sábado, octubre 28, 2017

El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Buscando información sobre los médicos que participaron en la etapa insurreccional en la Sierra Maestra y su relación con el Partido Médico de la Revolución, creado al inicio del gobierno revolucionario (1959), encontramos esta información que resulta de interés y la incluimos como entrada en el Blog.
El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.[1]
Por Dr. Julio Martínez Páez.*
El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde se inició con el viaje del "Granma" desde México, teniendo como  único medico al Dr. Ernesto Guevara, a quien nosotros sustituimos, para que el valioso "Che" Guevara se diera por entero a las funciones militares.
Poco después que actuamos como único médico del Ejército Rebelde, con el grado de soldado, fue incorporado el doctor Sergio del Valle, valioso colaborador, quien paso a prestar  servicios con la tropa del Che Guevara, y nosotros seguimos con las de Fidel Castro.
A esto siguió la llegada de los doctores  Vicente de la O y Manuel Fajardo Rivera, los que fueron destinados a trabajar con nosotros.
Dr. Julio Martínez Páez junto a “Cenizas” en la Sierra Maestra
 En diciembre del año 1957 se incorporó el doctor José Ramón Machado, quien paso a prestar servicios con las fuerzas del comandante Raúl Castro. Seguían  entonces las incorporaciones de profesionales de la medicina cuando llegaron los doctores Rene C. Vallejo, Oscar Fernández Mell, Ivieta Torremendia, Eduardo Bernabé Ordaz, Raúl Trillo y algunos otros, fueron destinados a los distintos cuerpos del Ejercito. EI doctor Ivieta Torremendia  fue destacado a las fuerzas que mandaba el Comandante Juan Almeida
Otro médico que era figura sobresaliente en el Ejército Rebelde fue el Dr. Faustino Pérez, hoy Ministro de Recuperación de Bienes, uno  de los que vino a Cuba en el "Granma" siendo uno de los combatientes de la Sierra, y destinado después por el Comandante en Jefe, Dr. Fidel Castro, para que regresara a La Habana y asumiera la dirección de la resistencia revolucionaria en la capital, donde permaneció hasta después, de la huelga de Abril en que volvió a retornar a la Sierra, pero no ejerció su profesión de médico, sino que actuaba en la población civil del territorio libre.
El estudiante de  medicina, el valiente joven Omar Fernández, del Ejército Rebelde, fue otra de las incorporaciones de la Sierra, pero actuó como combatiente dirigiendo una escuadra en La Plata.
Los equipos médicos de Cirugía de los hospitales, parte del cual lo  llevamos nosotros cuando salimos de La Habana, así como una gran cantidad de anestesia y antibióticos que se fueron agotando según pasaban los días, eran utilizados no solamente por nosotros sino por todos los médicos que actuábamos en los distintos cuerpos de Ejército Rebelde. 
De La Habana se nos envió un equipo instrumental de Ortopedia. Este magnífico instrumental tiene su historia y nosotros la vamos a relatar: con noticias del envío estábamos ansiosos de que llegara pues hacía mucha falta para la atención de los lesionados de guerra. Las comunicaciones entre la Sierra y La Habana no tardaban nunca menos de quince días, desde luego utilizando los canales y los guías del "Movimiento 26 de Julio", que eran unos "correos" magníficos. No obstante, transcurrió más de un mes sin que llegara a nuestro poder el instrumental. 
Cuando un día nos enteramos que en la Armería de la Sierra, había un equipo similar al que esperábamos. Comenzamos las investigaciones y el armero creyó que eran instrumentos de mecánica y los tratos de utilizar en los distintos trabajos que realizaba. Aclarado el hecho le pedimos que enviara al hospital el instrumental en cuestión y cumplió nuestra orden, pero faltaba un "taladro" entre las piezas. Nueva  rec1amacion al armero, y nada. La respuesta fue que la necesitaba  como herramienta pues era muy útil, sin darse cuenta de que ese instrumento era para taladrar huesos.
La situación se puso tirante y dimos cuenta al Jefe de Auditoria. Comandante Humberto Sori Marín, quien cumpliendo las leyes de la Sierra. Ordeno  el arresto del armero  y se inició la correspondiente investigación, devuelto el taladro ortopédico al Hospital, se liquidó el incidente.
Los grados entre el Cuerpo Facultativo fueron pocos. En el Ejército Rebelde había que ingresar de soldado y los ascensos eran por méritos de guerra, por las actuaciones desarrolladas y los servicios prestados. La prueba de estos merecimientos para ascender lo denuesta el caso personal de nosotros, que tuvimos necesidad de servir un año justo de simple soldado, participando en la mayoría de los combates que se registraron, haciendo ,grandes marchas, pues en aquella etapa el médico jamás estaba estacionado sino en pleno movimiento. 
Al final de uno de los combates de "Pino del Agua" estando acampados en el lugar denominado "La Jeringa" fue cuando el Comandante en Jefe Doctor Fidel nos ascendió al grado de capitán. Más  tarde chanclo se terminó la ofensiva  de La Plata, promovió a capitanes a los doctores Eduardo Bernabé Ordaz, Raúl Trillo y Rene C. Vallejo y a nosotros nos ascendió nuevamente elevándonos al grado de Comandante. Fue un alto honor para nosotros esa distinción. Era el grado más alto del Ejercito Rebelde. 
Manteníamos por órdenes superiores la dirección de la Sanidad Militar del Ejército Rebelde en la Sierra, pudiendo como tal hacer resaltar la brillante labor que los médicos realizaron durante su actuación en toda la campaña. No los rindió la fatiga, siempre estaban prestos al servicio, y en más de una ocasión muchos de ellos quisieron hacer prácticas militares pero se les prohibió. Ellos eran médicos solamente. Recordamos el caso del doctor Machado que con mucha vehemencia y pasión, pidió ser combatiente y lucho  en varios combates; sin embargo, se le ordenó que actuara solo como médico. Se alegó que había muchos soldados y pocos médicos. 
En uno de los últimos movimientos de médicos en los distintos  Cuerpos del Ejército Rebelde se destinó al doctor Sergio del Valle, que pasara a prestar servicios con la tropa del Comandante Camilo Cienfuegos y el doctor Machado con la del comandante Raúl Castro.
* Dr. Julio Martínez Páez (1908-2000) fue Director del Hospital Ortopédico Docente Fructuoso Rodríguez por más de 40 años. Desarrolló y aportó a la Ortopedia y a la Traumatología todos sus conocimientos y experiencias; asumió la dirección de los Servicios de la Sanidad Militar del Ejército Rebelde y fue ascendido a Comandante. Fue un ferviente alabardero del régimen Castro comunista que se consolidó en el poder como la más prolongada dictadura de Latinoamérica.  
Nota del editor: Esta entrada al Blog corresponde al capítulo VII del folleto: Médicos en la Sierra Maestra del Dr. Julio Martínez Páez. Cuadernos de Historia Sanitaria No 14. 1959



[1] Martínez Páez, J. (n.d.). El Cuerpo Facultativo del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra. Retrieved Octubre 28, 2017, from http://www.latinamericanstudies.org/cuban-rebels/Medicos-Sierra-Maestra.pdf Del folleto: Médicos en la Sierra Maestra . Cuadernos de Historia Sanitaria 14. 1959

viernes, octubre 27, 2017

El equipo médico investigador del régimen Castro comunista sobre los ataques acústicos a los diplomáticos estadounidenses, que dijeron y quiénes son.

La investigación realizada por funcionarios de Cuba sobre los llamados "ataques acústicos" a diplomáticos estadounidenses no ha hallado evidencias que corroboren esos hechos, insistió el Gobierno de Raúl Castro en un documental emitido el jueves por la televisión estatal. Encargados de la investigación que aparecen en el audiovisual Presuntos ataques acústicos, publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), se quejan de "la falta de voluntad" de las autoridades de EEUU para cooperar en el esclarecimiento de los hechos. "El equipo médico y científicos cubanos luego del análisis técnico pericial a las muestras sonoras entregadas por EEUU, certificaron la imposibilidad de que estas causaran las afectaciones a la salud descritas por los diplomáticos.[1]
Equipo Médico investigador de los ataques acústicos por parte del régimen
Castro comunista de izquierda a derecha: Msc. Martha Beatriz Martínez Torres,
Dra Alida Suárez Landrián y Dr. Manuel J Villar Kuscevic.
Entre los cientos de especialistas, se llega a afirmar que fueron miles, que participaron por parte del rgimen de La Habana para rgumentar sobre los ataques acústicos y los daños a la salud que estos pudieron producir se encuentran varios especialistas médicos cubanos que ha opinado así del asunto:
MsC. Martha Beatriz Martínez Torres, Especialista en Otorrinolaringología:
Y hasta ahora a ninguna unidad de nuestro sistema de salud, ningún paciente nos ha llegado con esa sintomatología asociada a que ha sido supuestamente agredido por un arma sonora”, confirmó la Dra. Martha Beatriz Martínez Torres, quien es especialista en Otorrinolaringología e integrante del comité de expertos creado para la investigación.
Tampoco hemos tenido la posibilidad de hacerle un examen físico-otorrinolaringológico y además de manera general no conocemos todo el entorno sanitario que rodea a estas personas”, afirmó la Dra. Martha Beatriz Martínez Torres.
Dra. Alida Suárez Landrián, Audióloga, Especialista en Medicina General Integral:
…., afirma que si en el interior de una vivienda o un local hay más de 90 decibeles, el exterior tiene que tener un número mayor en la frecuencia auditiva. “¿Qué es lo que estamos diciendo con esto? Quiere decir que no solamente sería afectada la persona que esté en una vivienda o un local, sino que todo el entorno, todas las personas que están en el medio exterior, también sufrirían”, 
Lo único que hemos recibido de la contraparte han sido dictámenes nada específicos. Se realizaron estudios vestibulares, estudios audiométricos, pero ¿dónde están los estudios?, ¿dónde están los resultados de esos estudios? Si nosotros no vemos los estudios, no vemos el resultado de los estudios ¿cómo podemos hablar que existió tal daño o que no existió? No tenemos una base científica, ni una base sólida para poder dar un diagnóstico”.
Dr. Manuel Jorge Villar Kuscevic, Especialista de II grado en Otorrinolaringología y Cirugia de Cabeza y Cuello.
“Nosotros estuvimos todo el tiempo dispuestos a atender a esos pacientes, a investigar qué era lo que había pasado. El Sistema de Salud cubano cuenta con todos los recursos, pero realmente la cooperación fue nula y solamente hemos tenido comunicaciones, que en nuestro criterio no son expertas, sobre lo que había sucedido”
Añadió el Dr. Villar Kuscevic que desarrollaron toda la investigación a partir de datos incompletos. “No hemos tenido realmente una información que sea científica y fidedigna para nosotros poder llegar a una conclusión en cualquier sentido”, aclaró.

El equipo médico y científicos cubanos luego del análisis técnico pericial a las muestras sonoras entregadas por Estados Unidos, certificaron la imposibilidad de que estas causaran las afectaciones a la salud descritas por los diplomáticos. [2]

El Dr. Manuel J Villar Kuscevic que dirige el equipo médico para la investigación de los “ataque acústicos” por parte del gobierno cubano es miembro suplente de la Sociedad Cubana de Otorrinolaringología y Cirugia de Cabeza y Cuello y trabaja en el Hospital General Docente “Enrique Cabrera” en La Habana Cuba. Email: kuscevic@infomed.sld.cu
No hay información adicional sobe la Msc. Martha Beatriz Martínez Torres, Especialista en Otorrinolaringología.
No hay información agregada sobre la Dra. Alida Suárez Landrián, Audióloga.

Nota del Editor: Cualquier información de interés sobre estos temas o colaboración puede ser enviada a cubanmedicine@yahoo.com



[1] D. (2017, Octubre 27). Equipo investigador de La Habana: 'No hay evidencias de los alegados ataques acústicos'. Retrieved October 27, 2017, from http://www.diariodecuba.com/cuba/1509096079_34913.html
[2] R. (2017, Octubre 27). La verdad detrás de los supuestos ataques acústicos. Retrieved October 27, 2017, from http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/la-verdad-detras-de-los-supuestos-ataques-acusticos/

miércoles, octubre 25, 2017

En los pasos de Otto y Elise Hampel en Párraga.

Por Eloy A González.

No importa si lucha un hombre o diez mil, si un hombre ve que no tiene otra opción que luchar, entonces luchará, tenga a otros a su lado o no. Hans Fallada.
He visto la película Solo en Berlín (Alone in Berlín) un drama de guerra del 2016 dirigida por Vincent Pérez y protagonizada por Brendan Gleeson y Emma Thompson  como el matrimonio Quangel. Basada en la novela Solo en Berlín de Hans Fallada, quien en realidad es el autor alemán Rudolf Wilhelm Friedrich Ditzen (1893-1947). Se trata de uno de los autores alemanes más importantes del siglo  xx, cuya obra se está recuperando del olvido; prueba de ellos es la publicación de esta novela en español y el film que nos ocupa.[1]
Cartel de la pelicula  "Alone in Berlin"
La historia de una pareja de berlineses en los años cuarenta en la Alemania nazi que establecen un accionar para desafiar al régimen nazi, es desde todo punto de vista conmovedora en tanto que peculiar. El matrimonio Hampel  estaba formado por  una pareja  de clase trabajadora e  idearon un sencillo método de protesta que duró dos años (de septiembre de 1940 al otoño de 1942). Escribieron postales contra Hitler y el régimen nazi y las distribuyeron por los lugares públicos de Berlín. A pesar de que su protesta apenas causó una onda superficial en el régimen nazi (la mayoría de las postales que se encontraron fueron entregadas inmediatamente a la Gestapo), su actividad avergonzó a los jefes de la policía secreta, puesto que durante más de dos años no fueron capaces de detener a los anónimos distribuidores de las tarjetas. Finalmente fueron detenidos por la Gestapo, juzgados el 22 de enero de 1943 por la Sala Segunda del Tribunal Popular , acusados de “socavar la moral militar”  y de “alta traición“, fueron declarados culpables y acabaron decapitados en la prisión de Plötzensee de Berlín en abril de 1943.[2]
Aun cuando en el guion de la película, el catalizador para que este matrimonio decidiera desafiar al régimen nazi en tan difíciles circunstancias se relaciona con la muerte en el frente de combate de un hijo; en realidad lo que ocurrió es que el hermano de Elsie había muerto en combate  en el año 1940, esto en Francia. La noticia fue para ellos  devastadora. 
Salvando las distancias, todas las distancias; porque nadie puede reescribir anécdotas sobre eventos tardíos, dedicaciones improcedentes y expiaciones de soslayos; recuerdo algunos eventos donde fui participe en uno de aquellos años liados e impredecibles que vivimos, esto en el 1991.
Un día de agosto del 1991 salí del hospital donde trabajaba de regreso a la casa, cuando tomo uno de esos camiones que corrían por la calzada de Bejucal lleno de pasajeros que habían subido los amarillos en los puntos habituales de recogida. Cuando el camión sobrepasó el punto de la calzada y la autopista me dejo más allá del paso de nivel bajo una llovizna; caminando sobre el puente encontré cientos de volantes escritos en distintos colores y letras bien legibles con textos contra el régimen Castro comunista. En todo el viaje de regreso estuve pensando en esto. Dentro del grupo en el cual conspiraba contra el régimen, teníamos en curso una protesta mediante letreros- grafitis; esta una especia de campaña por el NO. [3]
Ese día pensé todo lo útil que sería hacer una especie de volante en forma de carta, no para ser puesto en lugares públicos, sino para enviar por correo postal a instituciones que no estaban comprometidas con el régimen y al recibirlas, no la entregarían sino que la leerían y tal vez compartirían; el primer objetivo serian organizaciones e instituciones religiosas. En ese tiempo tenia algunas notas que circulaban entre los grupos de oposición y sobre todo informaciones muy precisas de la Concertación Democrática Cubana, organización que aglutinaba un grupo de organizaciones disidentes. 
Al día siguiente de regreso al Hospital, en la sección de consulta externa del Hospital “Julio Trigo”, revise todas las posibilidades de hacer aquel trabajo de mecanografiar, copiar y poner en sobres los documentos que me interesaban enviar. Nadie más estaba al tanto de esto, ni aun los escasos miembros del grupo político. En la consulta externa había tres máquina de escribir , una en la oficina de turnos, otra en el del departamento de Quimioterapia ( donde trabajaba) y una tercera máquina que nadie usaba en un amplio closet de la consulta #2 que, tapada por montañas de modelos, nadie veía. Revise, limpie y puse a punto esta máquina que guarde cubierta por los cientos de modelos que se mantenían allí y que se salvaban, por el momento, de ser usados como papel sanitario.
Declaraciones, notas, citas de textos de derechos humanos y alguna que otro comentario  de declaraciones que escribí, conformaron un pequeño archivo de informaciones que escribía en aquella máquina sin preocuparme por los que entraban y salían porque, en mi trabajo, llevaba todos los tratamientos de quimioterapia mecanografiados. Puede que estuvieran presentes mientras mecanografiaba dos enfermeras, una médico y varios pacientes recibiendo tratamiento, en tanto que yo, hacia mi correspondencia de textos que desafiaban al régimen y los preparaba para enviarlos por correo.
Fotos de la ficha policial de Otto y Elsie Hampel
Cuando terminaba mi trabajo en la tarde, tomaba la salida del Hospital Lebredo y remontaba la calle principal del barrio de Párraga; superada la terminal de la ruta 2 y antes de la curva de Parraga estaba un pequeño correo con un buzón hacia la calle donde depositaba mis cartas subversivas dirigidas a instituciones religiosas. Esto lo hice en varias ocasiones. Al dejar las cartas me subía al ómnibus de la ruta 2 y cambiaba en La Víbora a la ruta 100…regresaba a mi casa.
Entonces ocurrieron dos hechos que me pusieron en sobre aviso de lo peligroso que podía resultar todo aquello; porque peligroso sí que era. En una visita a mi amiga, la actriz parametrada, me encontré a esta atemorizada; resulta que le habían dicho que los agentes del régimen estaban  en la zona llegando a algunas casas donde tenían máquinas de escribir y estaban revisando estas, a ella le revisaron la suya. Me alarmé, ella me había ayudado a conseguir mi máquina de escribir, que me había vendido una conocida modelo, que vivía en la barriada de Playa. El otro incidente resultó el más preocupante y fue cuando una de las oficinistas que trabajaba dando los turnos en la consulta externa, persona de mi confianza, se me acerco para decirme que algunos agentes habían estado revisando las máquinas de escribir. ¿Qué maquinas revisaron? …, las de aquí de la oficina y la del Dpto. de  Quimioterapia. No le dije más nada, fui a la consulta #2 tome la máquina, por un momento pensé en dejarla inservible, pero después encontré un lugar donde por meses no la encontrarían. Los documentos que tenía los dejé  en el falso techo de la consulta. Meses después cuando fui detenido y en la tercera citación a Villa Marista me amenazaron de registrar mi casa y la de una familia amiga en la Habana Vieja… les dije “que podían hacerlo cuando quisieran pero no encontrarían nada”. ¡Y sí que tenía todo en la casa! En días sucesivos lleve todo al falso techo de la consulta y siempre que me fue posible caminaba a los depósitos de basura detrás de Instituto Nacional de Medicina del Trabajo , colindante con el Hospital “Julio Trigo”, donde iba dejando toda la papelería . Entre esos documentos estaban muchas hojas membretadas. Con mi último deposito aproveche para salir por el Instituto de Medicina del Trabajo y allí estaba parado, como esperando, el agente “Rey” de la Seguridad del Estado…, no tenía otra, fui hasta donde estaba y le salude.
Muchos aducen que dedicaciones como esta de nada sirven como no sea para llevarte al tanque, a la cárcel. Cuando alguien asume que vive bajo una dictadura absolutista y debe rebelarse en la forma que así considere, asume que su gesto es un acto de libertad personal; no hay la intencionalidad de buscar una liberación colectiva y un cambio de régimen inmediato. Un acto de desobediencia activa es un acto de liberación interior que hace a la persona proclive, en primer término, a reconocer cuanto de necesario es hacer algo y hacerlo prontamente aunque los resultados no sean tan promisorios. 
En el film, Elsie requiere a su esposo Otto que le explique cómo puede ser útil lo que hacían y si traería algún beneficio a la sociedad. No habría resultado en aquella sociedad en la que vivían, envilecida y atemorizada bajo el régimen nazi; pero él le dice que en cada acto se liberaban…, estamos más liberados, decía, y su esposa entendía sus palabras. Las más de 250 tarjetas que escribieron y distribuyeron en la ciudad Otto y Elsie Hempel apenas llegaron a un sector significativo de los que ellos consideraron que estaban dirigidas, pero en aquel empeño se sentían más libres. El agente investigador en el film señalaba a Otto Hempel que solo 18 tarjetas no habían llegados a sus manos, la mayoría de los asustados ciudadanos las entregaban de inmediato a la policía cuando las encontraban.
Todo esto ocurre en una sociedad en completa sumisión del individuo y de la colectividad.  La indefensión y la desesperanza corroen el alma social y evitan superar el totalitarismo, no es una lección que aprendimos del nazismo, está en cada tiranía que se afinca en el poder.
El “no se puede hacer nada” nos acompaña, nos carcome la conciencia y evita que la dedicación de pocos se haga empeño de muchos.
Del expediente policial de los Hempel, en contexto, aparecen los argumentos del agente interrogador cuando ya Otto se había declarado culpable y buscaba de manera infructuosa salvar a su esposa de la muerte. “Morirás por esto y todo habrá sido en vano“, le decía Willy Pueschel, el inspector de la Gestapo que lo interrogó tres veces. “No es por nada,” contestó Otto, “Yo no fui uno de vosotros”. Termino diciéndole al interrogador que se había sentido feliz haciendo algo. En cada instante de la vida del matrimonio Hampel en aquellos dos años de protesta activa y entrega a lo que creían su lucha, fueron libres y por qué no..., felices.
Los Hampel habían echado fuera el temor, cuando fueron apresados aceptaron su culpabilidad si es que la había conforme a las leyes de un régimen criminal y despótico y fueron al patíbulo, convencidos que habían superado lo que tantos de sus compatriotas no asumían: el temor paralizante y la certeza de que algo se podía hacer contra aquel régimen.
Para ellos era cierto que en el amor no hay temor, y que este cuando es genuino echa fuera el temor…, había adhesión en ellos; el de la dedicación fascinante a la conspiración, la contienda y el acto liberador de hacer algo sencillo de escaso provecho pero justificado.
 Es lo que se experimenta….,  así de simple.
©2017


[1] E. (n.d.). Solo en Berlín. La recuperación de una obra maestra de las letras alemanas. . Retrieved October 4, 2017, from http://www.maeva.es/colecciones/exitos-literarios/solo-en-berlin
[2] S. (2013, Abril 23). Otto y Elise Hampel: la resistencia al totalitarismo mediante tarjetas postales. Retrieved October 4, 2017, from http://www.aryse.org/otto-y-elise-hampel-la-resistencia-al-totalitarismo-mediante-tarjetas-postales/
[3] González, E. A. (2013, June 9). NO, la película: el derecho a plebiscitar a una dictadura. . Retrieved October 4, 2017, from http://buenavistavcuba.blogspot.com/2013/06/no-la-pelicula-el-derecho-plebiscitar.html

domingo, octubre 22, 2017

Opinión del periodista independiente Jaime Leygonier desde Cuba en ocasión de la muerte del Dr. Darse Ferret.


   Colabore con el Dr. Darsi Ferret, desde que conocí de él, por el primer "mitin de repudio", es decir, escandalo publico organizado por la policía política, que le dieron por una exposición de fotografías en su minúsculo apartamento. Vivíamos a pocas cuadras de distancia y coincidíamos en opiniones sobre la acción pacífica. Algún periodista radial me creía vocero de Ferret,  yo lo negaba, colabore como periodista, sin pertenecer al Centro de Salud y Derechos Humanos "Juan Bruno Zayas".
El Dr. Darsi Ferret atendiendo una paciente en su casa aun cuando ya había sido expulsado del Sistema Nacional de Salud en Cuba

El Dr. Ferret fue muy valiente, tenía la cualidad de escuchar y luego decidir, de origen muy humilde, era un líder que lo mismo hablaba con el universitario que con el marginal del barrio. Amaba su profesión y dos veces lo expulsaron del Ministerio de Salud Pública, pese a la escasez de médicos. Padeció prisión y Amnistía Internacional, lo considero preso de conciencia. Conocido por sus siempre reprimidas pequeñas manifestaciones por el 10 de diciembre, hizo análisis y encuestas de  gran valor, como el "Informe sobre la tortura en Cuba". Encuestas bien diseñadas que recogieron la opinión sobre diversos temas, como el racismo, del cual, era entonces  "tabú" hablar en Cuba, como aún lo es hablar de la tortura sistemática y las infrahumanas condiciones en las prisiones.
Por su opinión sobre acudir a acciones de calle para ganarse al pueblo, molesto o fingieron ignorarlo algunos líderes (tragedia de Cuba la dificultad de hacerlos cooperar en la causa común). Cuando los de la cúpula de poder desaparecieron a Fidel Castro y hubo una especie de parálisis en la oposición, fue el único o uno de los pocos, me incluyo, que abogo por no dejar perder el momento de crisis de la Dictadura, sino hacer acciones que estorbaran el continuismo, el establecimiento de la dinastía que hoy sufrimos.
Como todo ser humano, tenía defectos y podía ser agresivo, tal vez ese rasgo se volvió contra él. Su hijo menor, era su adoración; al hijo mayor, intento infructuosamente y a un alto costo económico y emocional, entrarlo a los Estados Unidos.
En visitas a su madre, Mercedes y en Internet, supe noticias contradictorias sobre las circunstancias de su muerte y de la presión a la cual estaba sometido. Creo que debemos centrarnos en su vida: Sus rebeldías meritorias son indispensables como ejemplo para muchos cubanos. 
Que Dios tenga misericordia de su alma.

martes, octubre 17, 2017

Conferencia del profesor Roberto C Villafranca de la Escuela de Ciencias Médicas de Matanzas en la Universidad de Miami renueva la polémica ICCAS-ISC.

Considerando la reciente polémica en torno al desmantelamiento del  Instituto Cubano y Cubano Americano de la Universidad de Miami (ICCAS) y la aparición del Instituto de Estudios Cubanos (ISC) surge como burlando los acuerdos no escritos entre las organizaciones del exilio cubano en Miami y la Universidad de Miami este contencioso sobre la visita en invitación cursada por la Universidad de Miami al Dr. Roberto C Villafranca para disertar en esta Universidad sobre el Sistema Nacional de Salud en Cuba impuesto por el régimen Castro comunista.
Anuncio del Department of Public Health de la
Universidad de Miami para la conferencia del Dr. Cañete Villafranca 
Las notas que siguen corresponden a un artículo que aparece hoy en la red del embajador Armando Valladares que ustedes pueden consultar en la red.
El próximo día 18 de este mes de octubre,  en una colaboración con la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas, (¿no acordaron que esa colaboración  no iba a suceder?) llega el militante del Partido comunista y profesor de esa entidad, el Dr. Roberto C Villafranca (invitado por el Dr. Frenk) para dar una conferencia en UM  titulada “El Sistema de Salud Pública  de Cuba”.
Hablará de los logros impresionantes en el tratamiento “gratuito” a la población, de la reducción del índice de mortalidad infantil y de las innovaciones, que hacen de la Salud Pública en Cuba, como hace dos décadas viene repitiendo el Dr. Frenk, una de las mejores del Mundo.
Quizás el Dr. Frenk es de esos intelectuales sublimes y despistados y no ha notado  que en Cuba hay una dictadura, todo puede ser, ¿No lleva acaso dos décadas elogiando el Sistema de Salud Pública Cubano  como uno de los mejores del Mundo?
Usted puede leer el artículo: “Alevosa burla y engaño al exilio cubano” del embajador Armando Valladares que fue publicada en el sitio digital de temas cubanos, Nuevo Acción
Nota del Editor:
El Dr. Roberto Cañete Villafranca, (se cambia el primer apellido como la inicial de su segundo nombre) es Doctor en Ciencias Médicas. Médico Especialista de Primero y Segundo Grados en Microbiología, Perfil Parasitología, Parasitólogo adjunto del Instituto Nacional de Gastroenterología y trabaja en la actualidad en el  Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Matanzas, Cuba. Es investigador auxiliar. Profesor Instructor. (Expediente para cambio de categoría a Profesor Titular en proceso). Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kouri” (IPK). La Habana, Cuba.

domingo, octubre 08, 2017

Cuando el Dr. Darsi Ferret informó desde La Habana del ataque que fue objeto el Centro de Salud y Derechos Humanos.

En ocasión de la noticia del fallecimiento del Dr. Darsi Ferret Ramírez, médico  y destacado activista de DDHH en Cuba, nada mejor que señalar su dedican a la causa de la libertad de Cuba y de los derechos de toso los cubanos. En el archivo tengo no pocos intercambios con el Dr. Ferret cuando se encontraba en Cuba y algunas de las informaciones cuando establecimos una línea de trabajo para incluir en el Blog de Medicina Cubana sus informaciones desde Cuba. Pero he encontrado no pocas informaciones que el Dr. Ferret me hizo llegar cuando comenzamos nuestra labor en el sitio web de temas cubanos: NotiCubaInternacional. A modo de homenaje incluimos aquí tal vez la primera colaboración y denuncia que nos envió el Dr. Ferret desde Cuba.

Atacado el Centro de Salud y Derechos Humanos en Cuba. El Dr. Darsi Ferret, fue lesionado
Por: Dr. Eloy A González.

En el día de hoy 19 de marzo del presente año, y relacionado con las actividades que han venido produciéndose en Ciudad de la Habana, Cuba, en ocasión de un nuevo aniversario de las detenciones del grupo de disidentes conocidos como los 75. El Dr. Dersi Ferrer, Director el Centro de Salud y Derechos Humanos, “Juan Bruno Zayas’ puso un mural gigante en la pared de su casa (donde también radica el Centro de referencia)  con fotos de los presos y para rendir homenaje a seis colegas suyos de los 61 que aún permanecen encarcelados.
Pasado el mediodía, la vivienda donde está ubicado el Centro de Salud y DDHH, en la barriada de Santos Suárez fue atacada por un centenar de personas que entraron con dos palos negros recubiertos de caucho, rompieron una verja y también dieron golpes al Dr. Ferret.

En la trifulca,- según informo la agencia AP -, el Dr. Ferret resultó herido, le abrieron unas lastimaduras que aseguró tener, de otro ataque similar realizado durante la mañana, cuando convocó una reunión opositora.
“Vamos a seguir haciendo esto hasta que nos maten” aseguró el galeno, Dr. Darsi Ferret, mientras algunos hombres le rasgaban su bata de médico.
Identificados como “vecinos” de la zona, algunas personas gritaban enfurecidos  ¡Viva Fidel! “Es el pueblo de Cuba defendiendo su Revolución” dijo uno de los esbirros de nombre Daniel Luís Díaz. “El Dr. Ferret  provocó a todos los que estamos aquí”, agregó otro de los esbirros de nombre, Ariel Ulloa, para quien “la calle es de los revolucionarios”.
El Dr. Darsi Ferret es el Director del Centro de Salud y DDHH “Juan Bruno Zayas”; radicado en la dirección donde fue atacado por las turbas castro-comunistas en la barriada de Santos Suárez.[1]

Los objetivos y líneas de acción del Centro de Salud y Derechos Humanos son:
Entre sus objetivos se destacan:
Mantener la solidaridad y demanda de excarcelación de todos los opositores y disidentes presos, en particular de los galenos que se cuentan entre ellos.
  • Monitorear el cumplimiento de las regulaciones de la ONU y las disposiciones de los organismos multilaterales de la Salud para el tratamiento de pacientes en general.
  • Coordinar ayuda a pacientes que por causas diversas no reciben en el país el tratamiento adecuado a su enfermedad.
  • Por los análisis del Sistema de Salud vigente; hacer propuestas de mejoramiento del mismo o de alternativas viables que lo complementen.
Así mismo propone las siguientes líneas de acción:
  • Desarrollar acciones cívicas periódicamente que mantengan la demanda de excarcelación de todos los opositores y disidentes presos, en particular los médicos incluidos entre ellos.
  • Establecer redes para la identificación de presumibles incumplimientos de las regulaciones y disposiciones de los organismos multilaterales referentes a la Salud; en vista de influir en el mejoramiento de la misma a través de la comunicación de las deficiencias y la presentación de propuestas de solución a las partes interesadas.
  • Localizar en Cuba a los pacientes cuyas enfermedades requieren de medios de diagnóstico y tratamiento deficientes en el país para facilitar el conocimiento de los mismos a quienes desde el exterior pueda contribuir a solucionarlos.
  • Dirigir a las autoridades cubanas propuestas que pudieran mejorar la efectividad y eficiencia del Sistema de Salud en Cuba.
  • Desarrollar desde posiciones propias de la Sociedad Civil, acciones que contribuyan a suplir deficiencias del sistema de salud.
Frente a estos hechos de tratos crueles y degradantes protagonizados por las hordas  amaestradas de la policía política en Cuba; esperamos que se promueva acciones de Solidaridad con el Dr. Ferrer y el Centro que él dirige por parte de las organizaciones de DDHH y profesionales.
19 de marzo de 2005
Fuente: Archivo de NotiCubaInternacional



[1] Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”.Director: Dr. Darsi Ferrer. Dirección: San Bernardino No. 265.E/Serrano y Durenge.  Santos Suárez.10 de Octubre. CH, Cuba. 10500.


sábado, octubre 07, 2017

Fallece en el exilio en Dr. Darsi Ferrer, fundador y director del Centro de Salud y Derechos Humanos en Cuba.

Ayer, tarde en la noche conocimos a través de la red social (Twitter) de la muerte en circunstancias aún no esclarecidas del Dr. Darsi Ferrer, esto en West Palm Beach, Florida. El Dr. Ferrer fue un destacado opositor al régimen Castro comunista; fundó y dirigió el Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”.
Captura de pantalla de la primera colaboración del Dr Ferrer con el Blog de Medicina Cubana.
Desde su inicio como opositor y en su desempeño como  Director de este centro de promoción de la salud y los derechos humanos el Dr. Ferrer mantuvo una fructifica colaboración con el Blog de Medicina Cubana coincidiendo con la aparición en la red de este Blog en el año 2005.
Un breve vistazo solo a las entradas (post) del año 2005 muestra que la segunda entrada (post) que aparece en el Blog, después del primero de presentación o editorial, corresponde a un comunicado que el Dr. Ferrer envió al editor del Blog.
Están por aclararse las causas de tan repentino deceso.