lunes, mayo 30, 2011

Cuba, salud para las embarazadas y golpizas para las activistas de derechos humanos.

Cuba es el mejor país del mundo para ser madre. Según la organización no gubernamental Save the Children que pone a Noruega primera en la clasificación y a Cuba como el mejor país latinoamericano y también el primero entre los países del Sur. Esto ha aparecido ampliamente en la Red. No dudamos de los datos.
Es por esto que, el viceministro cubano, José Ángel Portal, defendió en Ginebra la preservación de la salud como Derecho humano fundamental, al tiempo que expresó preocupación por la crisis que afecta al orbe. Durante su intervención ante la 64 Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, recordó que en numerosos territorios, además del hambre y la desnutrición, existen limitaciones al acceso de los servicios de sanidad.
Es importante que las madres cubanas cuenten con las mejores condiciones para poder procrear. En tanto que consideramos las palabras del Sr Portal señalando que hay hambre y desnutrición en muchos lugares en el mundo, - estos siempre preocupándose por el hambre del otro-, y que no tienen acceso a los servicios de salud como un derecho humano. En asunto es que los Derechos Humanos son un conjunto debidamente expresados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que son palabra muerta para los comunistas en Cuba. Mencionar los Derechos Humanos en Cuba es como “mentar la soga en casa del ahorcado”, vean lo que le ocurre en Cuba a los activistas de los derechos humanos como Iris Pérez Aguilera, una mujer cubana que fue objeto de viles maltratos recientemente por reclamar sus derechos y el de sus compatriotas.
Aquí la información, muestra irrebatible de cómo en Cuba “se garantiza” la salud social de la mujer cubana:
Mensaje de @marthabroque sobre abusos y golpiza a Iris Pérez Aguilera - 28 de mayo a las 3:36 PM .
Escuchar mensaje. Transcripción:
El pasado día 25 de mayo cuando sacaban a Iris Pérez Aguilera de una patrulla ( de la Policía) para trasladarla a otra en medio de la carretera, cogida por los pies y por las piernas; el Oficial de la Seguridad del Estado, Deris Veliz, le soltó la cabeza y cayó contra el piso. Esto le ocasionó un trauma. Después en el piso le dieron algunos golpes, patadas, etc. Tuvo que ser remitida al Hospital por pérdida de conocimiento y le tuvieron que aplicar oxígeno. Hoy la llevaron de nuevo al Hospital “Arnaldo Milián Castro” en Santa Clara, producto de que ha tenido varios vómitos, mareos, pérdida del equilibrio. Y allí tiene la cara inflamada en la parte izquierda del cuello y en la parte derecha de la cara. No tiene ninguna sensibilidad. El médico le mandó reposo absoluto por siete días y si empeoran los síntomas que vaya urgente para el Hospital. También le mandaron vitaminas B6, Meclicine y Dipirona. Iris tiene perdidas del equilibrio y también momentos de lagunas mentales.
Nada que en Cuba, la salud de las embarazadas está garantizada, se vela por que la Salud sea un derecho Humano, no así el resto de los derechos. Pero la misma sociedad que garantiza la Salud de una embarazada no garantiza la salud social colectiva de todos los cubanos, incluyendo a los activistas de Derechos Humanos.
Iris Pérez Aguilera es una destacada activista de Derechos Humanos, oponerse pacíficamente es un delito por el cual, una mujer cubana, negra, es golpeada brutalmente. Las lesiones que ha sufrido esta mujer valiente pueden tener consecuencias a mediano o largo plazo.
Una sociedad que garantiza un esquema de consulta a una embarazada y ordenar golpear con saña a una mujer indefensa, nada tiene que mostrar; solo sus miserables despropósitos.
Lo ocurrido a Iris Pérez Aguilera NO es el única caso de atropellos a mujeres indefensas en Cuba por parte de la Policía política del régimen y sus secuaces.