domingo, agosto 01, 2010

El Dr. García Peneque, médico y ex prisionero de conciencia comienza a ejercer la libertad en su Blog.

El Dr. García Peneque, médico y ex prisionero de conciencia comienza a ejercer la libertad en su Blog.
En efecto, el ex prisionero de conciencia del grupo de los 75, recién llegado a España ha comenzado a escribir en un Blog titulado: Diario de un cubano exiliado. Le damos la bienvenida, lo incluimos en nuestros enlaces y aquí les dejamos el primer post de este Blog.
Me sometieron a todo tipo de presiones .
Por Peneque
Es difícil hablar en primera persona, pero son muchos los amigos que me han pedido que cuente mi historia, que va desde una educación tradicional, pasando por un período disidente, hasta una posición bien definida. Sin mucho protocolo, soy José Luis García Peneque, de 45 años de edad, natural del pueblo cubano de Amancio, casado y padre de 4 hijos (viven en EEUU desde 2007), médico de profesión y periodista por convicción.
Procedo de una familia tradicional cubana (el padre mecánico automotriz, la madre ama de casa), afincada en un pueblo de ingenio azucarero al sur de la Isla, para la cual la figura paterna es todo un símbolo a seguir. De él obtuve una educación basada en valores arraigados por siglos en nuestro pueblo y que 50 años de dictadura han pretendido borrar, con una visión realista del trayecto que es la vida.
Todo contrastaba con la instrucción que se me intentaba imponer en la estructura educativa oficial, nada comprensible en mi niñez y primera etapa de adolescencia, pero todo fue tomando su lugar a medida que avanzaba en los años de juventud y me desenvolvía en el medio que me rodeaba.
La Universidad fue el punto de inflexión que definió mis principios y posición ideológica que me han acompañado hasta hoy. El contacto con otros puntos de vistas, criterios, culturas y la realidad fueron el punto de partida que marcaron el camino a seguir en la lucha, entre otras cosas, por la libertad de expresión, asociación y reunión, sin una convocatoria oficial, que es lo obligatorio en el sistema imperante en Cuba.
Fueron años turbulentos para la sociedad cubana, éxodos masivos, guerras en África, incluso en el Caribe y campañas ideológicas, que en lo particular me sometieron a todo tipo de presiones. El simple hecho de no acudir a una convocatoria oficial propicia que se desencadenen una serie de amenazas de expulsión de la Universidad basado en el miedo crónico que afecta a toda la sociedad cubana. Esas presiones pusieron en no pocas ocasiones en peligro la carrera elegida, sobre la cual pesaban mis principios ya totalmente definidos.
Solo faltaba la llegada del momento propicio para proyectar todo lo que sentía y éste llegó en 1996 con la conformación de pequeños grupos disidentes hacia el interior de la Isla, en los inicios sin una plataforma definida, pero todos con grandes deseos de propiciar cambios en nuestra sociedad.
Con el paso de los años y el batallar diario todo fue más claro, se crearon proyectos tangibles, pasando de un estado disidente a una estructura opositora, con movimientos políticos, asociaciones profesionales, proyectos culturales alternativos y el surgimiento en marzo de 1998 de la Agencia de Prensa “Libertad”, con recursos precarios, libretas de notas, bolígrafos y utilizando nuestros equipos telefónicos para conectarnos con medios de difusión al sur de La Florida, en Estados Unidos; pero todos conscientes de los riesgos y dispuestos a asumir el reto, con la convicción segura de llevar nuestra verdad con objetividad hasta el final.
Con muchos sacrificios alcanzamos una preparación periodística básica que nos propiciara trabajar en los medios alternativos para colaborar y proyectar nuestras ideas hacia varios importantes medios de comunicación como Cuba Free Press, CubaNet, Nueva Prensa Cubana, emisoras de radio como la Martí, La Poderosa, Radio Mambí y otras, hasta que fui encarcelado tras los sucesos de la “Primavera Negra” de marzo de 2003, pero esta es otra parte de la historia que les contaré más adelante.
Foto: El Dr. García Peneque en una conferencia recién celebrada en Barcelona, España.