lunes, abril 21, 2014

En circunstancias muy misteriosas desaparece una recién nacida en el Hospital Nacional en La Habana después del parto.

“Me dicen que la niña llevaba tres días muerta en la barriga…Pero eso no se puede entender, porque anoche y hoy se movía”
Cuando está de por medio, por las razones que sean, la muerte de un niño, el tema se hace muy difícil de explicar. Así que reproduzco este testimonio tal como lo narró una colaboradora.
¿Qué pasó, donde está mi bebé? Es la pregunta que no dejan de hacerse Claudia Nubiola Sánchez y Yoslán Díaz, una joven pareja que esperaba con ansias el nacimiento de una niña.
-Cuando nos acostamos (el lunes 14 de este mes) -dice Yoslán-, le acaricié la barriga a su mamá. Como de costumbre, ella se movía mucho.
-En la mañana, al despertarnos, me doy cuenta de que algo iba a suceder, pues mi mujer tenía un leve sangramiento; rápidamente acudimos al Hospital Enrique Cabrera (también conocido como Hospital Nacional).
Claudia Nubiola Sánchez,
 madre de la bebé fallecida_
Foto cortesía de José A. Fornaris
-La atienden en el cuerpo de guardia y dicen que está de parto. Tras el médico examinarla, la suben para el salón (quirófano).
-Cuando íbamos en el carro (auto) -relata Claudia, la madre-, mi niña se movía mucho en mi barriga. Al examinarme, el médico me dice que rompí fuente.
-Yo sabía que no tenía fuerzas para parir, y pido que me hagan una cesárea. El médico que me atendió dice que el doctor Pompa, que parece que es el cirujano, no estaba, pues su esposa había parido y tenía el día franco.
-Entonces, un doctor llamado Yosbel es quien me prepara para el parto.
-Yo sentía cómo mi niña venía a este mundo, y a pesar de los dolores quería incorporarme para verla nacer, pues solo podía ver sus piececitos; nació completa. Quise verle el rostro, pero obtuve un empujón por la cabeza que me impidió verla.
Luego le dicen que la niña nació muerta.
Por su parte, Yoslán, desesperado pide explicaciones.
-¿Pero cómo, qué pasó?- preguntó-. Me dicen que la niña llevaba tres días muerta en la barriga de su madre. Pero eso no se puede entender, porque anoche y hoy (14 y 15 de abril) se movía.
Yoslán Díaz,
 padre de la bebé fallecida
Foto cortesía de José A. Fornaris
-Pregunté dónde estaba, dije que quería verla, y me respondieron que no, pues la iban a trasladar para Anatomía Patológica. Me aseguran que una doctora nos explicaría, pero esa doctora nunca apareció.
-Hoy (día 15), varios de nuestros familiares y yo fuimos a ver al jefe de servicio de pre parto, que resultó ser el mismo doctor Yosbel que atendió a Claudia antes del parto, para tratar de encontrar alguna explicación.
-Él dijo que por un decreto que “bajó” del Ministerio de Salud Pública, al bebé no la podía ver el padre y mucho menos entregársela, porque ya estaba para Anatomía Patológica para efectuarle estudios.
-Una tía mía preguntó cuál es el número de ese decreto, enséñennos el decreto. Y él y otra doctora lo único que decían era:” ¿Usted quién es? ¿Quién es usted?”.
Hasta las tres de la tarde del día 15 los jóvenes padres y su familia no tenían ninguna respuesta que pudiera parecer lógica.
Fuente: Cubanet.
Nota del Editor: Esta es una situación muy confusa, y plantea una realidad muy embarazosa para las autoridades de salud y la dirección del Hospital Nacional Enrique Cabrera. No sabemos si el embarazo estaba a  término o el tiempo de embarazo, pero la madre y el padre opinan que la bebe aun en el útero se movía. Si era viable y no se hizo la cesárea entonces por que evitan que la madre viera a la niña recién nacida. La bebe supuestamente muerta hacia tres días es llevada para el departamento de Anatomía Patológica para hacer la necropsia y establecer las causas de la muerte, pero  no se le informa a los familiares de los hallazgos preliminares de este procedimiento. Nadie habla con ellos. Siendo una recién nacida a término no permiten que el padre la vea y no admiten entregarle el cuerpo de la niña porque existe un “decreto que bajo el Ministerio de Salud Pública”.
Se pueden considerar algunos argumentos para tan oscuro y torpe proceder:
·         Que la recién nacida fuera a término y se trata de modificar la información para que esto no afecte las estadísticas de mortalidad infantil de la institución.
·         Que haya un procedimiento marcada por la negligencia y que, siendo una muerte de un neonato, se trate de encubrir a algún profesional responsable por la muerte de la niña.
·         Que haya nacido bien, y que fuera entregada a otra persona. Sería una especie de robo de un bebé donde participan más de una persona lo que lo hace improbable.
·         Que realmente haya fallecido en el curso del parto y se estén haciendo estudios más amplios de la bebe para definir las causas de muerte o para utilizar os órganos y tejidos con fines de trasplantes o investigaciones biomédicas.

Estamos solicitando la opinión de especialistas expertos que puedan aclarar qué pudo haber ocurrido en este asunto.