paciente porque no hay las sustancias de la formulación y la lesión progresa. En la candidiasis cutánea, la piel está infectada con hongos cándida. Este tipo de infección es bastante común. Puede comprometer casi cualquier piel en el cuerpo, pero casi siempre se produce en áreas cálidas, húmedas y con pliegues como las axilas y la ingle. El hongo que más frecuentemente causa candidiasis cutánea es Cándida albicans. Se puede hacer uso de ungüentos o cremas antimicóticas .La candidiasis cutánea a menudo desaparece con tratamiento, especialmente si la causa subyacente se corrige. A continuación la carta enviado por la paciente a los servicios de la farmacia local.
A: Dirección municipal de Farmox (farmacias y ópticas).
De: Bárbara Reina Nogales, con carnet de identidad: 69061418731, vecina de calle 17 # 38 entre sexta y Clodomira, Reparto Santisteban., Holguín, Cuba.
Mediante esta misiva acudo a ustedes para plantear mi caso porque estoy desesperada, estoy enferma y a merced de que en el Dispensarial me hagan el medicamento que no tienen con qué fabricar. Les explico con más detalles la horrible situación por la que estoy pasando. Hace alrededor de 15 días me apareció en mi región torácica (en el pecho entre los dos senos) una lesión muy fea, roja que me arde me duele y además tiene muy mal olor.  Por eso es que estoy más desesperada. De inmediato fui a atenderme con un especialista en dermatología. El mismo me diagnostico que era una candidiasis de los pliegues. Esto es un hongo que se aprovecha de las regiones húmedas del cuerpo y más en personas que padecen de diabetes. Sin un tratamiento rápido y certero esta lesión se puede complicar y más en el lugar donde la tengo.
Candidiasis cutánea de intertrigo húmedo tórax
 (entre ambos senos) 
Me pusieron un tratamiento muy bueno, sí, con cremas y antihistamínicos. Lo peor de todo es que el medicamento principal contra el hongo es la loción de borato que, es el primero que tengo que usar para después usar las cremas y este medicamento se manda a hacer en el Farmox o más conocido como el “Dispensarial”, único de su tipo en la ciudad de Holguín.  Cuando me presenté al dispensarial, cito en calle Maceo esquina Aricochea, centro ciudad, me dice la dependienta que no están haciendo ese medicamento porque no hay materia prima, que no hay agua ni nada.  Con esas mismas palabras me respondió.
Farmox, Holguín, Cuba. 
Además, me dijo que ella no tenía la culpa, que las trabajadoras de esa institución estaban cansadas de llamar y de pedir explicaciones a los almacenes encargados de proveerlos de materia prima y que ellos no dan respuesta alguna. Que a ellas les da pena con los cientos y cientos de pacientes que están esperando por sus medicamentos. La mencionada dependiente me dijo que mi caso no es el único que hay hasta niños esperando. Y que esta farmacia hace más de un mes que no trabaja por falta de materia prima… según ellos… y no me quiso dar su nombre .Solo me dio un número de teléfono para que llamara dentro de siete días a ver si habían empezado ya a hacer los medicamentos.  Para más desdicha me he cansado de llamar para saber si existen los materiales para hacer el medicamento y nadie contesta al teléfono. Este es el número de la unidad: 24424382.
Hago este llamado a la institución que provee de materia prima a esta unidad para que esta situación se resuelva ya que de esto depende la salud de muchas personas y hasta niños sufriendo dolencias y esperando por su tratamiento.
Ante estas circunstancias solo me queda decir: que Dios nos ampare.
Holguín 28 de enero de 2019
Fuente: Recibido por correo electrónico de: Defensoría del Pueblo/CID.

sábado, enero 26, 2019

Condiciones deplorables en el servicio de urgencias del Hospital Provincial de Pinar del Rio, Cuba.


¿Dónde están el confort y las buenas atenciones?
Por: Dagoberto Martínez.*
La Salud Pública es uno de los organismos priorizados por el sistema totalitario en el país, según se afirma a través de los medios de información; pero la realidad demuestra que ni siquiera estando entre los favorecidos funciona bien.
Esta afirmación tiene como ejemplo el Hospital Provincial “Abel Santamaría”, ubicado en la occidental provincia de Pinar del Río, al cual se le pueden señalar serios problemas en algunas de sus instalaciones, como es el caso de la Sala de Observación, que de hecho es una de las más importantes del centro hospitalario, por el constante movimiento de pacientes.
Allí se reciben todas aquellas personas con diferentes dolencias, patologías y traumas en el transcurso del día y la noche, su estadía depende de la rapidez y calidad con que realicen su trabajo los especialistas que se encuentren de guardia, además de las condiciones higiénicas organizativas que deben existir en este tipo de centro hospitalario.
Pero la realidad que hay en esta Sala permite decir que es la que peores condiciones posee en todo el hospital. Se pueden ver pacientes en camas y camillas sin sábanas; las camillas con pacientes obstruyendo las vías de acceso, los acompañantes sentados en el piso por no tener donde estar al lado de sus enfermos.
En una visita que hice al lugar, pude constatar que se originaron muchos comentarios sobre la situación real de la sala, por parte de los acompañantes e incluso de algunos enfermos que decidieron aparentar mejoría, para poder retirarse a sus viviendas, donde pensaron estarían mejor atendidos que en ese lugar.
Lo más lamentable de todo esto es que la Jefa de esta Sala tenía a su disposición un estante con algunas sábanas limpias, y según ella, estaban destinadas para aquellos casos más críticos que se podían presentar en el resto de la noche.
Nos encontramos hablando de uno de los temas más importantes y humanos que debe tener cualquier país, en nuestro caso, que tantos médicos y hospitales se han exportado a otras latitudes del mundo, es increíble ver situaciones como esta, en un centro hospitalario.
Nuestro pueblo se merece que al menos la salud pública, y los servicios que se presten en este tipo de centro sean de excelencia, donde el confort y las buenas atenciones colmen a los pacientes y acompañantes por el espacio de tiempo que puedan permanecer en cualquier sitio asistencial de salud.
Para preparar y equipar a los centros de salud no existen los recursos materiales y humanos necesarios, pero solo habría que mirar para hacer una comparación con los centros que atienden extranjeros, que tienen incluso un gran parque de ambulancias nuevas en muy buen estado de conservación. Claro a esos pacientes de otras naciones se les cobra en divisas, y se les da atención personalizada, buena alimentación, aire acondicionado en todas las habitaciones y un trato con la más alta calidad. Pero el cubano de a pie no tiene derecho a ser atendido de la misma manera.
Mientras tanto nuestros enfermos continuarán apilonados en pasillos y recibidores de los centros hospitalarios dedicados a los nacionales, esperando que la máxima dirección del Partido y el Gobierno recuerden todo lo que le han prometido a la sociedad.
Pinar del Río, 18 de enero de 2019
*Periodista independiente. La Coloma, Pinar del Rio.Red Cubana de comunicadores independiente. E-Mail: mbeatrizrcabello@gmail.com, comuni.red.comunitaria@gmail.com

viernes, enero 11, 2019

Affirming that the Government of Cuba’s foreign medical missions constitute human trafficking.


It is important that we have a text like this that provides relevant information about Cuban medical missions, the role of countries that collaborate with the Castro-communist dictatorship in the exploitation of Cuban doctors and human trafficking. It is also necessary, according to the promoters of the resolution, to reactivate the Program Cuban Medical Professionals Parole. At the end the information is completed with an article that is the "official" response of the communist Castro regime to this resolution.
DAV19034 S.L.C.
116TH CONGRESS 1ST SESSION S. RES. ll
Affirming that the Government of Cuba’s foreign medical missions constitute human trafficking.
IN THE SENATE OF THE UNITED STATES
llllllllll Mr. MENENDEZ (for himself and Mr. RUBIO) submitted the following resolution; which was referred to the Committee on llllllllll
RESOLUTION Affirming that the Government of Cuba’s foreign medical missions constitute human trafficking.
Whereas, in 2015, the Government of Cuba maintained more than 50,000 Cuban doctors and medical personnel in foreign medical missions in 67 countries under conditions that represent forced labor;
 Whereas the Department of States’ 2018 Trafficking in Persons (TIP) report noted that Cuban authorities coerced some participants to remain in the foreign medical missions, including by—
(1) ‘‘withholding their passports [and] restricting their movement’’;
(2) ‘‘using ‘minders’ to monitor participants outside of work’’;
(3) ‘‘threatening to revoke their medical licenses’’;                               
 (4) ‘‘retaliat[ing] against their family members in Cuba if participants leave the program’’; or
 (5) ‘‘impos[ing] exile if participants didn’t return to Cuba as directed by government supervisors’’;
Whereas, between 2013 and 2018, more than 20,000 Cuban medical professionals served in Brazil and had their salaries garnished, movement restricted, and family visits limited by the Government of Cuba;
Whereas investigative reporting by the digital platform Diario de Cuba, through an access to information request, revealed that Brazilian diplomatic cables detailed the terms of the Government of Cuba’s medical missions to Brazil;
Whereas, in early 2012, the Government of Cuba proposed to the Government of Brazil the establishment of a program to send Cuban doctors to geographic regions of Brazil that had an insufficient number of medical personnel;
Whereas, during subsequent negotiations, the administration of former Brazilian President Dilma Rousseff proposed an agreement between the two governments to be implemented through coordination with the Pan American Health Organization (PAHO) in order to avoid oversight by the National Congress of Brazil;
Whereas the Government of Cuba stated that implementing the agreement through the United States headquarters of the Pan American Health Organization would present risks for potential violations of United States sanctions;
Whereas, in July 2013, the Government of Cuba, acting through the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (Comercializadora de Servicios Medıcos Cubanos, Sociedad Anonima, or CMS, signed an agreement with the Brazilian Ministry of Health to formalize a commercial arrangement for Cuban doctors to provide medical services in Brazil;
Whereas the agreement between the Government of Cuba and the Government of Brazil established—
(1) that the administration of former Brazilian President Dilma Rousseff would pay the Pan American Health Organization a monthly fee, which would then pay the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS) for the medical services provided by each Cuban doctor serving in Brazil;
 (2) that the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS) would pay each Cuban doctor approximately 25 percent of the monthly payment received from the Pan American Health Organization;
(3) that the Government of Cuba, acting through the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS), would retain approximately 75 percent of the monthly payment received from the Pan American Health Organization; and
 (4) restrictions preventing participating Cuban doctors from seeking employment in Brazil outside of the formal structure of the program; Whereas, in July 2013, the Government of Brazil announced the creation of the Mais Medıcos program, which included the participation of Cuban doctors and doctors of other nationalities;
 Whereas the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS) commenced contracting Cuban doctors for the Mais Medıcos program, and the first Cuban medical professionals arrived in Brazil in August 2013;
 Whereas Cuban doctors were the only medical professionals participating in the Mais Medıcos  program to have their salaries directly garnished by their government, and doctors of other nationalities serving in Brazil received the full amount of their salary;
 Whereas Cuban doctors participating in the Mais Medıcos program faced severe limitations on their ability to travel inside Brazil and a prohibition on travel to neighboring countries;
Whereas Cuban doctors participating in the Mais Medicos program were prohibited from having their families accompany them while stationed in Brazil;
Whereas the Cuban doctors frequently had their passports taken by Government of Cuba officials present in Brazil in order to limit their ability to travel;
Whereas the Department of State’s 2018 Trafficking in Persons (TIP) report documented how the Government of Cuba also confiscated Cuban doctors’ passports in other countries, and stated that ‘‘the Cuban government acknowledges that it withholds passports of overseas medical personnel in Venezuela’’;
Whereas the Pan American Health Organization’s external auditor, the Spanish Court of Audit—
(1) stated in its January 2018 report that 198 Cuban doctors have presented 159 legal challenges in the Brazilian court system since the start of the program in July 2013 demanding extra free time in their contracts and equal working conditions as doctors of other nationalities participating in the Mais Medıcos program; and
(2) stated in its April 2014 report, in recognition of the legal risks associated with the Mais Medıcos program, that it would be ‘‘prudent that PAHO set a contingency plan to face possible negative statements of [the] lawsuits’’;
Whereas the Government of Cuba has stated that Cuban doctors unwilling to return to the country after their participation in foreign medical missions will not be permitted to return to their homeland for eight years;
Whereas the Government of Cuba directly profits from exporting the services of Cuban professionals, having earned more than $8,000,000,000 from their work in 2016, of which foreign medical missions represent the majority of the income; and
Whereas the term ‘‘severe forms of trafficking in persons’’ is defined under section 103(9)(B) of the Trafficking Victims Protection Act of 2000 (22 U.S.C. 7102(9)(B)) as ‘‘the recruitment, harboring, transportation, provision, or obtaining of a person for labor or services, through the use of force, fraud, or coercion for the purpose of subjection to involuntary servitude, peonage, debt bondage, or slavery’’: Now, therefore, be it
Resolved, That it is the sense of the Senate that—  
(1)    the Government of Cuba subjected Cuban doctors and medical professional participating in the  Mais Medıcos program to state-sponsored human  trafficking;
(2)   Cuban doctors participating in the Mais Medıcos program should have been permitted to  work under the same conditions as all other foreign doctors participating in the program;
(3)   the Government of Cuba should compensate Cuban doctors that participated in the Mais Medıcos  programs for the full amount of wages that were  garnished by the Government of Cuba;
(4)   foreign governments that sign agreements with the Government of Cuba or the for profit  Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS) or other companies affiliated with the Government of Cuba to procure the services of Cuban professionals  directly assume risks related to participation in  forced labor arrangements;
(5)   the Pan American Health Organization must immediately provide greater transparency  about its participation in the Mais Medıcos program and its agreement with the Government of Cuba and the for-profit Cuban Medical Services Trading Corporation (CMS);
(6)   the United States Department of State must downgrade Cuba to Tier  in its annual Trafficking in Persons (TIP) report, given new evidence on Cuba’s foreign medical missions and the Government of Cuba’s longstanding failure to criminalize  most forms of forced labor; and
(7)   the Department of State must reestablish the Cuban Medical Professionals Parole (CMPP)  program.

Informacion relacionada: