domingo, marzo 12, 2017

Acción de solidaridad urgente para con el médico y periodista cubano, Dr. Eduardo Herrera, en situación precaria y en riesgo de deportación.

Cuando no encontramos en la red informaciones que proporcionaba en Dr. Eduardo Herrera, quien de manera habitual colaboraba con el sitio Hablemos Press, nos preocupó hasta que nos llegó la noticia de que este destacado cirujano había salido de Cuba. Hoy tenemos esta información que resulta preocupante. Este Blog informo en muchas ocasiones de las informaciones y las situaciones de acoso  de que fue objeto el Dr. Herrera Duran en Cuba. Hoy el Dr. Eduardo Herrera Duran es uno más de los miles de inmigrantes cubanos y de médicos que se encuentran varados en el exterior y pasando toda suerte de penurias por su condición de inmigrante indocumentado, desempleado y con múltiples carencias. Como suele ocurrir con estas informaciones NO aparece dirección postal o electrónica del Dr. Herrera Duran, aunque estamos seguros que muchos cubanos o colegas médicos pueden ayudarlo. Le enviamos una frase de aliento y esperanza para este profesional cubano ahora en dificultades.
Su principal temor es que lo deporten de Trinidad y Tobago, donde sobrevive actualmente
 El cirujano cubano Eduardo Henrique Herrera Durán es otro de los que han quedado varados en su camino a Estados Unidos. Especialista de primer grado en Cirugía General, laboró por ocho años en el Hospital Calixto García, del Vedado, hasta que se fue de Cuba a Santa Lucía en octubre de 2016.
Herrera Durán era periodista independiente de la agencia  Hablemos Press, y en reiteradas ocasiones fue amenazado por la policía política con ir la cárcel. Alega haber abandonado el país por motivos políticos.
Dr Eduardo Herrera Duran
Tras dejar Cuba, permaneció un mes en la isla de Santa Lucía. Se fue de allí a Guyana porque, cuenta, sentía temor de ser deportado a Cuba.
En Guyana comenzó su búsqueda de empleo, pero sin resultados; en ese país, como muchos del Caribe y Sudamérica, debido a los acuerdos que con Cuba se contratan únicamente a médicos cubanos de los contingentes de cooperantes internacionalistas que envía La Habana.
Herrera Durán se encuentra actualmente en Trinidad y Tobago. Allí le indicaron que existe una oficina donde podía acogerse a un programa de refugiados políticos.
Cuenta este cirujano que en estos momentos está a la espera de una respuesta, pero sin un lugar decente donde vivir o siquiera un sustento. Sobrevive precariamente gracias a la ayuda de algunos amigos y de la organización Reporteros Sin Fronteras.
En otras de sus gestiones, solicitó ayuda a Rochelle Nakhid, coordinadora del Programa para Emigrantes y Refugiados que radica en Living Water Comunity. La respuesta fue que solo le pueden garantizar no ser deportado, pues los recursos de la organización “solo alcanzan para ayudar a niños, mujeres y acianos”.
En el mes de diciembre se entrevistó en las oficinas de la ACNUR, del edificio de las Naciones Unidas en la referida isla, con Rubén Barbados, pero sin resultados. Quedó a la espera de otra entrevista.
“Sigo en las mismas, sin poder trabajar por no contar con un permiso de salida de Cuba como cooperante. Gracias a amigos y otros cubanos que se encuentran en la isla, no mendigo”, cuenta.
Fuente: Cubanet
Información relacionada: