lunes, junio 02, 2008

Obtención y manipulación de fetos en Cuba con fines experimentales y terapéuticos.


Hemos recibido esta información por medio de un correo electrónico, aún cuando esta bien identificada la fuente, no aparece el nombre de la persona que escribe y envía el correo electrónico. Es así que estamos en presencia de una información muy controversial y toca por una parte a la figura de la Dra. Hilda Molina, destacada neurocirujana cubana que esta, desde hace mucho tiempo es el centro de una aguda controversia entre los gobiernos de Cuba y Argentina. La Dra. Molina rompió con el régimen dictatorial de Cuba y ha sido objeto de todo tipo de ataques a su honra y reputación. Se le ha negado desde hace 14 años el permiso de salida de Cuba. Parejo con esto se ha cuestionado su trabajo en el CIREN y la posible utilización de fetos y material fetal proveniente de los cerebros de estos fetos en sus prácticas de investigación. Ofrecemos el espacio de este Blog no solo para incluir estos datos recibido por E-mail, sino para favorecer un intercambio honesto y útil sobre este tema; que de una vez aclare cuanto hay de cierto en estas prácticas de dudosa interpretación a la luz de los principios éticos en la experimentación y la terapéutica. El Editor.
Lo que nos revelan de Hilda Molina.
Esta enfermera vive en la actualidad en Los Ángeles California, su nombre es Niurka Jiménez y afirmo "que si tiene que pararse dentro de un juez de los Estados Unidos, y testificar contra Hilda Molina, dirá todas las atrocidades que la Dra. Molina experimentó en Cuba".
Ella relata con lujos y detalles hasta donde llegó la monstruosidad de los experimentos de esta Dra. (Se refiere a la Dra. Hilda Molina)
Esta es la historia que nos deja saber una vez más que en Cuba tu no eres un ser humano, eres un número del gobierno para hacer contigo lo que ellos quieran hacer, y tu destino esta en las manos de la cúpula comunistas. Una joven embarazada no es dueña de su hijo que está engendrando , también es pertenencia del estado cubano.
Niurka Jiménez trabajó durante mucho tiempo a las órdenes de la Dra. Molina, a la que ellas llamaban (LA DICTADORA) porque la palabra de la Dra.es la única que prevalecía sobre todos los hospitales donde trabajaban. Ella era dueña y señora de todos los experimento llevados a cabo en diferentes clínicas cubanas.
Dra. Molina fue la fundadora del CIREN (CIREN, Centro Internacional de Restauración Neurológica), Niurka Jiménez trabajaba directamente junto a ella. Según dice la señora Jiménez, que la comparación de lo que hizo Hilda Molina, y el régimen de Fidel Castro, es solo comparable con lo que hicieron los NAZIS durante el tiempo del holocausto en contra de los Judíos. Esto es tan penoso, doloroso, y salvaje que solo contado por la señora testigo de los hechos se puede creer.
Allí, se inspiraban (¿) fetos, muchos de ellos se extraían vivos, de las madres.
Antes se llamaba Centro Latinoamericano de Neuro Trasplante, donde se haciand trasplantes del sistema nervioso de un feto de 12 semanas, al sistema nervioso de la persona enferma de Parkinson. Esto era un convenio, según teníamos entendido, las enfermeras, que no estábamos directamente bien informadas, era solo lo que escuchábamos.
Así era el convenio con el Hospital González Coro, Sagrado Corazón, como se conocía antes del triunfo de la Revolución.
Con un feto que extraían no con conocimiento de la madre. A la madre se le decía que el feto presentaba síntomas de anormalidades, pero que había que esperar a las 12 semanas de embarazo, que eso inclusive es incorrecto, porque un aborto no se debía realizar ya en ese tiempo, porque ya el feto estaba completamente desarrollado, su corazoncito latiendo y todos su órganos bien definidos.
Se esperaba a las doce semanas, se le estaba chequeando que el feto no estaba muerto, que no estaba mal formado y era un feto sano y salvo. Entonces se hacían sonogramas pero con MINI CESAREAS. Este proceso lo hacían en el González Coro, un Hospital Gineco-obstetrico. Los responsables eran los Especialistas responsables de tal acción. Este feto era para implantar en el sistema nervioso de pacientes.
Un aborto en sistemas de países serios y civilizados de 12 semanas es muy complicado, desde el punto de vista legal, moral, y sociológico para la madre. Pero no es así en Cuba.
La orden para ese procedimiento la dictaba Hilda Molina, el Dr. Santana, Neurocirujano, era el escogido del CIREN, de Mariano, pues la Dra. Molina con otros enfermeros y doctores salieron del Neurológico, con la brillante idea de ella.
Entonces el Dr. Santana era del hospital del CIREN de Marianao que era un hospital militar. Era Militar pues todos los doctores que trabajaban allí se vestían de militares.
Nosotras le llamábamos (HITLER), porque La época era muy parecida a los experimentos que se hacían en aquel entonces en la Segunda Guerra Mundial. El Dr. Santana estaba involucrado, pero la Dra. Molina era la jefa, ella era el cerebro de todo esto, las ideas salían de ella.
Todas las enfermeras allí, veíamos llegar a estos fetos y no nos decían todas las informaciones. A nosotros nos tenia prohibido hablan entre nosotras, pues se imaginaba que no estábamos de acuerdo con este procedimiento. La repulsión que sentíamos al ver todo esto, nos íbamos a vomitar afuera del hospital.
Esto fetos eran utilizados para tratar pacientes con el Mal de Parkinson, que no mejoraban, seguían con su enfermedad y muchos se morían. Esto trasplantes jamás se hicieron en un paciente extranjero, solo en cubanos, monos, ratas, y en conejos. La Dra. Molina con este procedimiento no solo mataba al feto, también el paciente se moría.
Nosotros decíamos que esto era como un globo, porque cuando se pinchara, un día reventaría. Eso era una investigación que ella quería y aseguraba que si, que era valida, que iba a traer buena consecuencias, pero nunca veíamos que los pacientes que entraban en terapia y muchos de ellos de ahí no salían, no los veíamos más.
Esta aterradora historia que solo se podía comparar con la MENGUELE DE LOS NAZIS. Otros experimentos que hacían con pacientes que iban a ser operados, venían de pacientes muertos. Yo participé directamente allí, de eso puedo hablar con lujos de detalles.
De tres hospitales designados para las investigaciones, escogieron a una serie de enfermeros, los hospitales eran, Calixto García, que está en el Vedado, otro del CIREN, de la Habana del Este. Teníamos que trabajar directamente en le departamento de Anatomía Patológica, 24 por 24. Unos trabajábamos un día entero, una ronda de 24 horas y otra enfermera nos suplía por 24 horas más.
Estos pacientes fallecidos por muerte natural, pero no podían tener cáncer o enfermedades contagiosas, y tenían que ser entre las edades de 45 a 55 años de edad. Eso era un requisito. Después de la autopsia que se comprobaba que ese paciente no tenia ninguna enfermedad, esto se hacia sin que los familiares supieran anda de esto.
Entraba el fallecido al departamento de Anatomía Patológica, y se extraía de varios órganos unos pedacitos de tejido y eso iba para información., para implantar en el sistema nervioso de las personas con el mal de Parkinson, e incluso también injertarlo, implantarlo en la medula espinal, para los pacientes parapléjicos, cuadripléjicos también. Hay que aclarar aquí, que los muertos para estos experimentos no podían tener más de seis horas muertos. Enseguida se extraían esos tejidos del hígado que estaba fresco y sano, ellos lo venían a buscar y los transportaban cuando una enfermera llamaba, daba su código, por ejemplo yo, decía, (alerta roja), sabían que era yo, iban a mi hospital donde trabajaba que era el Calixto García, y usaban una ambulancia para que no hubiera tráfico y su transporte fuera mucho más rápido. Lo llevaban a la avenida 25, que era el centro de investigación , y se lo llevaban en una neverita fría.
Cuando ellos se dieron cuenta que no era satisfactorio, los pacientes cubanos seguían muriendo, fue entonces que pararon esa investigación. Así son los hospitales del pueblo. Cuando un paciente moría solo se daba la explicación, hicimos todo lo posible, discúlpenos, lo sentimos muchísimo y ya eso era todo.
En un paciente extranjero iba a pedir mucho más explicaciones y el caso se complicaba, a darle razones por una muerte que a lo mejor fue provocada para un experimento.
Todo estaba preparado de una manera que nadie sospechara, pues había sicólogas y siquiatras que les decían a los que ingresaban en los hospitales por enfermedades crónicas, que su vida iba volver a la normalidad nada más terminara el tratamiento.
La Dra. Molina era el cerebro de todos estos experimentos. Inclusive Fidel le dijo, que el cerebro de Hilda Molina le pertenecía a él.
Como ustedes ven escribir todo esto, siendo madre y abuela, tuve que levantarme muchas veces de mi asiento delante de la computadora, pues era tan agotador y desafiante para mi saber todo esto, que muchas veces no podía más. Pero este crimen no se puede callar y mucho menos ocultarlos.
El mundo tiene que ver lo que es Cuba, una Isla que pertenece a los Castros, donde único dominan los Castros y que ese latifundio de tierra es para satisfacer los engaños, a que es sometido un pueblo que le sirve a ellos, SOLO DE CONEJILLOS DE LA INDIA.
Espero que esto se lea y se asimile tal cual es, un laboratorio cubano, por la cúpula comunista de Cuba, donde solo el pueblo tiene la dictadura y el yugo de ser solo un número en la fila del comunismo. Así quedará en la historia, que sus hechos prevalecerán para toda una vida del régimen de Castro en Cuba.
Nota del Editor: Hemos incluido el texto sin hacer cambios en la sintaxis, algunos notas las mostramos entre paréntesis. Una foto que se adjuntaba al texto, aún cuando no tiene dato alguno, la hemos incluido.

6 comentarios:

Medicina Cubana, Editor dijo...

He recibido mensajes mencionando los errores en el texto. Pues bien los he corregido en la edicion. Pero conste que hicimos la aclaracion de que respetariamos el texto.
Tambien nos pregunta de que lado estamos con relacion a la Dra Molina.
No estamos de ningun lado, ponemos la informacion tal y como la recibimos. Y a esta seguira otros dos articulos que ya hemos recibido.
Esperen novedades !

El Editor, Medicina Cubana dijo...

Esta nota la hemos encontrado en Internet, si se refiere a este articulo , el gesto de poner la nota por si se explica:
"También tengo una amiga que le trataron de usurpar su trabajo periodístico. Hizo un artículo sobre la "supuesta víctima" la Dra. Molina, una mujer que utilizó el útero y los fetos, como laboratorio en Cuba. La periodista, a la que yo si le tengo afecto se llama Alicia Bencomo. Su agresor es (Frank) R"....,

Anónimo dijo...

Me he leído esta nota. De Cuba nada dudo. Lo triste del caso es que la pésima redacción le resta valor. Tal parece la alocución de un psicótico cuando menos o un escrito del Medioevo. Es la realidad. Soy anticomunista 100 por ciento. Y de derechas. Pero con este tipo de comentario nada ganamos. Muchos errores, tanto en esta nota, como en la del link a Se ha cuestionado su trabajo, en CubaNuestra Digital. No le doy, pues, valor alguno.

Medicina Cubana dijo...

Es cierto que tiene errores en la forma en que se expone el tema. Hoy vi en You tube el programa de Mega TV donde la enfermera expuso su testimoni y parecia mas coherente a pesar de que estaba en vivo.
Recomendamos ver los videos en You Tube.
Por lo pronto contamos con dos articulos que nos ha enviado el Dr Jose A Valdez quien trabajo en el CIREN. y que seran publicados en este Blog

Yohandry dijo...

Juan Carlos Soler Bonet, un enfermo con esclerosis múltiple primaria progresiva, denuncia la ausencia de ayuda.
A Juan Carlos Soler Bonet le diagnosticaron que padecía esclerosis múltiple primaria progresiva, una enfermedad degenerativa muscular para la que no existe ni cura ni medicación y que padecen entre diez y quince personas en Balears, hace cuatro años. Desde entonces, su deterioro físico es evidente y, como denuncia, no cuenta con ninguna ayuda institucional.

“Hace apenas un año acudí a Cuba, al Centro Internacional de Recuperación Neurológica (CIREN), y en apenas un mes allí recuperé un 35% de movilidad. Y eso que antes de desplazarme al país caribeño había sido tratado con cortisona lo que me dejó con el sistema inmunológico bajo mínimos y contraje una bacteria que me hizo padecer una fuerte diarrea durante casi toda mi estancia, lo que mermó los resultados del tratamiento”, recuerda Juan Carlos Soler.

Anónimo dijo...

La redactora se ve que es una persona de edad por lo que dice. la fatiga que le daba cuando escribia, de estos cubanos se puede esperar todo para mantenerce en el poder aqui en venezuela estamos igual si vieran como se regodea el tirano que tenemos con sus estudiantes de medidina aqui en venezuela hay una desbandada de talentos hacia otros lugares