viernes, diciembre 06, 2013

Castigan con la marginación social y económica al Dr. Eduardo Cardet, médico cubano quien es miembro del MCL.

Durante el último año se ha acrecentado de manera alarmante la represión contra todos los activistas y opositores al régimen dentro de la Isla. La permanente violencia e intimidación contra los miembros del Movimiento Cristiano Liberación tiene el objetivo de paralizar su actividad cívica y pacífica en  pro  de conquistar los derechos para todos los ciudadanos.
Hoy 5 de diciembre de 2013 la Seguridad del Estado del Gobierno Cubano ha ordenado la separación definitiva de la entidad de Salud Pública al Dr. Eduardo Cardet, y ha sido expulsado de su puesto de médico en el municipio de Velazco, Holguín por su labor como miembro del Consejo Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación. La sanción laboral es una decisión política destinada a castigar con la marginación social y económica. El Dr. Cardet es padre de dos niños. Los salarios de él y de su esposa aunque miserables son sustentos para la familia.
Dr. Eduardo Cardet
El Dr. Cardet trabaja activamente en EL Camino del Pueblo. En medio de la cultura del miedo, tiene el valor de ejercer y defender  la libertad de expresión y de asociación, derechos inherentes al ser humano  exigidos por miles de ciudadanos cubanos en el Proyecto Varela.
El Dr. Cardet es un especialista, un profesional querido y respetado  por todos sus pacientes. Ahora  no puede ejercer su profesión en su pueblo ni en ninguna parte de Cuba, donde cada, día es mayor la escasez de médicos. En medio de la crisis de la atención primaria en todo el país, que enfrenta una epidemia de cólera y dengue, el gobierno demuestra su desprecio por los ciudadanos y le niega su derecho al trabajo a un excelente doctor.
Denunciamos y condenamos la discriminación política contra el Dr. Cardet y responsabilizamos al gobierno de Cuba por el uso arbitrario del poder contra ciudadanos que disienten políticamente del régimen gubernamental. Alertamos a la comunidad internacional pues este paso puede ser el inicio del recrudecimiento de una ola represiva contra la familia Cardet y los miembros del MCL. Apelamos a la protección de todas las organizaciones sindicales y profesionales encargadas de velar por los derechos de los trabajadores e informamos que presentaremos una queja formal ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Reclamamos el reintegro del Dr. Cardet a su puesto de trabajo e invitamos a solidarizarse a todos los galenos y Colegios Médicos, y a todas las personas de buena voluntad.
Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación.