viernes, julio 18, 2014

Pablo Milanés se opera en España, la Dra. Chan OMS llega a La Habana y el sobreviviente…, sobrevive en un hospital cubano.

¿Invidia? Que si Pablo, poeta cubano nacionaliza’o españó se operó en Galicia y no en el Calixto. Y no falta el que se desgañita clamando traición a la gloria esa que se ha viví’o del mulato consecuente que no quiso pasar por el bisturí de la patria, pero es que después de cómo salió Chávez, ¿quién se atreve con la potencia? Milanés se opera donde le salga de sus cojones, o en su caso, de sus riñones. Lo que se llama con todas sus letras pura luzbrillante, porque no hay más nada que quemar en la isla y en sus orillas. Más, ahora, no falta el que cree que con la visita de Putin, (que según muelean algunos, ¡incluso en los Mayamos! es el más respetado líder de no sé qué) volverá la carne rusa regalá. ¿Dime algo?
“Despiértate. Niño, despierta… Hola, niño, despiértate. Ehhh… ¿Dónde estoy? ¿Quién soy? ¿Hoy es ayer o mañana es hoy? Si esto no es el infierno algo anda mal… ¡Ah no! ¡Esto es un hospital! ¡Qué feo, las paredes sin pintar! ¡Ventanas, pastillas, pisos sin limpiar! Dije… ¿Qué? Aquí no me voy a quedar, aquí lo que me van es a matar. ¡Me voy! (…) ¡No quiero morirme!
VIDEO del Sobreviviente…, a continuación: