viernes, agosto 19, 2011

Adolescente cubano muere en extrañas circunstancias; no entregaron el cuerpo no permitieron reconocerlo, exhumarlo y la Seguridad del Estado presionó a los médicos para que hicieran una historia clínica fraudulenta.

Otro caso más en Cuba, en los cuales no se hace una investigación adecuada, se pasa por alto los procedimientos medico legales en relación a la extraña muerte de un adolescente de 15 años que, muerto (o asesinado), la policía no permitió que lo  reconociera, tampoco que los velaran, lo enterraron y ahora no admiten que sea exhumado para continuar las investigaciones que reclaman los familiares.
Le entregaron un certificado de defunción en blanco, en tanto que los esbirros de la Seguridad del Estado presionaban a los médicos para que hicieran una historia clínica falsa.
Dicen que el adolescente murió de anemia.
Detrás de la muerte del joven Emilio Lázaro Pérez Valdez ( foto a la derecha)  hay algo turbio. Las autoridades andan escondiendo evidencias que pueden comprometer a otras personas, incluso a los criminales.
Aquí está la información que aparece en Café Fuerte, es un extenso reportaje del periodista independiente Roberto de Jesús Guerra Pérez.
¿Que no hay un organismo internacional al cual se puedan llevar estos casos en los cuales se violan los procedimientos de patología forense, no se hacen investigaciones algunas y los familiares quedan desprotegidos y sin saber las cusas que ocasionaron la muerte de estos jóvenes?
Ya en post anterior señalábamos el caso de la muerte del joven Javier Aguiar Rodríguez, en este caso también las autoridades policiales han estado escondiendo evidencias y apañando a los criminales.