martes, julio 31, 2012

Escándalo en Cuba por ventas de exámenes entre estudiantes de Medicina de distintas facultades.


LA HABANA, Cuba, 30 de julio del 2012  – Las autoridades cubanas investigan un caso de fraude que ha sacudido al sistema de enseñanza de la isla después de que se conociera  que el cuestionario del examen estatal para obtener el diploma de Doctor en Ciencias Médicas se vendió a principios de julio por un máximo de 200 pesos convertibles.
El examen, que se aplicó el 10 de julio en todas las filiales universitarias de Ciencias Médicas, pertenecientes al Ministerio de Salud Pública, había comenzado a venderse días atrás entre los estudiantes extranjeros de las diferentes sedes docentes en La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba y Guantánamo, según indicaron fuentes que pidieron el anonimato.
Con un precio inicial de 200 pesos convertibles, el valor bajó progresivamente al acercarse la fecha del examen, hasta que algunos, más afortunados, lo recibieron gratuito de sus compañeros de estudios, que lo tenían ya contestado.
Según las informaciones recibidas, la mayor parte de los alumnos extranjeros y cubanos de la filial del hospital Salvador Allende, en La Habana, ya tenía resuelto el examen antes de realizarlo. Se sospecha que unos estudiantes bolivianos dieron a conocer lo sucedido a través de anónimos cuando se enteraron el viernes 13 de julio que habían desaprobado la prueba, aparentemente porque no se pudieron beneficiar del fraude.
Dos días después, el Ministerio del Interior cubano puso en marcha una investigación.
En la Facultad de Medicina Salvador Allende ( foto a la derecha)  se creó un puesto de mando para investigar a los alumnos de la filial donde se conoció el hecho. En total fueron interrogados 14 alumnos, que manifestaron que otros más conocían sobre el cuestionario. Los interrogadores les garantizaron que sólo buscaban el hilo conductor que los llevara hasta el responsable y que se iban a graduar de todas formas.
Pero, de acuerdo con las informaciones recibidas, el lunes 16  se realizó un consejo disciplinario donde a los interrogados se les prohibió recibir el diploma de graduados, a pesar de que se estima de que solo en ese centro  hay al menos 200 estudiantes involucrados en el fraude.
La madre de un alumno extranjero no pudo obtener la certificación de notas de su hijo porque,  según le dijo la dirección del centro, el estudiante  aún está sujeto a investigación y no puede salir de país.
La venta de cuestionarios de exámenes y la compra de calificaciones son prácticas que se han extendido por todo el sistema de educación en Cuba como una forma que han encontrado profesores y directivos de mejorar sus ingresos frente a los bajos salarios que reciben, una situación que pudiera empeorar. De acuerdo con la intervención  del gobernante Raúl Castro en el acto central del pasado 26 de julio, los sueldos en la isla no van a subir.
*Juan Eugenio Leal, Cienfuegos, 1952. Ingeniero mecánico. Estudió en el Instituto Técnico Militar José Martí. Bachiller en estudios bíblicos y teológicos