martes, septiembre 11, 2012

La enfermedad por el Virus del Nilo Occidental en el Metroplex.

Por: Dr. Eloy A González.
Tal vez usted ha escuchado en los noticiarios los reportajes sobre la presencia en Texas y en particular al norte de este estado de enfermos que han contraído la enfermedad conocida por Virus del Nilo Occidental. Su nombre es específico y se refiere al agente que causa esta enfermedad: el virus del Nilo. Las preguntas que muchos personas se hacen (o me hacen) es de donde viene esta enfermedad y que síntomas ocasiona. En general pocos se preocupan por al agente trasmisor (el mosquito) que lleva el virus y lo inocula en el enfermo potencial.

El virus del Nilo Occidental  (Virus West Nile, Virus del Oeste del Nilo o, en inglés, West Nile Virus) se identificó por primera vez en 1937 en Uganda al este de África y en los Estados Unidos, se descubrió por primera vez en el verano de 1999 en Nueva York. Desde entonces, el virus se ha diseminado a lo largo de todo el país. El virus del Nilo Occidental es un tipo de virus conocido como flavivirus. Los investigadores creen que se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y luego inocula a una persona, se acepta que también las garrapatas son vectores de este agente. El virus puede infectar a humanos, pájaros, mosquitos, caballos y algunos otros mamíferos.

La enfermedad no estaba aquí en los Estados Unidos , se estima que esta se estableció a partir del año 1999 y hoy puede asegurase que la continua expansión del Virus del Nilo Occidental en los Estados Unidos indica que se encuentra permanentemente establecido en el Hemisferio Occidental. Entendiéndose por “hemisferio occidental” los Estados Unidos de América  y Canadá donde se reportan pacientes En México la Secretaria de Salud ha descartado la presencia del virus del Nilo en ese país.
Como muchas  personas son picadas por los mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, la mayoría no saben que han estado expuestas. Pocas personas presentan formas graves de la enfermedad e incluso ni siquiera notan en absoluto ningún síntoma. Esto hace suponer que muchos enfermos, considerando la levedad de la enfermedad y por lo tanto de sus síntomas no son reportados existiendo un subregistro de pacientes que altera considerablemente las cifras de enfermos proporcionadas por las autoridades de salud. Es decir hay más enfermos que lo que se reporta y se informa en los medios.
Lo que si debe de tener en cuenta la población es que hay personas que pueden ser infestados de manera más fácil y con la forma más severa de la enfermedad, eventualmente pueden morir. Estos son personas con: afecciones que debiliten el sistema inmunitario, tales como el SIDA, trasplante de órganos y quimioterapia reciente; que tengan una edad avanzada o muy temprana y mujeres  embarazadas.

En cuanto a la pregunta de, qué se sienten las personas infectadas, estas se quejan de: dolor abdominal, diarrea, fiebre, dolor de cabeza, inapetencia, dolores musculares, náuseas, salpullido, dolor de garganta, inflamación de ganglios linfáticos, vómitos. Los síntomas pueden durar de 3 a 6 días. ¡Ah! Pero aquí no termina el asunto; uno de cada 150 enfermos evolucionaran hacia una forma más severa de la enfermedad, esto es la forma neuroinvasiva. Los enfermos presentan: confusión o cambio en la capacidad para pensar con claridad, pérdida del conocimiento o coma, debilidad muscular, rigidez en el cuello, debilidad de un brazo o pierna. Síntomas todos, expresión de la inflamación del cerebro  y las membranas que cubren a este. Esta situación puede llevar a la muerte al enfermo.
La infestación por el virus del Nilo occidental, tal y como lo vemos,  es un problema de salud muy serio no solo para el estado sino para la zona del Metroplex (Dallas- Fort Worth) donde vivimos. Al  momento en que escribo esta nota, el comisionado del Departamento de Servicios Estatales de Salud, David L. Lake ha informado que en Texas suman 1 013 enfermos de los cuales han muerto 40 enfermos; si se compara con las 87 muertes en todo el país en Texas se han reportados  cerca de la mitad de las muertes en los EEUU por esta enfermedad. El funcionario advirtió:
….., se han registrado aún más casos y muertes por la enfermedad, pero que estos aún no han sido reportados a los servicios estatales de salud. "2012 es oficialmente el peor año en el estado de Texas por (el virus del) Nilo Occidental”…, señaló que las autoridades estatales de salud están viendo signos de que la epidemia transmitida por un mosquito puede haber alcanzado su máxima repercusión en la parte norte de Texas, la zona con más afectados.  Añadió sin embargo que el número de casos y muertes en el estado seguirá aumentando al menos hasta octubre. Este año, 495 ya han sido diagnosticados con la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental, la forma más grave de esta dolencia, que afecta al cerebro y puede causar parálisis, coma y la muerte.
El problema se agrava en el norte del estado y más específicamente en los condados de Dallas con 289 enfermos y 13 fallecidos, Tarrant ( Fort Worth) reporta 217 enfermos y 4 fallecidos y Denton con 122 enfermos y 2 fallecidos. Es decir el Metroplex (Dallas-Fort Worth) tiene el 47% de todos los casos reportados en Texas hasta el momento (Human West Nile Cases and Fatalities by County 2012 as of 8/30/2012).
Sin crear alarma o situaciones de pánicos,  la población debe conocer la realidad del problema y las medidas a adoptar para evitar que el brote epidémico se salga de control y ocasione un número considerable de muertes que pueden evitarse.

Para los lectores de esta nota les digo que ustedes son parte del problema y de la solución. Somos parte del problema porque muchas veces vivimos en un entorno de suciedad y descuido. Los patios y algunos lugares de trabajo acumulan objetos que en días lluviosos se transforman en depósitos donde se multiplican los mosquitos trasmisores del virus; la reducción de la fuente de mosquitos eliminando los sitios donde estos se reproducen, puede ser una tarea de todos. Las aplicaciones focales de insecticidas dirigidos contra mosquitos adultos e inmaduros; pueden ser iniciativas de la comunidad junto a las autoridades de salud locales.
El control de los mosquitos adultos se ha hecho mediante el empleo de insecticidas en equipos móviles; la polémica surgida para emplear medios aéreos en la fumigación ha sido muy mal conducida y aceptada a regañadientes por muchos. Mi experiencia, viviendo y ejerciendo en un país expuesto a enfermedades trasmitidas por los mosquitos, es que el control del vector comienza en el patio de las casas de cada una de las familias y en algunas áreas de negocios donde los depósitos permiten la reproducción de los vectores.
El otro asunto que nos toca a todos es el de la protección personal. Los mosquitos y garrapatas sirven como los vectores naturales de virus del Nilo occidental. Evite los mosquitos. Asegúrese de que las telas anti-mosquito estén en buena condición para impedir a los mosquitos entrar en las casas. Si usted debe entrar o permanecer  en áreas dónde hay una amenaza de encontrar mosquitos infectados, use ropas que lo protejan contra las picadas.
Se repite hasta el cansancio el uso de repelentes pero hay especificaciones sobre cómo debe emplearse este repelente. Si usted va a usar un  repelente personal proporcione un Tiempo de Protección Completa (TPC) razonable. El TPC es el tiempo total seguido a la aplicación de repelente durante cual el individuo se mantiene libre de picadas. Por ejemplo, bajo las condiciones normales el TPC para una formulación de 5% DEET (toluamido de dietil, en la actualidad el repelente más eficaz) es aproximadamente 2 horas. El TPC para una formulación de 24% DEET es más de 4 horas. Hay otras medidas de control que son de la competencia de las autoridades de salud. Si le toca a usted cooperar, ¡hágalo!
Se asegura que, “las primeras líneas de defensa durante una emergencia creada por una enfermedad llevada por vectores (agentes trasmisores de enfermedades)  son conocimiento y la protección personal”; en esta notas van algunos de los conocimientos esenciales sobre esta enfermedad y como usted puede protegerse y proteger a su familia.

2012©