miércoles, febrero 08, 2012

Allá en Cuba el Doctor Lino perdió la paciencia.

Aquí un buen ejemplo de lo que se trata esto de la paciencia de los pacientes en Cuba, y la paciencia que tienen que tener los médicos quienes desempeña su labor lo mejor posible dentro de un organismo-empleador que aplica métodos esclavistas. Los médicos cubanos trabajan en condiciones infrahumanas y se les exige constantemente. Este medico especialista es un anciano que posiblemente tiene que trabajar como especialista para una población muy numerosa en condiciones que no son las mejores para un profesional que ha supera la edad útil. No es una crisis de la ética médica, es que el Doctor Lino aun cuando muestre la mejor actitud para ayudar a sus pacientes simplemente… ¡no puede! esto dice la comunicadoras desde Sancti Spiritus.
Por: Ana Margarita Perdigón.*
Especialista de la medicina se negó el 2 de febrero a atender a una joven paciente con convulsiones en Sancti Spíritus
El defensor de los derechos humanos Orestes Yumar Julién Gómez informó el pasado domingo sobre las infracciones de la ética médica perpetradas por el doctor nombrado Lino, quien el día 2, al filo del mediodía, se negó a atender a una adolescente con convulsiones que acudió a su consulta en el Policlínico Sur de la villa del Yayabo.
Según la fuente, la jovencita, de unos 12 o 13 años de edad, fue llevada al centro asistencial por su mamá, pero el facultativo, quien ya había anunciado que no atendería a nadie más, se negó a abrir la puerta de su consulta, pese a los golpes que daban en ella varios de los presentes, alarmados por la gravedad del caso.
Esta reportera ha podido conocer que el doctor Lino (¿Dr. Lino Zulueta Nocedo?) es un anciano débil, a pesar de lo cual tiene constantes consultas tanto en el referido Policlínico Sur como en los hospitales Pediátrico y Provincial “Camilo Cienfuegos”( Foto arriba a la derecha) , en todos los cuales se desempeña como neurocirujano.
Una paciente comentó: “Esto es lo que nos pasa por ser cubanos. Los médicos más capaces se los llevan para Venezuela, y aquí, para atendernos, sólo quedan unos pocos especialistas de lo peor, que no dan abasto. Nos ha tocado bailar con la más fea”.
*Periodista independiente, dirige la Agencia Yayabo Press en Sancti Spíritus, Cuba.