viernes, abril 14, 2017

La Revolución legisla en el 1959 sobre enseñanza universitaria y depuración de profesores estudiantes y trabajadores de la Universidad.

En la búsqueda de información para una serie de artículos sobre las depuraciones en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana, la expulsión de médicos del Ministerio de Salubridad (1959) y el control  y desmontaje del Colegio Medico Nacional de Cuba, encontramos este post en el Blog Regresión Cubana que incluimos aquí con las debidas citas. En esta nota aparecen dos “leyes” promulgadas en el año 1959 al respecto. Como esto amplia la búsqueda, publicamos esta nota con el ánimo de encontrar estos textos y permitir un mejor acercamiento a los temas que nos interesa. Si algún lector tiene información adicional puede hacerla llegar a nuestro correo electrónico (El Editor del Blog )
Por: Manuel C. Sierra.*
1 marzo del 2016
A partir de entonces se cambian las aulas por el campo de batalla, miles de estudiantes utilizan su capacidad intelectual en la lucha y se incorporan al clandestinaje o a la guerrilla de las montañas; la cumbre de las acciones fue el intento de ajusticiamiento del autoproclamado presidente Fulgencio Batista en el asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957. Las actividades universitarias solo pudieron ser reanudadas una vez hubo huido el dictador el 1 de enero de 1959.
Con el nuevo caudillo, Fidel, en el poder, y siendo éste conocedor de los antecedentes y de la potencialidad opositora del estudiantado en cuyas filas participara en sus años universitarios en revueltas de los campus a modo de campo de  batalla,  decide  dedicarle  una  atención  especial  al sector. Promulga la  “Ley Nº 11 del 11 de enero de 1959”  sobre  enseñanza  universitaria  donde  se  derogaba  las  anteriores;  de esta manera solo  reconocía oficialmente a las Universidades de La Habana, de Las Villas y de Oriente como las únicas del país, y se abolían las de Pinar del Río, de Camagüey, la del Norte de Oriente, así como la Universidad Católica de Santo Tomás de Villanueva y la Universidad masónica José Martí; también quedaban anulados los títulos académicos obtenidos y convalidados por tribunales del Estado después del 30 de noviembre de 1956 -como si sus titulares hubieran cometido el delito de estudiar en lugar de luchar contra el dictador Batista.
El 23 de abril de 1959 dictan la “Ley Nº 277” para la depuración de profesores, estudiantes y trabajadores universitarios”, así, a la vez que se eliminaba el aspecto fundamental de la excelencia y la libertad de cátedra, se facilitaba la infiltración exclusiva de regresionistas mediocres en las universidades. El 18 de octubre de 1959 el caudillo manipula las elecciones universitarias en detrimento del líder estudiantil Pedro Luis Boitel (condenado y muerto en prisión política en 1972) y en favor del Comandante de la Regresión Rolando Cubelas (más tarde, en 1967, condenado a 20 años de prisión). Ante la mordaza, el estudiantado crea el Directorio Estudiantil en Agosto de 1960 con la consigna de las ideas de José Antonio Echeverría pero lamentablemente sin posibilidades fácticas.
El control regresionista sobre cada paso universitario ha tenido una repercusión social total hasta nuestros días pues eliminó una de las peores amenazas, la inesperada, la surgida de las nuevas ideas, de los nuevos ingredientes que se auto adicionan de forma espontánea al aderezo político, la amenaza que no se conoce pues está formada por gente que surge con nuevas proposiciones ideológicas, pero a la vez neutralizaba la arraigada y potencial escalada política de los posibles líderes estudiantiles, garantizando estanqueidad en la cúpula.
* El objetivo es dar a conocer un punto de vista personal, independiente, lo más honesto posible instando de esta forma a que los demás lo hagan. http://regresioncubana.blogspot.com.es/, https://www.facebook.com/manuelcsierra, https://twitter.com/ManuelCSierra

No hay comentarios: