jueves, octubre 02, 2008

El Psicoanálisis en la mira de los nuevos revolucionarios cubanos.

En este capitulo del documentado artículo del autor Pedro Marqués de Armas, ya mencionado en este Blog, el autor aborda el tema del tratamiento que recibió el Psicoanálisis dentro de la nueva manipulación de la Psiquiatría cubana que tenia lugar mientras se establecía el régimen castro comunista en la Isla. Observe el lector la manipulación de términos y la intromisión del comisario comunista Grobart en la polémica. Aquí el texto que continua a los anteriores, que apareció en la Web, La Habana Elegante.
En estos años fueron cada vez más frecuentes las críticas al psicoanálisis, que en realidad había influido en la formación de no pocos psiquiatras y psicólogos cubanos, una parte de ellos miembros del Grupo de Estudios Psicoanalíticos. Según la retórica ad usum, semejante a la que imperaba en los medios literarios, se podía “militar en cualquier escuela siempre que el contenido fuera revolucionario”. No obstante, las críticas subieron de tono, y de calificar al psicoanálisis como “método no científico” se pasó a definirlo como “mera fantasía que no se eleva más allá de la alquimia y la astrología”.
En este ambiente hostil tuvieron lugar no pocas discusiones, como las sostenidas por Juan A. Portuondo con los profesores soviéticos durante el citado Curso de Perfeccionamiento, e incluso se impartieron seminarios de psicoanálisis, que a la vez coincidían en fecha con otros de conductismo (dictados por cubanos). Sin embargo, poco a poco se impuso el silencio… Algunos Psiquiatras se apartaron de sus concepciones, otros optaron por variantes dinámicas más toleradas o por un uso discreto consentido según el caso, mientras otra parte importante tuvo que marchar al exilio.
Fue hacia 1968 que el escaso margen que quedaba terminó por extinguirse. Un ejemplo de intervención ideológica en este terreno, es la petición que el dirigente comunista Fabio Grobart hace a Diego González Martín en 1965, para que éste publique un artículo cuestionador en la revista Cuba Socialista. “Algunas consideraciones críticas sobre la teoría freudiana” fue escrito, en efecto, con el propósito de disuadir a “los escasos núcleos de freudianos revolucionarios que mantienen sus ideas”.
González Martín, que antes de la Revolución calificara al psicoanálisis, en polémica con Roberto Sorhegui, de “superchería científica”, planteaba ahora la necesidad de valorar al freudismo desde una metodología dialéctico materialista… Pero si evidente es, por la falta de derecho de réplica, y de extinción de los contrincantes, la posición de fuerza; tanto o más lo resulta la violencia epistemológica a desplegar. No se trata sólo de someter al psicoanálisis como doctrina, sino también al inconsciente. ¿Cómo? Poniéndolo a prueba, exponiéndolo “a las modernísimas técnicas para el estudio de las micro estructuras cerebrales”.
Información relacionada:
Prevención y asistencia Psiquiátrica en Cuba
Definición de la política Psiquiátrica de la R
evolución.

2 comentarios:

DR. ABREGO dijo...

CUBA SIEMPRE VA ESTAR POR DELANTE DE LOS IMPERIALISTAS EN CUANTO A SALUD SE REFIERE ES UNA MEDICINA QUE SE PRACTICA EN BENEFICIO DE TODOS SIN DISCRIMINACION ALGUNA ADEMAS DISPUESTA SIEMPRE A AYUDAR A TODOS LO QUE NECESITEN SU APOYO INTERNACIONALISTA DE LOS MEDICOS POR ESO Y MUCHO MAS CUBA ES UNA POTENCIA MEDICA

El Editor dijo...

Por que no te vas para Cuba a trabajar voluntario?, asi ayudas al socialismo.
Lo que se trata en este articulo es la manipulacion de la Psiquiatria en Cuba.