sábado, agosto 20, 2011

¿Cuál es el salario de un médico cubano cuando está cumpliendo una misión internacionalista?

La noticia sorprendió a muchos no por la información en sí, sino por la cifra que esta mostraba. El periódico El Nuevo Herald de Miami, afirmaba que, “El gobierno venezolano estaría pagando como promedio al régimen de La Habana más de $200,000 dólares por cada uno de los 29,300 médicos, técnicos y enfermeros que participan en el programa de salud Barrio Adentro”. Cantidad que atribuye a expertos pero que no sabemos de dónde viene y el por qué de la cifra.
El monto por el pago de un médico cubano en Venezuela de 200 mil dólares anuales, supone un número desproporcionado que en nada corresponde con la realidad. Es cierto que se están realizando pagos pero no considero que llegue esa cifra.
Nunca podremos saber cuánto recibe el gobierno cubano por cada médico que presta servicios en el exterior. El gobierno cubano a través de sus agencias de contratación y prestación de servicios en el exterior atienden a convenios de colaboración previamente firmados entre gobiernos e instituciones. De esos convenios nunca se conocen los términos de los mismo, menos aún los desembolsos que se hacen. Debemos de suponer que las condiciones de pago están en el papel o en todo caso puede que estén en los anexos de los convenios o tal vez en cláusulas secretas. Recordemos que el secretismo es práctica obligada en las dictaduras totalitarias.
Es bueno señalar que siempre se habla de los médicos cubanos como los únicos profesionales que forman parte de la prestación de servicios en el exterior pero no es así. Solo en el sector de la Salud Cuba envía también enfermeros(as), técnicos y otros profesionales calificados como psicólogos y personal docente. Se trata entonces de definir cuanto pagan por cada uno de estos profesionales o todos reciben un salario (o monto) promedio.
Lo cierto es que en la actualidad, el gobierno de Cuba recibe pagos por los servicios médicos de los profesionales de la salud que están trabajando en decenas de países; solo en Venezuela hay más de 29 mil. Las cantidades a recibir pueden variar de unos a otros países. Tal vez no hay pagos directos de Haití, desde luego, pero alguien paga esa factura y parece ser que lo hace Venezuela, Brasil o ambos países.
Recibir pagos por los servicios de salud que los profesionales cubanos ofrecen en el exterior no es cuestionable, lo cuestionable es como se dividen los beneficios; esto es entre el gobierno y sus instituciones, y el médico. La diferencia de las sumas es lo bochornoso. Es una forma de explotación del profesional que siempre es considerado un ‘medio básico’ del estado cubano.
Estudios independientes señalan que el gobierno de Cuba recibe entre 16 y 18 mil dólares mensuales por cada médico que hoy labora en Venezuela. El médico recibe unos 230 dólares para sus gastos mensuales; entre 125 y 225 dólares mensuales son depositados en una cuenta en la Habana y 50 dólares entregados a la familia en Cuba, también mensuales. El depósito en la Isla solo puede ser retirado al término de la misión o tiempo de servicios en el exterior.
Si aceptamos esta información podemos asegurar que los médicos cubanos ganan menos en Venezuela que en Sudáfrica donde la cantidad a recibir destinado a los depósitos en La Habana que devenga el médico son mayores. Esto puedo afirmarlo porque en Cuba, en los 90’s, conocí detalles del convenio entre Cuba y Sudáfrica por lo cual fueron enviados, o son enviados, médicos cubanos a trabajar a aquel país.
Aun así cumplir una misión en estos términos es económicamente ventajoso para un médico cubano que vive en situación de miseria en la Isla. Pero no siempre fue así.
A la dercha, Hospital Antonio Lenin Fonseca, Nicaragua, donde trabajé en el 1988.
En los años 80’s, cumplí misión como médico en Nicaragua. Entonces todo era muy distinto. Según nos explicaron al llegar a ese país, Nicaragua era, junto a Angola y Etiopia, los únicos países que no pagaban por recibir los servicios de salud que Cuba ofrecía a través de sus profesionales e instituciones. Es así que en el 1987 había en Nicaragua una Brigada Médica Cubana con 328 integrantes. Cuba además ofrecía a Nicaragua medicamentos para ser distribuidos en las Farmacias populares y otros insumos médicos. Es decir que los demás países si pagaban. ¿Cuánto y como hacían los pagos? Eso no lo sabemos, está en los documentos de los convenios que nunca veremos..., si es que están allí.
Los médicos en Nicaragua si bien no gastábamos por concepto de alojamiento, comida, trasporte etc., solo recibíamos la ridícula suma de 2,5 dólares mensuales al cambio oficial. La situación de miseria era chocante y esto traía no pocos problemas. Los cubanos acostumbrados a tener garantizada al menos la pacotilla, se veían imposibilitados de llevar a sus familias necesitada algunas de las cosas de que carecían en la Isla. A todo esto se suma la mirada inquisidora de los agentes y dirigentes que tomaban nota y actuaban cuando algún cooperante recibía un regalo.
De regreso a Cuba, había un pago adicional que nunca estaba todo lo claro que debía ser; era una especie de plus o bono por el tiempo en el exterior al que se sumaba otra cantidad adicional cuando el cooperante había prestado servicios en un país que se consideraba peligroso o de riesgo. Recibí ese beneficio sin que se me explicara las particularidades del mismo.
Los médicos cubanos en Venezuela pueden a discreción recibir regalos , comprar si tienen el dinero disponible y enviar en repletos contenedores los bienes que fueron adquiriendo en el tiempo que permanecen en Venezuela.
Solo podremos saber los términos precisos de los convenios en materia de Salud que firma el gobierno de Cuba con otros gobiernos, y que siempre o casi siempre conlleva el envió de una misión o brigada médica cubana, cuando el público en general tenga acceso a los instrumentos o documentos debidamente rubricados por las partes; allí encontraremos que se paga y cuanto se paga. Hasta tanto estamos sumidos en especulaciones cuando no tenemos a mano los convenios y tratados entre los países comprometidos.
También existen convenios en los cuales el pago se hace mediante materias primas o productos industriales acabados. Tal es el caso de los envíos de petróleo venezolano al régimen de La Habana. Los cerca de 100 barriles diarios de petróleo enviados a la Isla pueden suponer el pago o parte del pago por los servicios de miles de cubanos en Venezuela. Servicios que no solo incluye el sector de la Salud.
También es posible que los pagos se hagan mediante convenios de triangulación, y el gobierno cubano este recibiendo bienes de otros países a los cuales Venezuela pagó en petróleo. Esto es posible.
Lo cierto es que los médicos cubanos, a pesar de que el gobierno “les da la mala”, salen mejor pagados que aquellos profesionales que hace décadas atrás cumplían en lugares distantes e inhóspitos las misiones internacionalistas que les asignaban. Aquellos tenían que conformarse con la escasa pacotilla que traían de regreso a la Isla y del automóvil que se les asignaba (solo si eran médicos), razón esta última más que suficiente para cumplir una misión internacionalista.
¿Qué cuánto gana un médico cubano cumpliendo una misión internacionalista?, poco muy poco; pero si lo suficiente como para aminorar la miseria crónica que le es dada en Cuba.
Nota: El autor del artículo trabajo como Médico especialista en Nicaragua en los 80’s.

1 comentario:

Amauris Samartino dijo...

Aqui es importante decir que esa palabra de cumplir misiones internacionales no es valida, ya que van por un pago, eso sucede en todos lados o casi todos los paises del mundo, que la gente se mueve por contratos de trabajos previamente firmados como este, la diferencia que aqui hay un explotador que no es otro que el regimen cubano, les aportare algunos datos mas, porque lo se de primera mano cuando viví en Bolivia y mantuve en mi casa gran cantidad de estos medicos que desertaron y que fue la causa principal de mi encarcelamiento y expulsion de este pais, en Bolivia hay menos medicos que en Venezuela, pero se cuentan por miles entre medicos , personal tecnicos y seguridad, bueno esta gente son paga por el gobierno Venezolano, ademas cuando la llamada mision milagro, que era de oftalmologia se pagaba un monto fijo por cada operacion que realizaban, asi que los medicos que trabajaban en los diferentes lugares, en especial rural y barrios marginales, estaban obligados a enviar personal a estos centros oftalmologicos, tal era asi que en las reuniones semanales que tenian con los JEFES, debian presentar las lista de personal que habian enviado, claro esto tenia un fin netamente comercial, ademas de lo que represento en este primer periodo de Evo Morales para mantener el poder, ademas no faltaron las quejas de los errores garrafales que se cometieron de personas con cataratas que perdieron la vida en estas operaciones por personal con una falta clara de conocimiento, tal es asi que lon residentes eran enviados y este periodo se les contemplaba como valido para luego ser especialista, era la epoca de que el regimen de Cuba tenia que ganar dinero a como diera lugar, incluido dejando a personas todas de escasos recursos con perdida de vision, para terminar yo tuve en mi casa en calidad de huesped a uno de estos jovenes que fueron enviada a la mision milagro y luego escapo, este cursaba nada mas y nada menos que el primer ano de un curso tecnico de oftalmologia, el no operaba pero si realizaba trabajo como de medicion de campos visuales y trabajaban haciendo diagnosticos, con esto les digo todo, este joven esta hoy en miami, no revelo su nombre por respeto a esta persona.

Dr. Amauris Samartino