domingo, junio 05, 2011

Los Estados Unidos están en Guerra contra…... ¡el sistema de salud cubano!

Esto afirma un conocido articulista, pero mas que nada se hace la pregunta: ¿Por qué los Estados Unidos siguen en su guerra perpetua contra el sistema de salud cubano? El sistema de salud en Cuba, en tanto que es una estructura sustentada por un régimen totalitario está en franco deterioro. Esto no minimiza el desempeño de los profesionales que forman parte de este sistema tanto en Cuba como en el exterior. Tampoco anula algunos de los logros más relevantes de la medicina cubana. El artículo de Blum es sesgado, y denota una ignorancia de los problemas del sistema de salud cubano que hay que verlo en la sociedad, donde desde la corrupción hasta la represión se hacen patente. Los propios periodistas independientes y la iglesia católica reconocen el deterioro de este sistema y la necesidad de reformarlo. Ya lo están reformando y en esto no intervine para nada los Estados Unidos que ya tiene sus propios problemas.
Aquí el artículo de Blum:
¿Por qué los Estados Unidos siguen en su guerra perpetua contra el sistema de salud cubano?
En enero, el gobierno de los Estados Unidos creyó conveniente apoderarse de más de 4 millones de dólares de los fondos asignados a Cuba por las Naciones Unidas del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria para el primer trimestre de 2011, como lo denunció luego Cuba.
Los pacientes en la foto a la derecha NO murieron en Cuba a causa del "Bloqueo"
El Fondo de las Naciones Unidas es un programa de $ 22 mil millones al año en el que se trabaja para combatir las tres pandemias mortales en 150 países.“Esta política mezquina”, dijo el gobierno cubano, “tiene como objetivo minar la calidad de los servicios prestados a la población cubana y obstaculizar la prestación de asistencia médica en más de 100 países por 40.000 trabajadores cubanos de la salud.”
La mayor parte de los fondos se utilizan para importar costosos medicamentos contra el sida a Cuba, donde se proporciona tratamiento antirretroviral de forma gratuita a unos 5.000 pacientes con VIH.
Estados Unidos considera que el sistema de salud cubano y las misiones internacionalistas de La Habana como la forma para Cuba de ganarse amigos y aliados en el Tercer Mundo, especialmente en América Latina, una situación claramente en conflicto con la política de EE.UU. de aislar a Cuba.
Los Estados Unidos en los últimos años han tratado de contrarrestar el éxito internacional de Cuba mediante el envío del barco “Confort” en la región.
Con 12 salas de operaciones y un hospital con 1.000 camas, el petrolero convertido en crucero ha realizado cientos de miles de operaciones gratuitas en lugares como Belice, Guatemala, Panamá, El Salvador, Perú, Ecuador, Colombia, Nicaragua y Haití.
Sin embargo, las visitas del Comfort no han mejorado sustancialmente la influencia de Estados Unidos en el hemisferio.
Es difícil para los EE.UU. de competir con Cuba y Venezuela de esta manera”, dijo Peter Hakim, presidente del Diálogo Interamericano, un grupo de investigación pro-EEUU en Washington.
A la izquierda estado del Servicio de Ginecobstericia del Hospital Julio Trigo , que no esta asi a causa del bloqueo.
Hace parecer que estamos tratando de imitarlos. Doctores de Cuba no se enseñan en el puerto un par de días, pero se quedan en el país durante años.”
Revelaciones recientes de Wikileaks incluyen este pequeño artículo: un cable enviado por Michael Parmly de la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana en julio de 2006, durante el período previo a la conferencia del Movimiento de los Países No Alineados.
Parmly señala que está activamente buscando “historias de interés humano y otras noticias que rompen el mito de la proeza médica cubana”.
Por su parte, Michael Moore se ha referido a otro cable de Wikileaks: “El 31 de enero de 2008, un funcionario del Departamento de Estado en La Habana redactó una historia inventada y la envió a Washington.
El funcionario decía que las autoridades cubanas habían prohibido el documental de Michael Moore, ‘Sicko’, como subversivo.
Aunque la intención de la película es desacreditar el sistema de salud de EE.UU., poniendo de relieve la excelencia del sistema cubano, el funcionario dijo que el régimen “sabía” que la película es un mito y que Cuba no quería arriesgarse a una reacción popular, mostrando instalaciones a los cubanos que claramente no son disponibles para la gran mayoría de ellos. Moore señala luego un cable de Associated Press del 16 de junio de 2007 (siete meses anterior a este texto) con el siguiente titular: “Ministro de Salud cubano dice que Sicko de Michael Moore enseña “los valores humanos del sistema comunista”.
Moore añade que su película fue presentada al pueblo de Cuba, en la televisión nacional, el 25 de abril de 2008.
A los cubanos le gustó tanto la película que se convirtió en una de las raras películas americanas distribuida en salas en la Isla.
A la derecha estos pacientes en Cuba no estan asi a causa de la "politica criminal de los Estados Unidos".
Me aseguré personalmente que el Instituto de Cine de La Habana tenga una copia en 35 mm y las proyecciones de Sicko se programaron en todas las ciudades del país “.
Los Estados Unidos también prohíben la venta a Cuba de medicamentos vitales y de equipos médicos, como el Sevoflurano, que se ha convertido en la industria farmacéutica en medicamento de excelencia para la aplicación de anestesia general para niños, y el Dexmetomidine, de especial utilidad en pacientes ancianos que a menudo deben ser sometidos a procedimientos quirúrgicos extendidos. Ambos son producidos en los EE.UU. por la empresa Abbott Laboratories.
Los niños cubanos que padecen de leucemia linfoblástica no pueden utilizar el Erwinia L-asparaginasa, un medicamento conocido comercialmente como Elspar, ya que la compañía de EE.UU. farmacéutica Merck & Co. se niega a vender este producto a Cuba.
Washington también ha prohibido a los Pastores por la Paz, con sede en EEUU, de hacer la donación de tres ambulancias Ford a Cuba.
Los cubanos son por otra parte molesto por la negación de visados solicitados para asistir a conferencias tales como la de Anestesiología y Reanimación que tienen lugar en los Estados Unidos.
Esto crea nuevos obstáculos para los anestesiólogos de Cuba para ponerse al día sobre el estado de la anestesiología, el cuidado de los pacientes gravemente enfermos, y los avances logrados en el tratamiento del dolor.
Algunas de las consideraciones anteriores son sólo una pequeña muestra de la guerra estadounidense contra el sistema médico cubano, presentada en un informe de Cuba ante la Asamblea General de Naciones Unidas el 28 de octubre de 2009.
Por último, tenemos el programa de inmigración CMPP que alienta a los médicos cubanos que están sirviendo a su gobierno en el extranjero a abandonar su misión y emigrar a los EE.UU. como refugiados.
El Wall Street Journal afirmó en enero de este año que visados CMPP habían sido expedidos por EE.UU. a 1,574 médicos cubanos consulados en 65 países, formados a una alto costo por el Gobierno de Cuba.
Este programa, por extraño que parezca, fue iniciado por el Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU. ¿Otra victoria sobre el terrorismo? ¿O el socialismo? ¿O ambos?
Espérese que los conservadores norteamericanos sepan que Cuba es el único país en América Latina donde el aborto es libre y gratuito.
Usted puede leer este artículo en Ingles haciendo CLIC AQUÍ.