martes, junio 10, 2014

Muerte en prisión en Cuba, le administraban a un recluso medicamentos para le Epilepsia sin padecer esta enfermedad.

Vivir con el dolor de no saber
Alfonso Espinosa Miranda que reside calle 3era # 36 entre B y C, Reparto Buenos Aires, Camagüey, con el teléfono 032232592, tiene el mal recuerdo de la muerte de su hermano Modesto, de 33 años de edad, ocurrida el 25 de abril de 2000, en el Destacamento 5 de la Prisión Kilo 8.
Han pasado 14 años de reclamos a todas las instancias del país y no han recibido alguna explicación médica de cómo se produjo la muerte de Modesto, ni siquiera saben las circunstancias, toda la familia tiene que vivir con ese dolor.
Según explica Alfonso en el suceso está implicado el teniente coronel. Francisco Morales Reyna, conocido como “El guayabal” y otro oficial nombrado Iroelio Sastre Barrios, alias “El Exterminador”. Ambos suministraban medicamentos para la epilepsia a Modesto cuando no padecía está enfermedad.
Desde el año 2008 el Consejo de Estado le comunicó que había trasladado su queja al Ministerio del Interior.
Camagüey, 7 de junio de 2014

*Miembro de la Red cubana de comunicadores comunitarios. Teléfono: 032232814