domingo, marzo 23, 2008

El derecho de los presos cubanos a recibir un trato humano y atención médica apropiada.

Por: Dr. Eloy A. González. *
Un funcionario de la ciudad de Mechala en Ecuador, expresó su satisfacción cuando un grupo de médicos cubanos ofrecieron asistencia médica, mediante chequeo oftalmológico, a cuatrocientos cincuenta reos de una cárcel local.
Mechala es una ciudad del sur oeste del Ecuador y es la capital del estado El Oro; la ciudad cuenta con unos 216,901 habitantes. Desde el año pasado la municipalidad aplica un programa de atención médica gratuita mediante un convenio existente con el gobierno de Cuba. De este programa se benefician los reos ecuatorianos tanto hombres como mujeres.
La fuente señala que:”los médicos y el personal de apoyo se acomodaron para recibir uno a uno para el chequeo médico; entre ellos José Loayza Aguirre, con 6 meses de prisión, luego de hacerse revisar sus ojos, le recomendaron usar lentes porque según él sus párpados se le hinchan y a veces ve oscuro; “estoy agradecido por el servicio”, dijo. A Segundo Manuel Morales Valverde, le detectaron Terigio y muy pronto será nuevamente llamado para la intervención quirúrgica del caso; manifestó “estar contento de este apoyo de los médicos cubanos…,”
La presencia de estas personas rompe el esquema del estigma que tiene la sociedad contra la cárcel. Esta jornada es fantástica, única que jamás se ha dado; cómo no voy a estar agradecido de todas las personas que hoy trabajaron aquí, Gracias”; estas fueron las palabras de un funcionario local al concluir la jornada de atención médica a los presos ecuatorianos.
Consideramos muy acertado que en Ecuador los funcionarios públicos de una municipalidad tengan en cuenta el cuidado médico que debe brindarse a los presos; esto forma parte del trato humanitario que estos deben de recibir independiente de su condición. El hecho de que sean médicos especialistas cubanos que han viajado hasta el Ecuador para ofrecer sus servicios de atención a los reos ecuatorianos, es un gesto loable; al margen de la manipulación política que pueda existir.
En todo país que se precia de respetar los Derechos Humanos, los reclusos deben recibir atención médica apropiada a fin de cuidar de su salud mientras se encuentran extinguiendo sus condenas.
Pero los presos cubanos no son tan providenciales como los reos ecuatorianos. Una política sistemática de privación de derechos, torturas, negación de atención médica y horror consumado, es lo que se practica en las cárceles cubanas. A continuación podemos considerar algunos ejemplos de reportes enviados desde la Isla por periodista independientes:
El preso Guillermo Alberto Alea Acosta falleció en la cárcel Kilo Cinco y Medio, en la provincia de Pinar del Río, por mala atención médica. Alea Acosta, de 34 años, padecía de trastornos cardiacos, por lo que fue trasladado para el Hospital "Abel Santamaría" en la ciudad de Pinar del Río. No obstante, sin que se conozca por qué razones, al prisionero no lo ingresaron y lo enviaron de regreso al penal, donde falleció apenas 24 horas después.
En la Cárcel el Guayabo de la Isla de la Juventud al preso Rafael Romero se le niega el tratamiento medico adecuado para su problemas cardíacos, estando internado durante 5 días muy grave sus familiares no fueron avisados. Los médicos se han negado a darle tratamiento para realizarse, en su momento, una intervención quirúrgica a corazón abierto, según requiere.
El preso político, Adalberto Ramos Monteagudo con un cáncer de vejiga que le fue diagnosticado en febrero del 2007 se mantiene recluido injustamente y su situación médica se agrava día a día, persisten los sangramientos y los dolores. No recibe la atención médica apropiada y la alimentación adecuada para su padecimiento, su situación es precaria.
En la Prisión “Cuba Si” de Holguín, el reo Raúl Hernández Guerra muestra una parálisis en la mitad del cuerpo, padece de epilepsia y se vio obligado a “picarse” las venas, como auto agresión, para ser atendido. Esto ocurrió porque el reo le comunicó al “reeducador” que se sentía mal y este le negó la asistencia médica sin importarle que el reo estuviera con convulsiones. Cuando el reo se corta, no fue hasta pasada media hora sangrando y en riesgo de perder la vida, que el guardia llavero lo llevó al puesto médico
En esa misma cárcel en Holguín, el prisionero político Osmany Espada Rodríguez ha denunciando que las autoridades del penal continúan negándole la asistencia médica. Según el preso: “desde hace varios meses tiene un dolor en la mandíbula, a causa de una parálisis facial que sufrió dentro de la propia penitenciaria, pero cada vez que pide ser consultado por un médico especialista los gendarmes hacen caso omiso”. Debido a la dolencia, el ojo derecho le lagrimea constantemente, y además, casi no puede ingerir alimentos por los fuertes dolores maxilares. Cuando este reo ha sido atendido por la doctora esta le dice que “ella no puede hacer nada sin que los jefes lo ordenen”. “Estos guardias tratan mediante el castigo silenciar nuestras voces y que no denunciemos las violaciones que dentro de las prisiones se cometen, pero eso nunca lo lograrán, porque mientras sigamos vivo, seguiremos denunciando”, concluyó en reo.
El prisionero político cubano, Arturo Suárez Ramos, confinado en la prisión de máxima severidad Combinado del Este, en Ciudad de La Habana, no recibe tratamiento médico especializado para la Esclerosis del Cuello Vesical y Enfisema Pulmonar que le fueron diagnosticadas recientemente, ni para una lesión cancerígena que también tiene. Según una información proporcionada desde La Habana.
En la Prisión de Ariza el reo Leonardo Delgado Díaz murió el pasado 2 de marzo, Delgado Díaz había sido llevado al hospital provincial de Cienfuegos “Dr. Gustavo Aldereguía Lima”, el día anterior a su deceso, debido una polipnea, pero no lo ingresaron. Agregó la fuente que los ingresados en la enfermería del penal le expresaron a varios oficiales carcelarios que si no internaban a Leonardo en un hospital moriría, por las pocas condiciones médicas existentes en la cárcel, pero los uniformados respondieron que no se veía tan grave.
En la cárcel de mujeres de la provincia de Matanzas sufre prisión la joven Deysi Mercedes Talavera activista del Partido Democrático 30 de Noviembre “Frank País” quien se encuentra aislada en una celda sin que le permitan tomar el sol ni recibir asistencia médica.
El Dr. Alfredo M Pulido López, preso de conciencia a cubano se le diagnostico un contagio de Tuberculosis, y se encuentra en muy mal estado de salud. Al régimen se le ha exigido respeto por la salud del disidente, responsabilizándolos por lo que pudiera suceder. Resulta sospechoso que el periodista Independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González contrajo de manera dudosa la Tuberculosis en la prisión pinareña de Kilo 5 ½, encontrándose en la actualidad en la misma prisión que el Dr. Pulido López.
El prisionero de conciencia Dr. Luis Milán Fernández, condenado a 13 años de cárcel lo confinaron de forma arbitrariamente y sin padecer de ninguna enfermedad mental, en una sala psiquiátrica de la Prisión de Boniato localizada en Santiago de Cuba. El Dr. Milán está obligado a compartir una celda con pacientes psiquiátricos de todos tipos (obsesivos, esquizofrénicos, con neurosis depresivas que intentan suicidarse, etc.). Está expuesto continuamente a dos ó tres enfermos mentales que duermen en la misma celda junto con él y que lo han estado molestando. Aquí un ejemplo del empleo de la atención médica como método de tortura.
También el preso de conciencia a José Ramón Gabriel Castillo, quien cumple una larga condena desde su encarcelamiento en marzo del 2003. Le son aplicados métodos, inhumanos incompatibles con las severas patologías que padece el reo como son: hipertensión arterial crónica, problemas gastroduodenales, el colon afectado, angustia o desánimo severo, entre otras afecciones que se agravan por falta de atención médica especializada.
Estos son algunos ejemplos dentro de muchos que constituyen un patrón de tratos crueles, inhumanos y degradantes aplicados sistemáticamente en las cárceles cubanas contra los reos. La impiedad es más marcada para con los presos políticos, pero es igual de atroz para todos.
Las autoridades cubanas están obligadas a proveer de atención médica y crear un sistema de salud adecuado a las personas encarceladas ó detenidas. El actual sistema de salud penitenciario esta encaminado, no a garantizar la salud de los reos sino a acabar con ellos. Como parte de la política carcelaria de “enterrarlos en vida”, la posibilidad de que los reos en Cuba reciban atención médica adecuada, esta excluida.
Los presos en Cuba también tienen derecho a recibir un trato humano y atención médica apropiada. Las reglas que rigen el trato de los reclusos(as) están establecidas en varias Declaraciones y Recomendaciones adoptadas por organismos de las Naciones Unidas y refrendadas en documentos que se citan a continuación:
• Declaración Universal de Derechos Humanos (Artículos 4, 9 10 y 11). Adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1948. Fuentes: A, B, D, E.
• Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas 22-26). Aprobadas por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas el 31 de julio de 1957. Fuentes: B, C, D, E.
• Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Artículo 12). Aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1966. Entrada en vigencia: 3 de enero de 1976. Fuentes: A, B, D, E.
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículos 6, 7 y 10). Adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1966. Entrada en vigencia: 23 de marzo de 1976. Fuentes: A, B, D, E.
• Principios de Ética Médica aplicables a la Protección de Personas Presas o Detenidas contra la Tortura (Principio 1). Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1982. Fuentes: B, C, E.
• Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión (Principio 24). Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1988. Fuentes: B, C, E.
• Principios Básicos para el Tratamiento del Recluso (Artículo 9). Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 14 de diciembre de 1990. Fuentes: B, D, E.
Si consideramos que el Canciller de la ignominia y amanuense inverecundo del régimen, corrió a la sede de la ONU a firmar los Pactos Internacionales aprobados desde el 1966, debemos de exigir que la Dictadura Castro-comunista honre,- si es que tiene algún ápice de Honra-, estos Pactos y garantice la atención médica adecuada a los reos cubanos.
Tal vez a partir de ahora, si es que se honran los Pactos recién firmados por el representante de la Dictadura, los reos cubanos tengan la atención medica adecuada. Siendo así, esperemos que el trato que reciban sea muy similar al que reciben los reos ecuatorianos,- aparentemente más afortunados por cierto-, que son atendidos por los médicos cubanos en la distante Mechala, allá en Ecuador.
©2008
*Columnista, Panorama de Nuevos Horizontes, Fort Worth, TX. E-mail: eloy_gnzlz@yahoo.com
La foto coresponde a la actividad efectuada en Mechala, Ecuador.

3 comentarios:

Editor dijo...

La Dama de Blanco Laura Pollán entregó en el Palacio de la Revolución un ejemplar del libro Enterrados vivos (2008), escrito por su esposo, el periodista independiente encarcelado Héctor Maseda, condenado a 20 años de prisión en la Causa de los 75. La nota del autor para el compañero Fidel reza: «Permítame obsequiarle un ejemplar de mi nuevo libro testimonio titulado Enterrados vivos (tomo I). Espero que su lectura lo convenza de la realidad que existe en las ergástulas cubanas y nunca más afirme —al menos en público como lo ha hecho— que en ellas las autoridades carcelarias cubanas no emplean métodos crueles , inhumanas y degradantes contra la población penal para someterla». El libro fue presentado en La Habana el 18 de marzo próximo pasado por otro reo de la Causa de los 75: el periodista independiente excarcelado Jorge Olivera al conmemorarse el V aniversario de la Primavera Negra.

Mesa de Trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello dijo...

EN PELIGRO LA VIDA DE INTERNOS POR DENEGACIÓN DE ASISTENCIA MÉDICA
2008-04-03. De la Mesa de Trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello, Información No. 70, Marzo 2008
Jorge Alberto Liriano Linares
La degradación y pérdida de valores éticos del personal de Salud y funcionarios del Ministerio del Interior que representan al Gobierno cubano en la prisión Kilo 7, ponen en peligro la vida de los reclusos internos al negarsele la asistencia médica que requieren como seres humanos que son.

Caridad Caballero dijo...

Golpean a reo por exigir asistencia médica
El preso político Juan Luis Rodríguez Desdín denuncia, desde la cárcel Cuba Sí, en Holguín, los tratos despiadados e inhumanos a que son víctimas los reos cuando reclaman sus derechos.
Según la fuente, Juan Suárez Nori fue golpeado brutalmente el pasado 17 de marzo por Reinaldo Rivera Lucas, jefe de orden interior del penal, el reeducador Osmany y otros, sin tener en cuenta sus graves limitaciones físicas.
El hecho tuvo lugar cuando el recluso exigió el internamiento en el puesto médico de la prisión como había sido indicado por los facultativos, ya que tiene un brazo fracturado y no puede valerse por sí mismo.
Juan Suárez Nori se encuentra en la compañía 28 de dicho centro penitenciario en espera de dos operaciones, concluyó Juan Luis Rodríguez Desdín.