miércoles, marzo 23, 2011

Médicos inhabilitados en La Habana por enviarle una carta al Ministro de Salud Pública para hablar de su salario.


Los Dres. Rodolfo Martínez Vigoa y Jeovany Jiménez Vega son dos médicos graduados desde 1994 que trabajaron durante 12 años en Guanajay, al oeste de Provincia La Habana hasta octubre de 2006, cuando fueron inhabilitados para el ejercicio de la Medicina en todo el territorio nacional por tiempo indefinido. La historia es la siguiente:
A la derecha los Doctores Vigoa y Jimenez, represaliados en Cuba.., creian el el letrero que aparce en la foto.
Los Dres. Rodolfo Martínez Vigoa y Jeovany Jiménez Vega son dos médicos graduados desde 1994 que trabajaron durante 12 años en Guanajay, al oeste de Provincia La Habana hasta octubre de 2006, cuando fueron inhabilitados para el ejercicio de la Medicina en todo el territorio nacional por tiempo indefinido.
A mediados de 2005 ambos médicos tuvieron la iniciativa de hacerle llegar al entonces Ministro de Salud Pública Dr. José Ramón Balaguer Cabrera, el criterio mayoritario que generó el magro aumento salarial hecho efectivo en junio de aquel año a este sector. Aquel aumento poco menos que simbólico al salario mensual, que en su caso particular consistió en 48.00 pesos (menos de 2 dólares USD), fue recibido con indignación por la mayoría de los trabajadores. Fue irrespetuoso, dado que otros sectores sociales desde hacía años recibían tres o cuatro veces el salario de un médico sumados el dinero en ambas monedas, alimentos y otras atenciones desconocidas por el trabajador de la salud y por labores nada comparables con lo que representa salvar una vida humana.
Entonces redactaron un documento fechado 12 de junio de 2005 dirigido a su Ministro y se lo presentaron poco a poco a sus compañeros de modo que quien compartiera ese criterio firmara al dorso del documento. Sin mayores pretensiones sólo se lo presentaron a Médicos, Estomatólogos, Enfermeros y técnicos de ayuda estomatológica, no así al resto de los técnicos de radiología, laboratorio etc.
Desde el primer momento los autores de la iniciativa la pusieron en conocimiento de la Dirección del Sindicato y del Partido del Hospital “José Ramón Martínez” donde trabajaban en ese momento. La respuesta a este gesto fue desde el principio la brutalidad: varios días después, en ausencia de los autores, el entonces Primer Secretario del Partido en La Habana, defenestrado más tarde, Iván Ordaz Curbelo organizó un acto de repudio en dicho hospital al estilo de la vieja escuela: muchos gritos y ofensas y pocos argumentos, ante un auditorio en silencio al cual no se le leyó el documento en cuestión y que por tanto no entendía nada.
Esta fue la tónica de los meses que siguieron: amenazas abiertas por parte del entonces Director Provincial de Salud, Wilfredo Lorenzo Felipe, para que abandonaran esta iniciativa y reuniones similares en otros centros. Pero a pesar de todo, pasados algunos meses el documento fue respaldado por la firma de 300 trabajadores, de los cuales 180 son médicos y estomatólogos, mientras 120 son enfermeros y técnicos de ayuda estomatológica, y es el que sigue:
--(Fe de errata: segundo párrafo, donde dice situación debe decir solución.)
Fuente: Ciudadano Cero.
Para leer toda la información hacer CLIC AQUÍ.