lunes, septiembre 17, 2012

El producto Vidatox, no tendría propiedades anticancerígenas y sería menos efectivo que el Escozul,como tratamiento del cáncer.

El producto Vidatox, no tendría propiedades anticancerígenas y sería menos efectivo que el Escozul, una forma diluida creada por el biólogo cubano Misael Bordier como tratamiento alternativo en algunos casos de cáncer.
Jorge P. Martínez / martinoticias.com
El Escozul, un tratamiento alternativo contra el cáncer que se entregó gratuitamente en Cuba hasta el 29 de abril de 2011, ha dado paso al Vidatox, una fórmula homeopática menos concentrada también derivada de la toxina del alacrán o escorpión azul.
Pero el Vidatox, a diferencia del Escozul, no tiene propiedades anticancerosas, según varias personas que padecen la enfermedad y que crearon la página digital escozul-cancer.com/es para difundir “la verdad sobre Escozul”.
El periódico
Jamaica Observer informa que meses después de que representantes del gobierno cubano mostraran el Vidatox a los distribuidores jamaiquinos, el producto comenzará a venderse pronto en este país caribeño.
Agrega el informe que un grupo de especialistas de LABIOFAM, encabezado por la doctora Carmen Morales Paneque se encuentra en visita de trabajo en Jamaica para “concluir” el negocio con la principal distribuidora local tras haber recibido el visto bueno del Ministerio de Salud jamaiquino.
Las autoridades jamaiquinas dieron a conocer que han aprobado la distribución del Vidatox en las farmacias locales.
Stephanie Shaw Smith, a cargo de las relaciones públicas y comunicaciones del Ministerio de Salud jamaiquino, dijo al Jamaica Observer que el medicamento Vidatox ha sido registrado en Jamaica. La funcionaria añadió que “una vez que el medicamento es registrado y el fabricante es notificado, el producto puede ser colocado en el mercado”.
Según las autoridades cubanas cerca de 25, 000 personas procedentes de Italia viajan a la isla cada año para recibir tratamiento contra el cáncer, que incluye el Vidatox.
Funcionarios médicos cubanos han dicho que el Vidatox es seguro, no tiene efectos secundarios y lo usan miles de personas en todo el mundo para tratar varios tipos de cáncer, como el de páncreas, próstata, pulmón, colon, cerebro y cuello del útero, entre otros.
Martinoticias.com hizo contacto con el laboratorio cubano LABIOFAM, que cuenta con la asesoría del Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos, donde una empleada nos pidió que llamáramos a los Laboratorios Vinang, en la Calle 100 y Ojo de Agua, donde se produce el Vidatox.
En ese lugar, la persona encargada de ofrecer información al público, nos preguntó de donde estábamos llamando y al conocer que lo hacíamos del extranjero, nos dijo que por teléfono no podía ofrecer detalles del producto.
“Usted lo que debe es viajar aquí y venir e identificarse con los médicos y sentarse en la consulta y ellos le aclaran cualquier duda que usted tenga. Cualquier información que se pueda dar, ellos se la dan”, señaló.
Sin embargo, logramos que nos respondiera algunas preguntas. Manifestó que “las consultas son gratis”, pero que “el frasco de Vidatox le cuesta al paciente 205 CUC”.
¿Por qué se produjo el cambio de Escozul a Vidatox?
Nos respondió que “el producto que fue registrado fue el homeopático, que es el Vidatox, y ese es el nombre comercial que adquiere al ser comercializado”.
Foto: Niurys Monzón, fue la primera paciente del biólogo Misael Bordier, quien creó el "escozul" un compuesto proveniente del veneno del alacrán azul.
También le preguntamos si el Vidatox tiene la misma dosis que el Escozul.
“Mire, realmente el Escozul era un producto que se usaba, que se refrigeraba, no es la misma dosificación. El Vidatox es un producto homeopático, son gotas sublinguales, tiene menos concentración que el Escozul, como todo producto homeopático (…) pero es efectivo igual; el paciente obtiene una mejor calidad de vida”, indicó.
Cuba exportó por primera vez el producto Vidatox en la semana del 5 de mayo de 2011, según el programa televisivo estatal Mesa Redonda:
“Cuba realizó esta semana la primera exportación de un fármaco derivado de la toxina del alacrán, destinado a terapias oncológicas, informó hoy aquí José Antonio Fraga, director de la empresa productora del preparado”.
Entonces, ¿LABIOFAM ya no produce Escozul?
“Sí. Si lo produce, lo que pasa es que el producto está en investigación…”, señalan los laboratorios Vinang.
El biólogo cubano Misael Bordier, quien falleció de un infarto en 2011, descubrió en 1990 que el veneno del escorpión azul cubano podía usarse como tratamiento alternativo en algunos casos de cáncer (en 1995 obtuvo la patente) a través de una fórmula diluida de la toxina conocida como Escozul.
Según el sitio
escozul-df.com, Bordier explicaba que “el mundo de la medicina moderna está dominado por las grandes trasnacionales. Un determinado producto requiere de una serie de procesos que conlleva años de trabajo, de estudios preclínicos y clínicos, los cuales estamos desarrollando”.
“¿Por qué nosotros decidimos pasar este producto al área de la medicina alternativa? Con el objetivo de darles a los pacientes una alternativa previa antes de que el producto transite por todas las etapas de la investigación médico-farmacéutica”.
Bordier consideraba que el Escozul, que ya no está disponible al público, “no ataca a la célula maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo, inhibiendo la membrana celular y evitando el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos”.
Mientras, otra web,
ntsa.wordpress.com, señala que Escozul tiene una acción analgésica y antinflamatoria. El doctor Andrew Weil, graduado en biología en la Universidad de Harvard y especialista en medicina alternativa, señaló que sería particularmente tonto que un enfermo de cáncer cifrara sus esperanzas en Escozul u otra terapia aún no comprobada, en vez de los tratamientos conocidos que han demostrado su efectividad en la lucha contra el cáncer.
Fuente: Martinoticias.