sábado, febrero 06, 2016

Las autoridades de salud en Cuba se niegan a recibir una donación para adquirir equipos médicos para el Hospital Pediátrico “William Soler”.

Hace algún tiempo se pudo conocer dela destrucción total del antiguo Hospital Pediátrico “Pedro Borras Astorga” conocido como el Pediátrico del Vedado, una construcción bien ubicada y joya de la arquitectura art deco en una instalación hospitalaria. Hoy el hospital es un motón de ruinas después de años dicen que “reparándolo”. Se pudo saber que para la reparación total de este hospital se recibió en Cuba una donación de un miembro de la familia real saudita por 30 millones de dólares, que bien tomaron pero no arreglaron nada, el hospital se perdió. Esta información se refiere a otra donación esta vez de una organización kuwaití para la adquisición de equipos médicos para cirugías cardiovasculares en el Hospital Pediátrico “William Soler” que las autoridades de salud cubanas NO aceptaron. Veamos la información:
La organización Gulf for Good basada en Kuwait trató de regalarle al Hospital Pediátrico William Soler de La Habana, Cuba 25 mil dólares para la compra de un equipo médico para intervenciones cardiacas en infantes y las autoridades cubanas jamás estuvieron listas para recibir el regalo.
Por pura casualidad CubaenVivo.Net conoció en una conversación entre amigos en uno de los restaurantes de un Hotel de La Habana la razón verdadera -según el comentario de la persona a que se hace referencia- del porqué el Hospital William Soler jamás entregó la documentación de trabajo para la adquisición del equipo médico del que estaba carente el Cardiocentro Infantil. Tampoco quisieron recibir el dinero para invertirlo en otras áreas de necesidades de salud.
Según el opinante dos cosas clave gravitaban detrás de la maniobra de las autoridades castristas para rehusarse de recibir la ayuda de H.H. Sheikh Ahmed bin Saeed al Maktoum, bajo cuyo patronato está la organización Gulf for Good.
La primera de las razones es la necesidad que tiene el régimen de mantener vigente la propaganda acerca de “el daño que ocasiona el criminal bloqueo imperialista” de los Estados Unidos, según ellos contra Cuba, asunto que en realidad es un embargo financiero contra el gobierno castrista. De recibir este regalo y otros en la continuidad de la relación con la organización Gulf for Good podía poner en peligro “la integridad del bloqueo yanqui y el levantamiento del bloqueo es un asunto que pone en riesgo la seguridad de la Revolución”. Esta idea la explicó un alto dirigente del Partido Comunista en reunión con los directivos del Hospital.
El segundo argumento se refiere a que al parecer los asesores castristas para el gobierno haitiano en Puerto Príncipe tenían en planes promover la idea de que el régimen cubano estaba cediendo sus derechos “para ayudar al pueblo de Haití” permitiendo que los fondos regalados por Gulf for Good le fueran entregados al Haití Hospital Appeal.
¿Nos queda algo increíble por descubrir en la Cuba de los Hermanos Castro? Usted, ¿qué cree?
Como nota adicional, el sitio web de temas cubanos, Cuba en Vivo incluye esa nota:
El hospital Pediátrico William Soler ha presentado una aplicación por $25,000, valor del equipo médico para monitorear y tratar niños con afecciones cardíacas severas. El hospital es pagado por el gobierno y provee todos los servicios de salud gratis. En el hospital están muy contentos con nuestra donación y están trabajando con los Administradores del Hospital para proveer los papeles necesarios para habilitar una transferencia inicial de fondos por parte de Gulf for Good.
ACTUALIZACIÓN – Octubre 2011
El Hospital Infantil William Soler está enfrentando una inmensa burocracia para importar el equipo de operación solicitado. El Hospital necesita un representante comercial con una licencia para importar, ni G4G ni nuestro representante en el lugar tienen acceso al mismo. El hospital está ahora mirando proyectos de inversión alternativos de origen local que G4G podrán financiar.
ULTIMA ACTUALIZACIÓN – Abril 2012
Las directrices de Gulf for Good disponen que todos los proyectos deben comenzar dentro de los 13 meses del de la solicitud. Desafortunadamente, el hospital no pudo conseguir una manera de importar el equipo necesario. Por lo tanto, este proyecto se ha interrumpido debido a la burocracia cubana. Todos los fondos serán desviados a Haití Hospital Appeal, la otra organización benéfica nominado para beneficiarse de los fondos recaudados por Revolucionary Ride Cuba 2010.
Traducción fiel y exacta del original en inglés que aparece en: William Soler Paedatric Hospital.

Nota del editor: Aunque el artículo original señala que esta organización radica en Kuwait, en el contacto de su página web aparece en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.