lunes, febrero 17, 2014

El cierre de las salas de Medicina en un hospital en Camagüey…, es como cerrar el hospital.

Cuba actualidad, Ciego de Ávila, (PD) Al llegar a la provincia Camagüey el primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista, señor Jorge Luis Tapia Fonseca, los fanáticos del comunismo contaban en las calles milagrosas y fabulosas historietas de las batallas que libraba contra los dirigentes oportunistas y corruptos que solo se preocupan por su bienestar y han sumergido al pueblo en el mayor abandono social.
"Parece que al andar montado en modernos automóviles, trabajar en lujosas oficinas con aire acondicionado y vivir en confortable mansión con su familia, preferida de la dinastía de los Castro, con buena alimentación y servicios médicos especiales, a este magnánimo se le ha olvidado apuntar su varita mágica hacia el poblado de Cándido González, antiguo central Santa Marta, donde los dirigentes corruptos del gobierno y el partido comunista han destruido todos los medios de trabajo y sustento del pueblo".
Quien así se expresa es Guillermo Rodríguez Beritán, delegado del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País en la provincia Camagüey, con domicilio en el poblado Cándido González, o Santa Marta, como prefieren llamarle los antiguos pobladores. Agrega el líder opositor que tal parece que el dirigente partidista no se ha enterado de que en esta localidad el pueblo libra una batalla campal contra los dirigentes del gobierno, Salud Pública y el partido comunista, porque el 1º de enero de 2014 convocaron a una solapada reunión con los trabajadores del hospital y delegados del Poder Popular para informar el cierre de la sala de medicina, que es casi lo mismo que cerrar el hospital. Los dirigentes recibieron como respuesta de los trabajadores y del pueblo la negativa a la decisión gubernamental.
Agrega Rodríguez Beritán que el gobierno, miembros del partido y varios dirigentes de los CDR han solicitado al salvador y milagroso Jorge Luis Tapia Fonseca que no se preocupe tanto por sembrar caña y se reúna con el pueblo, decidido por las razones expuestas a no permitir jamás el cierre del centro de salud, inaugurado en 1960, cuando el gobierno revolucionario de entonces se adueñó de la casa de los antiguos propietarios del central Santa Marta y la convirtieron en el hospital de la localidad.
Los integrantes de la delegación provincial del partido opositor, dada la tensa situación, reiteran no se hacen responsables con lo que pueda suceder entre el pueblo y el gobierno del territorio.

*Técnico en construcción civil. Activista de derechos humanos. Reside en Ciego de Ávila.