jueves, marzo 05, 2015

La realidad del Hospital Regional General Docente “Iván Portuondo” en San Antonio de los Baños, Cuba.

Peligro en el hospital
En la nueva provincia de Artemisa, existen en  estos momentos cuatro centros hospitalarios,  ubicados en los municipios de: Artemisa, Guanajay, San Cristóbal y San Antonio de los Baños respectivamente. Las personas que los frecuentan se quejan de la mala higiene que hay en ellos y de lo deprimente de sus instalaciones, a pesar que los medios oficialistas se encargan de dar una imagen perfecta del sistema de salud cubano, pero más allá de su incesante pregonar, la realidad se muestra bien distinta a lo difundido.  
Hospital Regional General Docente
"Ivan Portuondo"
             El Hospital Regional general Docente “Iván Portuondo”,** ubicado en el municipio de San Antonio de los Baños, es una viva muestra de la mala situación higiénico-sanitaria. No importa la sala especializada que usted visite.
En neonatología conversamos con una joven madre nombrada Erika, que llevaba varios días ingresada en ese recinto y se quejaba de lo malo que estaba el lugar. Comentó que se pasaban días sin limpiar lo que hacía que los baños estuvieran muy sucios; la basura no la botan y dijo además que a nivel de hospital no había conciencia de que eso era una sala de recién nacidos y que los bebés estaban expuestos a contraer cualquier bacteria u otra enfermedad por las malas condiciones existentes.
Dijo Erika que no quería ni referirse a la alimentación, porque no valía la pena, pero ella considera que debería haber más preocupación, de parte de las autoridades de Salud Pública por mejorar los hospitales.
No estamos en presencia de una casual negligencia administrativa, lo narrado por esta joven madre, es algo que puede encontrarse en cualquier hospital del país, destinado a atender al pueblo cubano, porque hay que diferenciar los que son para extranjeros.
Artemisa, 5 de marzo de 2015.
*Comunicadora, reside en Cuba. Red cubana de comunicadores comunitarios. Teléfono: 54217569

Hospital Regional General Docente "Ivan Portuondo"
Servicios sanitarios
Hospital Regional General Docente "Ivan Portuondo"
Disposicon de la comida de los pacientes

Hospital Regional General Docente. Ivan Portuondo"
Salas de hospitalizacion
** Hospital Regional General Docente " Iván Portuondo" .Dirección: Calle 76 No.4511 entre 45 y 47, San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba .Teléfono: (5347) 382892 SIUM: (5347) 383265







Los médicos cubanos, el juramento hipocrático y la promesa del médico. Textos de necesaria lectura.

En los años vividos en Revolución, hemos visto en más de una ocasión, actos conducidos por médicos cubanos que atentan contra la dignidad humana. Han sido y son casos aislados. La irrupción de la Revolución, los organismos represivos asociados con esta y el menoscabo de la autoridad de los médicos ha traído no pocos casos de conductas inhumanas que socaban el buen ejercicio de la práctica médica. Ha habido y hay un quebrantamiento de la ética profesional condicionada por una ideológica que satura toda la vida nacional y también el ejercicio de la profesión. Las conductas represivas, la ideológica totalitaria y el control total del estado en el quehacer del médico, hacen de este  un sujeto del desempeño de una dictadura que entorpece los rasgos más distintivos de una profesión que por encima de todo debe ser honorable.
En este y otros post incluiré textos que definen la conducta de los médicos cubanos y que por si se explican.
Nueva Versión del Juramento Hipocrático*
La ii Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, que se reunió en la ciudad de Ginebra del 8 al 11 de septiembre del corriente año (1948), considerando que los actos inhumanos perpetrados por algunos médicos durante estos últimos años implican un desconocimiento o un lamentable quebrantamiento de la ética profesional y que urge restablecer a éstas en toda su dignidad, aconsejó que los médicos presten, al recibir sus diplomas, un juramento hipocrático modernizado. Esta medida tiende a fijar en la mente de los médicos noveles los principios fundamentales que deben regir su conducta.
La versión moderna del juramento hipocrático adoptada, deberá ser denominada, de acuerdo a una decisión de la misma asamblea, Juramento de Hipócrates, fórmula de Ginebra.
Los textos oficiales fueron redactados en francés e inglés. Damos aquí una versión castellana de los mismos.

Manuscrito bizantino del siglo XI en el que
 está escrito el Juramento hipocrático en forma de cruz.
 Biblioteca Vaticana.
Juramento de Hipócrates
Fórmula de Ginebra
"En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad. Conservaré a mis maestros el respeto y el reconocimiento a que son acreedores. Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida de mi enfermo será la primera de mis preocupaciones. Respetaré el secreto de quien haya confiado en mí. Mantendré en toda la medida de mis medios, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica. Mis colegas serán mis hermanos. No permitiré que entre mi deber y mi enfermo vengan a interponerse consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, de partido o de clase. Tendré absoluto respeto por la vida humana, desde su concepción. Aún bajo amenazas no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad. Hago estas promesas solemnemente, libremente, por mi honor"  
LA PROMESA DEL MÉDICO **
Una de las resoluciones tomadas en la asamblea de la Asociación Médica Mundial, celebrada en Ginebra (Suiza), en septiembre de 1948, fue adoptar una declaración formal, con objeto de que fuera ratificada por el facultativo, en el momento de obtener el título profesional. Lamentablemente, en muchas Facultades de Medicina ha caído en desuso, o se ha convertido en mera fórmula, la antigua costumbre de pedir el Juramento de Hipócrates a los recién graduados; en consecuencia, y, por constituir ésta un factor de ética profesional, la Asociación Médica Mundial manifiesta que la restauración del Juramento de Hipócrates, o bien su substitución por otra promesa más apropiada a los tiempos actuales, contribuiría a inculcar en el médico novel, los principios fundamentales de la ética profesional. Al respecto, la declaración propuesta por la Asociación Médica Mundial -que copiamos a continuación -ha sido aceptada por "L Ordre des Médicins de France", la "Canadian Medical Asociation", y diversas Escuelas de Medicina y organizaciones médicas de todo el mundo. La declaración es conocida actualmente como "La Declaración de Ginebra", "El Juramento del médico", y "La Consagración del Médico a su Profesión"; empero, hasta la fecha no se ha decidido todavía la denominación oficial que deberá ostentar. He aquí el texto de la declaración:  
·         Prometo solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad;
·         Otorgar a mis maestros el respeto y la gratitud que merecen;
·         Ejercer mi profesión dignamente y a conciencia;
·         Velar solícitamente, y ante todo, por la salud de mi paciente;
·         Guardar y respetar el secreto profesional;
·         Mantener incólume, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica;
·         Considerar como hermanos a mis colegas;
·         Hacer caso omiso de credos políticos y religiosos, nacionalidades, razas, rangos sociales y económicos, evitando que se interpongan entre mis servicios profesionales y mi paciente;
·         Mantener sumo respeto por la vida humana, desde el momento mismo de la concepción; y no utilizar -ni incluso por amenaza- mis conocimientos médicos para contravenir las leyes de la humanidad.
·         Solemne y espontáneamente, bajo mi palabra de honor, prometo cumplir lo antedicho.
*Copia sin referencia bibliográfica en Archivo de la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública.
** Conferencia sin referencia bibliográfica en Archivos de la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública.

Nueva Versión del Juramento Hipocrático. ii Asamblea General de la Asociación Médica Mundial. Ginebra del 8 al 11 de septiembre del1948, copia sin referencia bibliográfica en Archivo de la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública. La Habana, Cuba. Consultado: 3/5/2015. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/his/cua_87/cua1287.htm

miércoles, marzo 04, 2015

Pakistani-Cuban Doctors Association: Appeal to get the issues of Cuban graduated doctors.

Pakistani-Cuban Doctors Association: Appeal to get the issues of Cuban graduated doctors.
We the physicians of Pakistani descent, graduated from Latin American Medical (ELAM) School of Cuba, under project administered by Higher Education Commission (HEC) of Pakistan under the Scholarship program offered by Republic of Cuba in 2007, out of our conviction for our profession and motherland, collectively we all can: upgrade medical care, uphold ethical and moral values, engage in social and professional activities, support educational & intellectual pursuits.
Friday, 12 December 2014
Appeal to get the issues of Cuban graduated doctors
To, Honorable Senators,  Senate of Pakistan.
Subject:  Appeal to get the issues of Cuban graduated doctors in your due notice.
It is very appreciative to find your foreseeing step related to the Pakistan Medical & Dental Council (PM&DC), in the benefit of medical graduates from institutes within Pakistan as well as the foreign medical graduates. We are very confident to your diplomatic and concrete decision powers and believe that you will bring a positive solution in this matter benefitting both the doctors and our country by providing them with a strong and justified medical council.
I avail this brief to your honor for the reason that I on behalf of Cuban graduated doctors intend to let our issues in to your kind notice regarding the degree recognition by PM&DC. These 1000 alumni from Cuba were selected and sent on HEC scholarships as per the policies and regulations of the said organization on merit basis from all over of Pakistan in the year 2007-08. As Cuban Medical Sciences has its own fame on the globe due to unique teaching system, methodology of practicing preventive medicine, planning for eradicating many of severe infectious diseases, advancement in biotechnology and vaccination, its free state-wide distribution of medical services, and the diagnosis, prevention and treatment of Oncology. The health indicators of Cuba are quite satisfying as compared to most of the other states. The institutes of medical sciences of Cuba are recognized by World Health Organization (WHO) and Pan American Medical Organization. Furthermore, our titles from the respective medical institutes are also recognized by the former said international organizations and also by many members of European Union and several Latin American Countries.
Accordingly we are facing with many obstacles in the way of practicing Cuban medical learning in our homeland, which are as follows:
·           NEB test conducted by PM&DC for issuing RMP License
·           The availability of service as signed in the deed of agreement with HEC
We request and demand to exempt the NEB Test by PM&DC for us (the 1000 Cuban Graduated Doctors) and an issuance of RMP License.
We also wish to suggest the following:
"If in case of the NEB Test conducted by PM&DC cannot be exempted (which is a possible condition in itself), then a brief proficiency exam must be arranged to test of our medical knowledge and a certain time period to observe our capabilities and issue us a Registered Medical Practitioner license as soon as possible".
We are ready to be utilized for the betterment of health system of our land and bring in use those Cuban & other modern methods followed these days in the advanced health systems.
It is not the first try to acknowledge the issue to authorities, since the course of our stay in Cuba; we have always tried to communicate with the authorities of Cuba (Commandant in Chief His Excellency Mr. Fidel Castro (Former President of Cuba) and the Health Ministry) and Pakistan (Senate, HEC and PM&DC) on various occasions. Some of the names to mention are Chairman Senate, Syed Nayyer Hussain Bokhari, Sabir Ali Baloch (Deputy Chairman Senate of Pakistan) , Mr. Syed Mushaid Hussain, Madam Shireen Mazari,  all the members of Health Committee to Senate of Pakistan, Madam Nilofer Bakhtiar, and many others including journalists are aware of the case.
     Through this writing, I once again, place the request of these young doctors to consider the obstacles and ponder for a relief in this regard which will avoid a big brain drain of young professional who can be a healthy future for any piece of land they settle in. And, please highlight our issue as it is not just a matter of recognition and employment, but also a way to fulfill many expectations from these doctors of our people, their families and the bilateral relations between Pakistan & Cuba.
     We represent ourselves through an association named as Pakistani-Cuban Doctors Association (PCDA).
     I hope that you will give a positive response to our appeal and admire your kind efforts in this regard.
Thank You
Sincerely,

sábado, febrero 28, 2015

Servicio Médico Social adicional para médicos cubanos.

En los  últimos tiempos los temas relativos a los médicos cubanos  y las condiciones de trabajo de estos tanto en Cuba, como cuando sirven en el exterior en las llamadas misiones internacionalistas, se mencionan una y otra vez en los medios. Conviene ver estas informaciones sin mayor entusiasmo y analizando en qué contexto se dan y como se puede argumentar al respeto.
Por estos días aparece una y otra vez una nota sobre un contrato de trabajo que se le está presentando a los médicos cubanos, hasta ahora en La Habana, y sin que podamos saber si se ha hecho en el interior del país.  La información dice así:
Médicos de La Habana comenzaron a firmar un contrato por tiempo indeterminado mediante el cual pueden ser obligados a trabajar hasta cinco meses fuera de su puesto para paliar la falta de asistencia a los pacientes dentro de la isla y garantizar la atención durante contingencias.
Según el documento, "el trabajador (de la salud) podrá ser trasladado de puesto de trabajo, sin afectación salarial, para garantizar la sostenibilidad, vitalidad y accesibilidad a los servicios de salud, así como para evitar el daño que pueda producir a los pacientes la falta de asistencia médica y garantizar la atención ante contingencias. Por estas condicionantes, el traslado fuera de la entidad puede ser de hasta 120 días naturales en el año".[1]
Contrato de trabajo por tiempo indeterminado.
 Pág. 1. Haga Clic sobre la imagen para ampliar.
El asunto que nos ocupa no es nada nuevo. Siempre que el gobierno cubano por medio del Ministerio de Salud Pública ha visto que hay problemas en la “sostenibilidad’ de los servicios de salud, ha  creado los mecanismos administrativos para trasladar de manera permanente o temporal a los médicos donde sean estos más necesarios. Esto está ligado a la obligatoriedad o no del Servicio Social que todo graduado debe cumplir al término de su carrera de Medicina o Estomatología.
Con el establecimiento de un nuevo sistema económico –social en Cuba en el año 1959. El gobierno revolucionario implementa de inmediato  medidas tendientes a controlar todo el sistema de salud que estaba establecido en Cuba. Se crea un Ministerio de Salud Pública, que no era nada nuevo en el primer país que había creado esta rama de la organización de un estado moderno., solo que antes se denominaba como Ministerio de Salubridad. En agosto del 1959  son incorporados todos los hospitales de los municipios, de organismos autónomos o subvencionados por el Estado al Ministerio de Salubridad y Asistencia Hospitalaria y se crea una comisión técnica asesora para la organización de los hospitales. Aunque las clínicas privadas y mutualistas siguieron funcionando por algún tiempo, estas fueron objeto de intervenciones e incorporadas al sistema nacional de salud que se estaba creando.
En este contexto, el gobierno revolucionario controla el Colegio Médico Nacional y va instituyendo  la práctica de la medicina socializada. La radicalización de la revolución, el claro discurso socialista y las medidas implementadas para convertir la atención médica en una meta populista a corto plazo produjo cambios significativos; provocó entre otras cosas la salida al exterior de la mitad de los más de 6 mil médicos que ejercían en la Isla.
Aunque Cuba contaba con un sistema de salud bastante adecuado para los estándares de la época, si había una distribución de los recursos de salud muy inadecuada en relación a la distribución geográfica de estos. No hay duda, la mayoría de los recursos se concentraban en la capital y en las principales ciudades del país; el área rural, sobre todo en la región más oriental del país, estaba carente de servicios médicos básicos. La intención de hacer llegar estos servicios a amplias zonas rurales del país significaba mover hacia esas zonas médicos recién graduados por un periodo de tiempo.
Contrato de trabajo por tiempo indeterminado.
 Pág. 2. Haga Clic sobre la imagen para ampliar.
Fue así que se establece el Servicio Médico Social Rural por Ley No.723 del 22 de enero de 1960, a fin de llevar la atención medica hasta los lugares más apartados el país. No he encontrado en línea el texto completo de esta Ley y el tiempo de servicio que establecía. A los efectos prácticos los primeros grupos de  médicos que fueron a cumplir con el Servicio Médico Social Rural, permanecían 6 meses, no más, en las zonas rurales. La medida se hizo para garantizar la accesibilidad a los servicios. Fue una medida populista de utilidad social sin lugar a dudas, que buscaba aumentar los réditos de la revolución socialista que se estrenaba.
No sé cuándo y cómo se fue estableciendo un tiempo de prestación de servicios  más prolongado, porque en poco tiempo los médicos que tenían que cumplir con el Servicio Médico Social Rural, estaban hasta 2 años; por aquel entonces se le llamó: Servicio Médico Social. El tiempo aumentado sin duda se ajustaba al tiempo del Servicio Militar Obligatorio que se había instaurado en el país.
Como aumentaban los servicios hospitalarios y especializados en el interior del país, los graduados no eran parte de un Servicio Médico Rural; sino que bien podían hacer los años establecidos en un hospital provincial y regional de acuerdo a la intención del organismo rector, de garantizar la accesibilidad de los nuevos servicios especializados que se creaban. Ya no eran 6 meses…, sino 2 años.
En agosto de 1973 se promulga la Ley del Servicio Social para todos los graduados universitarios en Cuba y en el exterior. Precisamente ese año cursaba el año de internado de la carrera de Medicina; la ley no constituyó una sorpresa  para los graduados de Medicina y Estomatología. Con relación a los demás graduados universitarios, aun cuando no había una Ley de Servicio Social, tan pronto como se graduaban tenían que ponerse a disposición de los diferentes ministerios que controlaba el único empleador en Cuba: el estado-patrón.
Lo que sorprendió de la Ley  No. 1254 del Servicio Social es que ahora el tiempo para estar disponible el graduado,  donde la Revolución lo necesitara, sería de 3 años. Como ya el Ministerio de Salud Publica manejaba, diría que a su antojo, la Ley del Servicio Médico Social Rural (Ley No.723), este documento señalaba lo siguiente en sus disposiciones finales: Se faculta al Ministerio de Salud Pública para que dicte las disposiciones que fueren necesarias al efecto de ajustar la legislación vigente sobre los Servicios Médico Social y Social Dental, a la presente Ley.[2]
La Ley del Servicio Social siempre fue muy flexible, sobre todo en el tiempo, que era manejado al antojo de los dirigentes del sector de la  salud. La Ley tenia efecto a partir de enero del 1974 , fue por eso que el curso final del 72-73, se prolongó hasta finales de enero de 1974 para meternos a todos los graduados (72-73) en el nuevo periodo de servicio de 3 años.
Pero no siempre el Servicio Médico Social cumplía con las apremiantes necesidades de médicos en el interior,  incluso en los centros urbanos más grandes del interior del país. Como ya muchos médicos eran enviados a cumplir misiones internacionalistas y los servicios de salud se multiplicaban, había una clara disparidad entre las sostenibilidad del sistema de salud en la capital y las demás provincias. Es por esto que a finales de los 70’s y argumentado que si bien los médicos van a cumplir misiones internacionalistas sin protestar; pues se establecían  medidas administrativas para que los médicos disponibles  en la capital fueran a las otras provincias a cumplir misiones nacionalistas, y así se les denomino. No estoy seguro si esto se  instituyó mediante una Resolución Ministerial; lo cierto es que muchos médicos que habían cumplido su servicio social e incluso misiones internacionalistas fueron ubicados en provincias del interior del país, sobre todo en atención especializada al paciente.
¿Por cuanto tiempo eran esas misiones nacionalistas?, no sé. Lo interesante es que el Ministerio de Salud Pública garantizaba una seria de beneficios a esos médicos que no los tenían otros que ya estaban laborando en el interior del país en condiciones muy difíciles. Los médicos en misiones  nacionalistas, estaban por un tiempo determinando (¿?), si estaban pendiente de adquirir un auto  porque habían cumplido misión, pues se les daba lo antes posible, contaban con días de vacaciones cada mes para ir a ver a su familia (4-6 días) y al regresar a la capital podían pedir ubicación en el hospital o facilidad de salud de su escogencia.  
De manera que el tiempo de disponibilidad de los médicos cubanos ha sido de 6 meses a tres años de servicio donde la Revolución los necesite. Si ahora se les pide 120 días (5 meses) la intención es  mantener a flote el Sistema  Nacional de Salud que se ha visto afectado, sin lugar a dudas, por los miles de médicos que hay que enviar al exterior a cumplir los múltiples contratos de asistencia en otros países; también como consecuencia de  la salida definitiva,  ahora legal, de médicos graduados y el abandono de sus puestos de médicos que están cumpliendo misiones internacionalista y no regresan a Cuba.
Una broma siempre era frecuente entre los médicos cubanos. ¿Cómo se clasifican los médicos cubanos? En 4 categorías: A, B, C, D. La A: A Paris, A Madrid, A Japón. La B: Be (Ve) a Praga, Be a Moscú, Be a Bulgaria. La C: Ce (Sé)  estudioso, responsable, revolucionario..., y por último la D: De Pinarito de Cambute a Puriales de Caujeri, De Caujeri a Guaracabuya, De Guaracabuya a Remanganagua……,
¿El tiempo?, pues este no importaba , al menos para los dirigentes del MINSAP (Ministerio de Salud Pública) esos tenían todo resuelto donde llegaran; para los demás, los médicos que debían cumplir con los términos de la Ley, sí que contaban cada día que pasaban lejos de la familia y viviendo en condiciones paupérrimas , soportando todo tipo de vejámenes … y callando.
27.02.2015©



[1] Ariel Reyes. Nuevo contrato pone presión sobre médicos cubanos (en línea), feb. 11, 2015. Consultado 2/27/2015. Disponible en: http://www.martinoticias.com/content/nuevo-contrato-pone-presion-sobre-medicos-cubanos/86480.html
[2] SERVICIO SOCIAL LEY No. 1254 (en línea) .Osvaldo Dorticos Torrrado, Fidel Castro Ruz, Primer Ministro, José Ramón Fernández Álvarez, Ministro de Educación. Palacio de la Revolución, en La Habana, a dos de agosto de 1973.Consultada 2/27/2015. Disponible en: http://www.dcubanos.com/archivospdf/Ley%20Servicio%20Social.pdf

martes, febrero 10, 2015

Los médicos cubanos en el exterior habrían sido inhabilitados para ejercer dentro de la Isla.

Aparece en el sitio web de temas cubanos, Cubanet, un artículo que aborda el tema de los médicos cubanos que se establecen en el exterior, ya sea porque dejaron las misiones en las que participaban o que recibieron un permiso de salida y por alguna razón regresan a la isla. Lo cierto es que sus títulos son inhabilitados. El periodista independiente hace un excelente trabajo de investigación y nos ofrece un artículo muy convincente. Siempre he considerado que los médicos cubanos en el exterior cualquiera que sea su condición y formas por las cuales salieron de Cuba son considerados por el régimen como desertores, y a estos los trata como traidores. Hace algún tiempo en este Blog escribimos un artículo sobre el tema con el título: Médicos repugnantes y dañinos a la Revolución, que usted puede encontrar en la red. A continuación incluimos el artículo de Quiñones Haces por su valor testimonial:
Cuba destierra a sus médicos.
En estos días una comisión de la Dirección Provincial de Salud en Guantánamo, por indicaciones del Ministerio del sector, está visitando los hogares donde residen familiares de los médicos que han optado por establecerse en el extranjero para comunicarles mediante un documento fotocopiado, sin cuño oficial y firmado por Benavides Enrique Pupo Durán, Presidente de la Comisión Provincial, que se ha decidido solicitar su inhabilitación para que no puedan ejercer la medicina en Cuba. Las fuentes consultadas permanecen en el anonimato.
Obviamente dicha determinación no afectará a los galenos y demás profesionales de la salud que han logrado revalidar sus títulos y están ejerciendo su profesión en otros países, pero indudablemente perjudicará a quienes no lo han hecho aún y necesiten solicitar documentos a las autoridades cubanas para poder ejercer en el extranjero. También perjudicará a quienes han salido para trabajar y desean regresar antes de los dos años con una suma de dinero que aquí no lograrán obtener ni en 20 años de trabajo.
¿Por qué es ilegal esta decisión?
La lógica indica que si un gobierno proclama una Constitución, se erija en su principal guardián y que su poder ejecutivo sea el que más la respete. Pero esa lógica funciona en los países normales, no en Cuba.
Este proceder es, ante todo, una violación del artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que expresa que toda persona tiene el derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y regresar a él. Al ejecutar esta acción en contra de los médicos y otros profesionales de la medicina que han decidido radicarse en otro país, se realiza una acción arbitraria que perjudica a dichas personas por el mero hecho de ejercitar un derecho, reconocido universalmente.
Notificacion  (Foto del autor) 
Es ilegal, además, porque las disposiciones que se alegan para justificar este proceder, la Resolución No.43 y la Indicación 2, ambas del Ministerio del Trabajo y referidas a las relaciones laborales aplicables a los trabajadores que solicitan viajar al exterior por asuntos particulares-según afirma el mencionado documento-, están siendo aplicadas a los galenos que optaron por radicarse en otro país al regreso del cumplimiento de misiones de trabajo o al abandonarlas, casos que, obviamente, no guardan relación con las mencionadas normas.
Y también es ilegal porque las disposiciones señaladas, así como la Resolución No. 282, también mencionada por el documento pero sin especificar el ministerio que la dictó, no pueden aplicarse de forma retroactiva como ha ocurrido en el caso conocido por este periodista, correspondiente a un médico que al regreso de su misión de trabajo en el 2006 optó por quedarse en el extranjero y cuya identidad no ofrecemos por petición expresa de su familia.
Cuando ese médico tomó tal decisión las mencionadas disposiciones no existían, sin embargo ahora se las aplican con carácter retroactivo, algo que prohíbe el artículo 61 de la Constitución de la República.
En Cuba sólo las leyes penales tienen carácter retroactivo y eso ocurre cuando su aplicación sea favorable a los encausados o sancionados. Fuera de este caso la aplicación retroactiva de normas civiles, laborales o administrativas, como son las mencionadas anteriormente, son inconstitucionales.
No hay peor ciego que el que no quiere ver
Se trata de otro intento arbitrario, uno más, para tratar de impedir el éxodo masivo de los profesionales de la salud. Si el gobierno cubano quisiera eliminar este problema trabajaría directamente y con inmediatez sobre las causas que provocan tal estampida de galenos y que no es privativa de dicho sector porque abarca a todos los grupos etarios y esferas de nuestra sociedad.
Si el gobierno deseara realmente solucionar este problema y otros que azotan al pueblo, debería abandonar su estéril manía de tratar de resolverlo todo con imposiciones y estar atento a los reclamos de los cubanos. Debería analizar con seriedad por qué tantos compatriotas optan por irse y por qué tal estampida de profesionales de la salud no ocurre en otros países.
Pero el gobierno cubano actúa como los tres monos sabios: no quiere escuchar lo que realmente quiere el pueblo, no quiere ver sus sufrimientos ni la apatía que corroe hasta a los militantes del partido y no quiere decir la verdad de por qué suceden estas barbaridades en la Isla.
* Es Licenciado en Derecho. En 1999 fue sancionado de forma injusta e ilegal a ocho años de privación de libertad y desde entonces se le prohíbe ejercer como abogado. Ha publicado los poemarios “La fuga del ciervo”, “Escrito desde la cárcel”, “Los apriscos del alba”  y “El agua de la vida”. Obtuvo el Gran Premio Vitral de Poesía en el 2001 con su libro “Escrito desde la cárcel” así como Mención y Reconocimiento Especial del Jurado del Concurso Internacional Nósside de Poesía en 2006 y 2008 respectivamente. Poemas suyos aparecen en la Antología de la UNEAC de 1994, en la Antología del Concurso Nósside del 2006 y en la selección de décimas “Esta cárcel de aire puro”, realizada por Waldo González en el 2009.
Información relacionada:

jueves, febrero 05, 2015

Un médico especialista en Cuba, cambia un diagnóstico, se niega a hacer una indicación de investigación y a enviar a Peritaje Medico a un paciente; solo “porque su hijo es dirigente y tiene que cuidarlo”

Medicina política
Eduardo Fonseca Hernández, es un hombre de la tercera edad, ya tiene 60 años. Él es vecino del poblado Altos de Jo, en Campechuela, provincia Granma.
Trabajaba en la Sala de Televisión de Juasacama, pero en el año 2012, por la aplicación de un programa de reducción de plantillas, orientado por el régimen, perdió su vínculo laboral.
Eduardo Fonseca Hernandez
Debido a que padecía de un Síndrome de compresión radicular, por posible hernia discal, ya que habías sufrido un accidente al caerse de un techo, además de cardiopatía y enfisema pulmonar, lo que lo limitaba de realizar otros tipos de trabajo y a no tener posibilidades de sustento para su familia formada por su esposa y dos hijas; fue atendido por un trabajador social nombrado Rafael y le concedieron una ayuda de 158 cup. Pero al cabo de un año le fue suspendida, dado que tenía que ser evaluado por una comisión de peritaje médico.
La Dra. Ibis Mayle Ríos Leyva médico de familia del consultorio No. 14 con registro profesional 144281, lo remitió al ortopedista de Campechuela, Dr. Héctor Montoya Cabrera, quien le indicó una Resonancia magnética nuclear (RMN) y a su vez lo envió al Hospital Celia Sánchez Manduley de Manzanillo.
Allí fue consultado por el Dr. Manuel José Pérez Chávez, Especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología, además de Profesor auxiliar, y con registro profesional 22922; quien refutó el diagnóstico inicial y emitió uno con la impresión diagnóstica de espondilo artrosis lumbar con estenosis raquídea, asociado a crisis de dolor. Le impuso tratamiento médico y lo remitió al fisiatra.
Hospital Universitario "Celia Sanchez Manduley"
Manzanillo, Cuba

El Dr. Pérez Chávez no le autorizó la realización de la resonancia magnética y se negó a pasarlo por el peritaje médico, expresándole “que no lo hacía por ser su hijo un alto funcionario gubernamental de la provincia y que él como padre debía de cuidarlo”.
Eduardo quedó perplejo ante semejante respuesta y le preguntó cómo paciente que tenía que ver su enfermedad  con el hijo dirigente. El médico no le respondió y no le quiso dar un turno de re consulta.
Por lo tanto ahora Eduardo Fonseca Hernández perdió su ayuda social, no tiene diagnóstico definitivo ni un tratamiento médico. Él y su familia atraviesan una precaria situación social ocasionada por la negativa del Dr. Pérez Chávez, que no quiso emitirle el certificado y pasarlo a la comisión de peritaje médico, ni concluir el estudio del paciente y justificó su postura con incongruentes alegatos políticos.
Nadie  ha sido capaz de descifrar lo que quiso decir el facultativo con respecto a su hijo, quizás el lector lo entienda, pero todo parece indicar que fue un mensaje político.
*Miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. Reside en Cuba. Esta información fue recibida por correo electrónico.

Nota: El Dr. Dr. Manuel José Pérez Chávez es Jefe del Departamento de Ortopedia y Traumatología del Hospital Universitario “Celia Sánchez Manduley en Manzanillo, Cuba.

martes, febrero 03, 2015

Questionado sobre os meios de comunicação, de médicos cubanos ao Brasil no programa Mais Médicos, a não ser separada de seus familiares que estão que pais.

Este é um documento que circula na internet e temos recebido. Nós incluímos aqui como foi escrito. Excluindo uma nota introdutória, uma vez que este blog tem dado informações suficientes sobre os médicos cubanos enviados pelo governo da Ilha Brasil como parte do programa de médicos Mais. Em seguida, o documento recebido:
Médicos cubanos no Brasil estão exigindo a ajuda da imprensa internacional para evitar a separação de suas famílias
Quando o programa Mas Medicos, Brasil é criado como um país sério, que respeite a família e dá o valor que ele merece a união indissolúvel disso, emitiu uma lei que torna mais fácil para os médicos de família que participam do programa tem em sua família de lado por tempo de trabalho no Brasil, como a maioria dos países que estão contratando no exterior.
É triste que o nosso país, Cuba, que define a família como a unidade fundamental da sociedade e defensor dos direitos humanos quem se opõe a que os funcionários que trabalham no Brasil e nós fornecemos uma quantidade significativa de dinheiro para os cofres do Estado cubano, não podemos estar juntos com a nossa família durante o tempo que estamos do lado de fora.
Confira a distribuição, por município e partido,
 dos 14.462 médicos do principal 
programa da presidente Dilma para a Saúde
É difícil entender como o país que afirma lutar pela igualdade social e igualdade de direitos dos cidadãos autoriza embaixadores e pessoal diplomático para estar com sua família como nós. trabalhadores dignos que passaram longos anos de nossas vidas para trabalhar no estrangeiro em missões convocadas pelo governo, não pode ter os mesmos direitos que os outros cubanos.
Eles têm feito para o nosso mais do que nós, um cônsul, um embaixador ou diplomática país de pessoal? Ah! Eles têm esse direito!
Se a lei está em causa, temos muito mais, porque nós injetar dinheiro em nosso país e que as missões médicas são hoje a principal fonte de renda para o país, graças ao nosso sacrifício, mas muitos não vêem esse ponto de vista, é verdade que recebemos um pequeno lucro, mas nunca em comparação com o que trazemos para o estado ou o tamanho do nosso sacrifício de deixar de conhecer a terra natal de nossa família.
É triste ver como os nossos dirigentes e ministro em particular, que é quem proíbe isso, só nos vêem como um meio de produção que dá dinheiro para o país e não como seres humanos, como o trabalhador já tem vários anos sustentar o país que muitos têm mais de 8 años fora de nossas casas e alguns com menos convicção do que outros, mas todos trabalham para o governo, e não para nós mesmos! isso também é conhecido!
Somos tratados como propriedade, não como trabalhadores dignos que tenham entregue mais de nosso tempo para trabalhar e servir ao governo para que nossos filhos e cônjuge.
Aqui no Brasil não está proibido de ter relações sexuais com um casamento inclusive brasileira, agora vivo aqui com minha esposa legal de 20 años casados há mais de um mês é uma disciplina de acordo com o Ministro da Saúde de Cuba. ! Então, aqui vem o absurdo de o governo cubano!
Trazendo a nossa família não é ilegal nem lei cubana, nem pela brasileira é apenas ilegal, para o nosso ministro da saúde pública que só impõe isso sem dar uma razão, porque se não nós enviamos a nossa família antes do próximo domingo 01 de fevereiro Seremos missão interrompida, o que não foi assinado o contrato com Cuba, só que agora o ministro da Saúde, usando e abusando de sua hierarquia e sabendo que você tem total controle e domínio sobre nós impõe isso.
 Espero que bons jornalistas estão à frente e publicar este ou passá-lo para o Ministério da Saúde Pública como uma grande insatisfação…. e como bons jornalistas procuram ser o primeiro a informação ao invés de forçar alguns dias nós queremos ter a nossa família aqui para que o mundo vai saber sobre as atrocidades do nosso governo.
Enviamos abraços médicos cubanos se sentiram esfaqueado novamente pelo Ministério da Saúde de Cuba.

 Cora Lima (nome falso de um médico cubano que quer proteger a sua integridade)

sábado, enero 31, 2015

Pedido a los medios de difusión, de los médicos cubanos establecidos en Brasil como parte del programa Mais Médicos, para no ser separados de sus familiares con los que están en ese país.

Este es un documento que circula por internet y que hemos recibido. Lo incluimos aquí tal y como ha sido redactado. Sin incluir una nota introductoria toda vez que este Blog ha dado suficiente información sobre los médicos cubanos enviados por el gobierno de la Isla al Brasil como parte del programa Mais médicos. A continuación el documento recibido :
Cuando se crea el programa Mais Medicos, Brasil como país serio que respeta la familia y da el valor que merece a la unión indisoluble de esta, emite una ley que facilita a la familia de los médicos participantes en el programa tener a su lado la familia por el tiempo que trabajen en Brasil, como hacen la mayoría de los países que contratan personal extranjero.
Es triste que nuestro país, Cuba, que define la familia como Célula Fundamental de la Sociedad y defensor de los derechos humanos sea quien se oponga a que los colaboradores que trabajamos en Brasil y que aportamos cifras importantes de dinero a los cofres del estado cubano, no podamos estar juntos con nuestra familia por el  tiempo que estemos en el exterior.
Es difícil de entender como el país que dice luchar por igualdad social, e iguales derechos de los ciudadanos autoriza que embajadores y personal diplomático pueda estar junto a su familia mientras nosotros, trabajadores dignos que hemos dedicado largos años de nuestras vidas a trabajar fuera del país en misiones convocadas por el gobierno, no podemos tener los mismos derechos que otros cubanos.
¿Qué han hecho por nuestro país más que nosotros,  un cónsul,  un embajador o personal diplomático? ¡Ah! ¡Ellos si tienen ese derecho!
Si de derecho se trata,  nosotros tenemos mucho más, pues inyectamos dinero a nuestro país y que hoy por hoy las misiones médicas son la principal fuente de ingreso al país, gracias a nuestro sacrificio aunque muchos no lo vean de ese punto de vista, es verdad que recibimos un pequeño beneficio pero nunca comparado con lo que aportamos al estado ni con el tamaño de nuestro sacrificio de abandonar hasta nuestra familia por cumplir con la patria.
Es triste ver como a nuestros dirigentes y ministro en particular, que es quien prohíbe esto,  solo nos ven como un medio de producción que ingresa dinero para el país y no como el ser humano, como el trabajador que ya tiene varios años sustentando el país, que muchos tenemos más de 8 años fuera de nuestras casas y unos con menos convicción que otros pero todos trabajamos para el gobierno más que para nosotros mismos ¡eso también se sabe!
Nos tratan como a una propiedad, no como trabajadores dignos que le hemos entregado más de nuestro tiempo al trabajo y a servirle al gobierno que a nuestros hijos y esposa o esposo.
Aquí en Brasil no es prohibido tener relaciones con una brasileña inclusive casarse, ahora vivir aquí con mi legitima esposa de 20 años de casados por más de un mes es una indisciplina según el Ministro de Salud de Cuba. ¡Hasta ahí llega lo absurdo del gobierno cubano!
 Traer a nuestra familia no es ilegal ni por las leyes cubanas ni por la brasileñas solo es ilegal para nuestro ministro de salud pública que solo nos impone esto y sin darnos una razón, pues si no enviamos a nuestros familiares antes del próximo domingo 1ro de Febrero nos será interrumpida la misión, cosa que no fue firmado en nuestro contrato con Cuba, solo que ahora el Ministro de Salud haciendo uso y abuso de su jerarquía y sabiendo que tiene pleno control y dominio sobre nosotros nos impone eso. Esperemos ustedes buenos periodistas se adelanten y publiquen esto o lo pasen al ministerio de Salud Pública como una gran insatisfacción ….y como buenos periodistas busquen ser los primeros con la información antes que en pocos días nos quieran obligar a sacar nuestra familia de aquí para que el mundo se entere de la atrocidades de nuestro gobierno
Les enviamos abrazos de médicos cubanos que nos sentimos apuñalados una vez más por el Ministerio de Salud de Cuba.
Cora Lima (nombre falso de un médico cubano que desea proteger su integridad)

jueves, enero 15, 2015

Una paciente en un Cuerpo de Guardia en un hospital habanero.

Deja mucho que desear la Salud Pública
Paciente en el Cuerpo de Guardia a la espera de ser atendida

A las 3:30 de la madrugada del 14 de enero,  en el Hospital Miguel Enríquez (antigua Benéfica) en el barrio de Luyanó, en el capitalino municipio de 10 de Octubre, se hallaba la señora Andrea Angélica Félix Fariñas de 49 años de edad y vecina de los alrededores de la localidad. Ella se encontraba  en estado de intranquilidad y al parecer –por la forma que respiraba- presentaba una crisis de asma.
Después de ser atendida en el Cuerpo de Guardia, le prescribieron una inyección endovenosa de dextrosa.  Al preguntarle Andrea al enfermero qué le iba a suministrar, le explicó que eso no era para el asma, sólo un compuesto de agua de azúcar, pero era  lo que le habían indicado.
Paciente cuando se le administraba inyeccion intravenosa
de dextrosa para la falta de aire

La paciente en medio de su estado de alteración, comenzó a hablar con el enfermero, delante de todos los que allí se encontraban, y le explicó que el motivo que la hizo ir allí fue una riña familiar y  llamaron a la policía, los agentes la condujeron  en una patrulla hasta la Unidad de Policía de Aguilera, y de allí la trasladaron a este hospital, dejándola sin zapatos.
La mujer se quejaba constantemente de que la policía le había robado las sandalias y también unos cucuruchos de maní que ella vendía en una carretilla, que tenía a su lado, pero sin su mercancía.
Al pasarle la inyección se sentó en el lobby  del cuerpo de guardia y allí comenzó a sentirse mal, con falta de aire y cayó al piso convulsionando y soltando espuma por la boca. Los pacientes y acompañantes que se encontraban en el salón, salieron de prisa en busca de un médico y al llegar a la consulta de medicina se encontraron que estaban dos médicos, que no eran cubanos, por su forma de hablar parecían de algún país latinoamericano. Llamaron al camillero, quien tardo más de 30 minutos sin aparecer, mientras que Andrea seguía tirada en el piso.
Paciente en el suelo en situacion critica a la espera
de ser atendida.

Al formarse un barullo entre los presentes, que estaban pidiendo hicieran algo por la mujer sin atender, repitiendo que no la dejaran morir; buscaron a una doctora, que al parecer era la Jefa de la Guardia, que estaba durmiendo en el cuarto de al lado de la consulta y vestía de rosado.
No se pudo saber cuál fue el final de esta mujer, ni tampoco quien se responsabilizaría por tamaña negligencia.
La Habana, 15 de enero de 2015.

Información enviada por correo electrónico desde Cuba de la Red cubana de comunicadores comunitarios.