viernes, noviembre 05, 2010

Situación caótica en la red de Consultorios del Médico de la familia en Cuba.

Caos en la red .
Por: Frank Correa.*
LA HABANA, Cuba, noviembre del 2010 - La red de consultorios médicos, plataforma comunitaria de la salud pública cubana, atraviesa por un caos en sus servicios.
De entre disímiles ejemplos de hechos que a diario ocurren en estos dispensarios a lo largo de la isla, escojo, para ilustrar este texto, el que presencié el viernes 29 de octubre en horas de la mañana en el consultorio 62-1, perteneciente a la policlínica “Manuel Fajardo”, de Jaimanitas, que cerró sus puertas a las nueve, una hora después de abierto, porque no había médicos, y a la estudiante de medicina de 5to año, que estaba haciendo el favor de cubrir el turno de guardia, le esperaba un examen en su Facultad a las diez.
La enfermera tampoco tenía deseos de trabajar; cerró la puerta para que no entraran más pacientes, mientras afuera se armaba la protesta. Una mujer con la presión alta y la cara hinchada amenazó con hacer público el conato por negación de auxilio, y a regañadientes la dejaron pasar.
En la consulta no había aparato para medir la presión. Tampoco la estudiante supo discernir el padecimiento. Dijo que podía ser la presión, o una alergia; recetó, pero no había esos medicamentos en la Farmacia.
Un anciano que llevaba varios días detrás del médico para que le pusiera el cuño al papel de su dieta, se marchó derrotado luego de hacer la cola, porque la estudiante no tenía potestad para expedir el documento.
(Foto a la derecha de un Consultorio Medico en la Isla en buenas condiciones.)
A otra paciente que se atendió por un nódulo en la espalda le dijo que aquello no era nada, y ni siquiera le recetó un antiinflamatorio. Y Marlene, mi vecina, salió espantada de la consulta y soltando improperios. Había ido temprano para atenderse un brazo irritado y adolorido y la estudiante le dijo que aquello no era nada, seguramente la picada de un mosquito, que se aplicara hielo y santas pascuas.
A las nueve y media la muchacha recogió sus bártulos y se marchó para su examen ante la mirada incrédula de los pacientes. La enfermera les ordenó que salieran, porque iba para el municipio a llevar el informe del mes y tenía que cerrar el consultorio.
Cuba mantiene 67 mil cooperantes en más de 27 países brindando servicios de salud, y recientemente la prensa informó que el 90 por ciento de los medicamentos utilizados en la red se fabrican en el territorio nacional.
*Periodista independiente cubano, radica en La Habana, Cuba.