martes, enero 29, 2013

Donde recibe atención médica Hugo Chávez y donde los cubanos excepto los altos dirigentes comunistas….,

La Habana, 28 de Enero.- Hugo Chávez Frías es atendido en instalaciones para extranjeros en La Habana, mientras los cubanos padecen los problemas del sistema hospitalario y los médicos la partida a las misiones al extranjero y los bajos salarios.
Los llamados hospitales para extranjeros, como los llaman los cubanos, sirven para atender al turismo que llega en busca de resolver sus problemas de salud o una operación estética; y sólo los casos más graves de pacientes cubanos. En uno de ellos está el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.
Desde el 9 de diciembre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se encuentra en las instalaciones del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ), recibiendo tratamiento por su padecimiento recurrente de cáncer.
El CIMEQ se encuentra ubicado en la calle 216 y avenida 11B, reparto Siboney en La Habana, donde se encuentran las residencias de los políticos y militares de más alto rango y cerca de la zona de embajadas.
En el CIMEQ existen casas para que se queden los familiares del paciente, cocina y otros servicios que garantizan la privacidad de todo el que entra.  En su lista de tratamientos médicos destacan la cirugía estética, como demuestra su página web (http://www.cimeq.org/es/cirugia-estetica).
Salas José Antonio Echevarría y Avelino González. Foto: Gerardo Younel Avila.
Una fuente oficial, que pidió el anonimato, dijo que "Chávez se encuentra ingresado en un Área restringida del CIMEQ, conocida por Objeto 20".
El área donde está el presidente venezolano está restringida y si te pones a “merodear, enseguida te llaman la atención por un altavoz, pues todo es monitoreado desde una sala".
"Allí la tecnología médica es la más avanzada del país y solo puede entrar personal autorizado por el gobierno", afirma.
Según la fuente, el CIMEQ solo atiende a los miembros del Partido Comunista que laboran en el “Alto Mando del Ministerio del Interior, la Contrainteligencia, Departamento de la Seguridad del Estado, Consejo de Estado, Asamblea Nacional, trabajadores del Contingente Blas Roca, Polo Científico, Héroes del Trabajo y sus familiares".
El CIMEQ no es el único hospital para extranjeros en La Habana, están la clínica Camilo Cienfuegos, ubicada en el Vedado  y el Hospital Cira García en Miramar, brindan una excelente atención a extranjeros, pero no a cubanos.
La atención a Hugo Chávez ha creado disgusto entre los cubanos que alegan por qué para él hay de todo y para los nacionales no.
Juana Labrada, trabajadora agrícola, residente en el municipio San José de las Lajas de la provincia Mayabeque, lleva 4 meses esperando un turno para operarse de cáncer.
"Aún no he recibido la notificación. Me han dicho que en el Hospital Miguel Enrique hay dos salas infectadas y que no pueden operar por el momento. También me han dicho que no hay reactivos [para sus pruebas médicas]”.
Después comenta de manera sarcástica, “¡Yo creo que tendré que ir a Venezuela a atenderme con los médicos cubanos!".
Los hospitales “para cubanos”, como se les conoce popularmente entre los habaneros, no tienen las instalaciones adecuadas y sufren la partida de miles de médicos cubanos al extranjero. Hospitales como el Universitario Calixto García y el Miguel Enrique de La Habana se encuentran en un estado alarmante de abandono y deterioro.
Las imágenes que acompañan este reportaje fueron tomadas hace dos semanas en las salas José Antonio Echevarría y Avelino González del Hospital Docente Clínico Quirúrgico 10 de Octubre -conocida como La Dependiente- en La Habana. Aunque este Hospital se comenzó a reparar hace más de 12 años aún persiste el deterioro.
Al entrar a las instalaciones de “La Dependiente” se puede percibir la destrucción de las columnas y las grietas que indican que están a punto de caerse. Las paredes no han recibido pintura durante años. Las puertas sin cerradura, con marcos desprendidos. Hay baños sin tazas, ni lavamanos, donde no hay agua potable permanente. Los pisos manchados y salas de consultas e ingreso sin desinfectar.
Médicos aseguran que los salones de consulta, incluso, se encuentran infectados por cientos de bacterias y para desinfectarlos tardan meses por la falta de productos químicos. Se puede observar el excremento de murciélagos y el alto índice de infestación de cucarachas, ratones y mosquitos.
En estas condiciones, cientos de ciudadanos son atendidos a diario por un personal médico que se lamenta de la falta de alimentos y los bajos salarios que perciben. Una realidad que, además, les sirve de estrategia -muy efectiva, por cierto- para lograr una “meriendita de sus pacientes” o algún “donativo” que les garantice el pasaje de regreso a sus casas, como pago extra por sus servicios.
El salario mensual de los médicos especialistas es de 563 pesos cubanos o moneda nacional (unos 23 dólares), sueldo que no alcanza para mantener a sus familias.
De cinco médicos, a los cuales mostramos videos de las salas José Antonio Echevarría y Avelino González, cuatro opinaron que "éste desastre es a nivel nacional"; pero ninguno se atrevió a declararlo ante cámaras, porque "eso equivaldría a la inmediata expulsión" de sus "puestos de trabajo".
Maritza Martínez, una intensivista, residente en el municipio San Antonio de los Baños de la provincia Artemisa, al ser consultada reconoce que "miles de cubanos tenemos que esperar meses para hacernos un tratamiento médico, incluso muchas veces recurrir al soborno para resolver [la espera]".
Martínez explicó que "el gobierno dice que la Salud Pública es gratuita”. Sin embargo, piensa que los trabajadores cubanos pagan suficientes impuestos que no se reflejan en el sistema de salud ni en los salarios.
Cuba envió masivamente más de 40 mil galenos a unos 70 países en los últimos años.
El noticiero de televisión, informa cada semana los logros y sacrificios de los profesionales de la salud en misiones como Haití, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros.
Los médicos que quedan son insuficientes para asumir la carga de trabajo de los que viajan, y están disgustados por el agobio de los prolongados turnos de trabajo- lo que empeora la deficiente atención a la población- sin que  represente un mayor ingreso salarial.
En una nota, publicada el 3 de noviembre del 2012 en el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista, el gobierno afirmó que el sistema de salud cubano cuenta actualmente con 497 mil 21 trabajadores, una amplia red de consultorios barriales, policlínicas y 153 Hospitales, a los que se suman 13 centros de investigación, sin mencionar los Hospitales de lujos que prestan servicios a los extranjeros.
La televisión cubana, no ha mostrado imágenes de consultorios, policlínicos y hospitales donde se atienden a los cubanos de a pie en estado de abandono o con problemas. Aunque los problemas del sistema de salud están a la vista de todos.
En la actualidad, sólo unos pocos galenos se atreven a hablar del tema en público, y cuando lo hacen tratan de no comprometer sus intereses personales y profesionales. Hablan en voz muy baja en pasillos y consultas, alertan calladamente a sus pacientes sobre las epidemias y los orientan sobre las medidas que deben tomar.
Hasta inicios de 2013 el gobierno no había reconocido públicamente que en La Habana -a través de los medios informativos- existieran casos de dengue o cólera. Desde junio de 2012 las dos epidemias han cobrado decenas de vidas en distintas regiones del país, según informes independientes, realizados por activistas de derechos humanos.
Los primeros casos de cólera fueron detectados en el mes de junio del 2012 en el municipio Manzanillo, provincia Granma al oriente de Cuba. La epidemia se ha propagado por diferentes provincias superando las medidas sanitarias de  las autoridades.
Fuentes médicas hablan de decenas de muertos por dengue y cólera, pero el régimen no ha dado a conocer la cifra de manera oficial.
En la capital se han detectado 98 casos de cólera entre los meses  de diciembre 2012 y enero 2013, según datos ofrecidos por personal del Ministerio de Salud Pública.
El gobierno solo reconoció públicamente -el 13 de enero del 2013- 51 casos de cólera y dijo tener controlada la epidemia. Sin embargo, se han localizado varios fallecidos por esta epidemia en Guantánamo y La Habana.
El 3 de diciembre, Cuba inauguró su primera Convención Internacional de Salud Pública con la presencia de Ministros de unos 15 países y con más de 700 delegados extranjeros. Se mostró el desarrollo del sector sanitario en la Isla. Como era de esperarse, los médicos cubanos no mencionaron las condiciones en que realizan sus labores en los hospitales Miguel Enrique, Calixto García o las salas José Antonio Echevarría o Avelino González, debido a las mordazas y presiones del gobierno.
Usted puede ver una serie de fotos sobre las facilidades hospitalarias en La Habana donde se atienden los cubanos haciendo CLIC AQUÍ