martes, mayo 10, 2011

Discriminación institucionalizada en un centro de Salud cubano.

Por: Agustín Díaz Pozo.*
Camagüey, Cuba , mayo del 2011.- En el Hospital Materno “Ana Betancourt”, de esta provincia, se practica habitual y diariamente la discriminación por razones de género, al negarles a los hombres su derecho a asistir y cuidar a sus esposas, hijas, hermanas, madres y demás familiares femeninos; tal categórica e inexplicable orden de prohibir a los varones el acceso a las pacientes que requieren cuidados de acompañantes, fue impartida desde hace unos meses por el Director del centro asistencial, quien explicó a este reportero que había recibido muchas quejas de embarazadas y paridas, sobre la presencia de hombres en la sala, donde muchas permanecen desnudas durante los meses de verano.
La categórica prohibición no tiene en cuenta situaciones excepcionales, como padres solteros y familiares solteros que no disponen de ninguna persona femenina en disposición de asumir tales cuidados, sobre todo cuando residen a más de 70 kilómetros de la cabecera provincial, cuando las personas deben asumir grandes sacrificios económicos y alimenticios para permanecer en los hospitales. Muchos padres y hermanos en estas situaciones se han visto impedidos de cuidar a sus paridas cesárea das, no encontrando oído humanitario que les entienda y reconozca su derecho.
Los custodios, todos varones, son como mastines entrenados para la cacería humana, recorriendo varias veces al día el centro hospitalario, y de manera descompuesta y prepotente reprimen a los “infractores”, que son echados, como perros, del lugar. De nada valen las razones y las suplicas de los segregados y reprimidos hombres, que temen protestar o repeler las agresiones, para evitarles represalias y malos tratos a sus familiares hospitalizados.
La Constitución castrista establece en su artículo 42 que “la discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquiera otra lesiva a la dignidad está proscrita y es sancionada por la Ley.”
Corresponsal del Centro Informativo OPINA-PRESS en Oposición. ciOPINA-PRESSo