viernes, mayo 05, 2006

Los entretelones de la detención del Dr. Darsi Ferrer.



Por: Jaime Leygonier.*
El Dr. Darsi Ferrer Ramírez, quien es Director del Centro de Salud y DDHH “Juan Bruno Zayas” en la ciudad de la Habana, Cuba; fue detenido el miércoles 26 de abril a las 4:10 de la tarde hasta las 10:00 de la noche siendo confinado a un calabozo y sometido a interrogatorios, más bien amenazas en la Unidad Policial de 21 y C en el Vedado, La habana.
El día anterior, 25 de abril, un grupo de porristas lo sitió en su hogar. El día 26 lo detuvieron dos policías en el auto patrullero 549 cuando el médico salía del Centro Cultural “A. Lincoln” de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana.
En la Unidad Policial conoció que supuestamente lo habían detenido por el “delito de desacato a la figura del Comandante”, es decir criticar o hablar en forma insultante de Fidel Castro; testigos del delito en cuestión fueron tres custodios de la Oficina de Intereses, quienes responden al Ministerio del Interior cubano.
La represión contra el Doctor Ferrer comenzó hace años; el día anterior a su detención lo amenazaron en su hogar y aterraron a su familia sin que nadie respondiera por esos delitos, ni el cometiera delito alguno. ¡Que evidencia! reprimirlo el día 25 por un “delito” que no cometería hasta al día siguiente.
Coincidiendo con esta detención por “desacato” ; en el extremo opuesto de La Habana, agentes de la Seguridad del Estado detuvieron al activista del Centro de Salud y DDHH, Domingo Lezcano Arcos, quien es un paciente de VIH-SIDA. ¿Su delito?, ¿Su desacato? Había visitado ese día al Dr. Ferrer y ya le han advertido que “no puede visitar al médico o lo pagara caro su familia”.
A Lezcano lo retuvieron de forma arbitraria en la Unidad Policial de El Capri , en Arroyo Naranjo, donde padeció las vejaciones de los agentes, particularmente de su acosador: “Mario”, quien lo amenazó con su familia y le hicieron pasar la noche en el calabozo común. . Este hombre enfermo con sus dos ancianos padres y una hermana baldada a su cargo , y que no cometió “ desacato”.
El mismo día 26 de abril una citación policial falsa condujo a la Unidad Policial de Largueruela a un visitante del Centro de Salud y DDHH, citado a nombre de “Eliezer” fue interrogado y amenazado por alguien cuya descripción física y su obsesión con acusar de homosexualidad a los demás lo identifican como “ Mario”. ¿Desacato de ese visitante? Había visitado al doctor Ferrer porque es el médico de su señora madre y esto ha creado lazos de agradecimiento.
Otra coincidencia . Un activista del Centro de Salud y DDHH, el Dr. Tomas Fuentes, vecino de Artemisa, quien ha sido agredido en varias ocasiones y detenido con frecuencia; espera su detención definitiva por cualquier delito común en una Causa que le fabricaran. El Jefe de la Policía del pueblo, Mayor Antonio Groverán Concepción afirmó a la esposa del doctor Fuentes que: “ a tu marido lo voy a meter preso yo; estos grados que tengo puestos me los quito si no lo meto presos , y no por político, sino por delito común” . En otra ocasión afirma el Dr. Puentes que el Mayor “ Tony” Graveran le dijo que: “ tengo amigos en Guanajay y el Mariel que te dan una paliza y no pasa nada”.
Causas fabricadas , viejo expediente de la represión en Cuba, golpes a opositores , hasta a una señora como es la sexagenaria Martha Beatriz Roque Cabello, entre otras. Esa es la atmósfera de impunidad y corrupción de la Ley que aplican las autoridades contra los opositores pacíficos.
Los verdaderos “delitos” son los informes del Dr. Ferrer como es el informe sobre la Tortura como método sistemático de castigo en Cuba; que la Comunidad Europea estudia la concesión de fondos al Centro de Salud y Derechos Humanos para auxiliar a los necesitados de la Villas Miserias habaneras.
El Dr. Tomas Fuentes se distingue como activista por los derechos humanos en el importante pueblo de Artemisa y este hizo público el hecho de que un policía en estado de embriaguez mató a Jorge Luís Miranda Chauchai, asunto pendiente de un Juicio que no llega.
Tal vez el peor “delito” del Dr. Fuentes es que, cuando fueron a demoler las casuchas de los habitantes de un “llega y pon” , una villa miseria , estos infelices pidieron consejo al Dr. Fuentes y este los aconsejó y divulgó el caso.
Estos entretelones explican las cosas extrañas: Que el cuñado del policía que intentó disparar contra el Dr. Fuentes cuando este cargaba a su pequeño de solo tres años, saliera libre con una multa ridícula e intentaran hacer pasar por agresor en ese caso al agredido , el Dr. Fuentes.
Que el Dr. Ferrer fuera detenido por lo que supuestamente dijo en detrimento del Comandante en la Oficina de Intereses , territorio estadounidense, que más tarde lo detuviera el patrullero 549: “Acompáñeme, usted no esta detenido, sólo debe acompañarme , fíjese que no lo esposo”. Que cerca de la esquina de Línea y G lo pasaran a otro patrullero , el 577, donde el policía de placa # 35351 lo registró y lo esposó , y ya en la Unidad de 21 y C lo recibieron con grandes aspavientos: “Llegó el objetivo, ya lo tenemos aquí” . Y lo amenazaron con “una pila de años por tener noticias impresas en el extranjero y por desacato a la figura del Comandante”.
05 de mayo de 2006
* Jaime Leygonier es un periodista independiente cubano.