miércoles, abril 17, 2013

Elogio de la contradicción…

Rafael Muci-Mendoza
Vamos a terminar consumiendo medicamentos falsificados… ¡tósigos cubanos!

Cicerón (106-43 a.C.) orador, filósofo y político formuló el concepto de humanismo, es decir, la idea que coloca al individuo en el centro; años después, el estoico Séneca (4 a.C. - 65 d.C.) dijo que ¨el ser humano es para el ser humano algo sagrado¨. Se pregunta uno entonces, ¿Dónde tienen la cabeza los jerarcas del poder cuando lanzan ideas mal entretenidas y malparidas? Ignorantes todos, hombres y mujeres baldíos, aprenden a manejarse por la vida en medio de errores, prepotencia y mentiras como un modo de existencia. Van y vienen como si nada pasara, dicen y se contradicen y llevan a la población por la calle de la amargura en medio de contradicciones, desaciertos e incompatibilidades ¡Cómo si no tuvieran suficientes angustias!
La ministra de salud cambia el patrón de recetar y pare un bodrio, su famosa resolución 028 y da un plazo perentorio. Para ella la droga genérica ¨tiene el mismo efecto¨ que la comercial, pero no nos convence mostrando en qué sustenta su afirmación ¿son equivalentes, son intercambiables? Ella no consulta con quienes saben y lo más probable es que vamos a terminar consumiendo medicamentos falsificados, o lo que es lo mismo, ¡tósigos cubanos! que ellos no producen y compran barato quién sabe dónde, y no sabemos dónde fueron elaborados, sin registro sanitario venezolano, sin fecha de vencimiento. Seríamos sortarios si contuvieran únicamente talco…
En medio de déficit y carencia de medicamentos, ires y venires de farmacia en farmacia, angustias de diabéticos, epilépticos e hipertensos el Reglamento de la Ley de Medicamento tiene 13 años de mora, mientras los manganzones sólo piensan en quedarse con el poder ignorando a la población, especialmente la tercera edad.
¡Votemos contra ellos, contra el CNE y por un país decente!