jueves, enero 04, 2007

El médico que atendió al dictador cubano, Fidel Castro. ¿Era “gallego” ó chino?

El médico era ‘gallego’ o chino.
Por: Jorge Hernández Fonseca
Comandante:
Ud. no se puede imaginar el alivio que tengo después de escuchar por televisión las declaraciones del médico ‘gallego’ que fue a curarlo a la Habana y declaró al regreso que Ud. “no tenía cáncer ni ná’deso”. Fue un verdadero alivio para nuestros aguerrido y sacrificado pueblo trabajador, porque la Mafia de Miami se ha pasa’o el tiempo regando bolas de que Ud. había canta’o el manisero y que lo estaban embalsamando. ¡Mentiras!
Lo que más me llamó la atención del médico ‘gallego’ que fue a curarlo en un avión fleta’o lleno’e’medicinas, es que parece un militar español saca’o de un muñequito de Elpido Valdés. La forma de hablar y la manera como protegía su “secreto profesional”, diciendo que Ud. estaba entero y en recuperación y que aquella care’loco del último video era mentira del camarógrafo imperialista, fusila’o por sacarlo en aquellas condiciones.
También me gustó del médico ‘gallego’, es que parecía que se había traga’o un escobillón. Aquellos bigotes y aquella militancia de izquierda que se le sale por encima de la ropa, no se la quita nadie de arriba. Fuera de eso, se vio que era todo un profesional, porque convenció a to’el mundo de que Ud. está entero y que cuando se muera, va a ser de otra cosa y no del cáncer (que lo tiene más flaco que un perro enamora’o).
Pero las gentes no tienen madre. Resulta que la alcaldesa de Madrid, la que manda medicinas to’as las semanas para que Ud. se cure, dice que si Ud. --que es el jefe de la potencia médica-- necesita que le manden medicinas de’fuera, que deja pa’los cubanitos de a pie, que no tienen ni donde caerse muertos. ¡Esa alcaldesa es una fate’respeto!.
El imperialismo no tiene gandinga. Resulta que en Cuba to’el mundo recibe sus paquetes del extranjero y ahora, que es Ud. el que recibe sus paqueticos con medicinitas del hospital público de Madrid (allá las dan de gratis) ahora quieren criticarlo. Como si Ud. no tuviera el mismo derecho que tienen to’los cubanos, porque al final, su padre si era gallego puro (como ese médico que fue a curarlo) y su familia de allá es la que los manda.
Sin embargo Comandante, hay cosas que no se entienden bien. García Márquez, aquel que hizo las veces de policía secreto suyo, fue a Cuba a visitarlo y sus ayudante ni siquiera le avisaron que Ud. estaba postra’o en una cama y que cuando se levantaba, aquella care’loco del video no se le quitaba con’ná. Por lo menos, haberlo recibido sin hablar, mirándolo fijamente con aquella cara suya, moviendo los brazos como en el video.
Ahora jefe, tenga mucho cuida’o con lo que hace de aquí pa’frente mire que la Mafia de Miami dice que no es lo mismo “un médico gallego lo salva del chino que quiere llevárselo este fin de año” que “en este fin de año, al hijo del gallego no lo salva ni el médico chino”.
Su víctima.
Ciudadano de Segunda
Penha cubana.