lunes, junio 19, 2006

Cuba: donde los Derechos Humanos no gozan de buena Salud.


Por: Dr. Eloy A González.

Había pasado el primer interrogatorio después de mi arresto aquel aciago día del 24 de abril de 1992; ya superadas las tensiones de la detención, y de un prolongado intercambio con mis interrogadores que se prolongó hasta horas de la madrugada; me hicieron regresar a otra oficina en la mañana siguiente, para que mis carceleros continuaran sus indagaciones.

Tenía ante mí a una señora de fuertes rasgos caucasianos de unos 60 años de edad, que parecía sacada de una novela de Dostoevsky. Hacia preguntas, sin dar pausas apenas para contestar, sobre los móviles de mi detención y el Sistema Nacional de Salud; del cual ambos, aunque en posiciones muy distantes, formábamos parte.

Entonces, – ¿Ud considera que en Cuba no se respetan los Derechos Humanos?“; preguntó, esperando la respuesta detrás de su aguda y enigmática mirada.
–En ninguno de sus 30 artículos, agregué.
–Me sorprende que un médico formado por la Revolución hable así, señaló de inmediato.
En Cuba los Derechos Humanos no gozan de buena salud, agregué en tono irónico lo cual le molestó en sobremanera.


Allí no terminó el interrogatorio, este se prolongó por tres horas; pero el tono de su voz cambió con esa última observación que le había hecho.

El tema de la Salud y los Derechos Humanos resulta tan apasionante, como controversial; se refiere a temas muy diversos, hechos variados y aun resulta muy difícil llegar a una formulación general de conceptos y valores. Así pues conceptos tan amplios como los de la Salud y el Derecho, se ven fuertemente relacionados con otros como son: la ética, la jurisprudencia, la ideología e incluso la religión. Para los que vivimos bajo una férrea Tiranía, Salud y Derechos Humanos van aparejados con conceptos y definiciones de fuerte acento ideológico y político.

Consideremos con claridad que es política de un Estado Totalitario la ausencia de derechos. Es práctica de un Estado Totalitario-policial la violación de los Derechos, y el abandono de la Ética y el irrespeto por el individuo. La falta de voluntad en el fomento y aplicación de las leyes que protegen al individuo, sobre todo ante el Estado , es su signo distintivo.

Veamos solo dos ejemplos recientes; uno es tomado del último informe de la organización Human Right Watch, el otro de Amnistía Internacional:
“Los presos viven generalmente en condiciones abusivas, con frecuencia, hacinados en celdas. Los presos suelen perder peso durante el encarcelamiento, y algunos reciben una atención médica inadecuada. Algunos también son víctimas del abuso físico y sexual, habitualmente a manos de otros reclusos con la tolerancia de los guardias. En octubre de 2004, se informó de que el activista de derechos humanos Luís Enrique Ferrer García fue desnudado y golpeado por funcionarios de la policía y de prisiones en la Prisión Juvenil de Santa Clara. El mes siguiente, el disidente Juan Carlos Herrera Acosta fue golpeado repetidamente hasta perder el conocimiento por presos que le llamaron "traidor, gusano, cobarde". Otros disidentes encarcelados informaron de que habían recibido amenazas de muerte y sufrido otras formas de acoso”.(1)

“En marzo del 2003, en el plazo de unos pocos días, las autoridades cubanas detuvieron a 75 hombres y mujeres disidentes que fueron objeto de juicios sumarios y condenados apenas prolongadas de prisión de hasta 28 años. Entre los detenidos había 6 médicos. Estas detenciones representan el ataque más coordinado llevado a cabo contra la disidencia política desde los años sesenta. Amnistía Internacional ha solicitado la puesta en libertad incondicional de los seis médicos. “La organización considera a estas seis personas presos de conciencia procesados por el ejercicio legítimo de sus opiniones políticas”. (2)

Observemos los dos ejemplos, en el primer caso una organización de reconocida competencia toma nota una vez más de los abusos a los derechos de los detenidos por razones política en Cuba. Uno de los propósitos de los carceleros es destruir la Salud de los reos de conciencia; esto forma parte del desempeño del Sistema Penitenciario en Cuba, con la expresa finalidad de doblegar la voluntad de estos. Se atento contra sus derechos y se atenta contra su Salud.

En otro orden de cosas, la información de Amnistía Internacional, es descriptiva pero aleccionadora, después de una ola represiva 6 médicos son enviados a la cárcel a cumplir prolongadas condenas por ejercer el legítimo derecho a opinar. De esta forma Cuba parece convertirse en el lugar con mayor población penal de médicos prisioneros de conciencia. La Salud es así desdeñada cuando a los profesionales de la salud se les impide opinar.

En mi reciente articulo sobre la ISHHR(3) , trate de introducir el tema de la Salud y los Derechos Humanos, con lo cual esperaba una aproximación al problema; sobre todo con relación al tratamiento que recibe la información de DDHH en Cuba en aquellos organismos internacionales. Tal vez creímos que era menester buscar la respuesta siempre pronta, ha veces demasiado pronta a un problema que nos atañe a los cubanos y para el cual muchos muestran una actitud que llega incluso al desdén.

Casi sucumbimos a la tentación de la polémica. La polémica siempre es amarga y lleva en si los gérmenes de la contienda estéril y la vanagloria. Es bueno cuando analizamos un problema relacionado con Cuba; que dejemos a un lado esa tendencia a la vehemencia pasajera, y el querer alzar la voz con tonos grandilocuentes que solo denotan incapacidad e improvisación. El análisis desapasionado no es atributo de gente llevadiza.

Con frecuencia vemos, que en el tratamiento del tema de la Salud en Cuba, se establece, de ambos lados, una guerra de argumentos de dudosa interpretación donde se hace un uso desproporcionado y poco auténtico de estadísticas y conceptos que rayan más en lo anecdótico que en sólidos argumentos de análisis. No hay instrumentos valederos para establecer comparaciones, si no que se transita por una improvisación matizada por la más turbia politiquería.

Se trata de criticar, y ahí se detiene todo. Me parece indispensable que dejemos a un lado ese poder de distorsión que nos ha mantenido aletargados a un lado y al otro. Existe una colectividad médica, con sólida formación en Cuba y en el Exilio, y es menester que esta comunidad médica se consolide en una comunidad de valores dejando a un lado camarillas partidistas y personales; superando las competencias de mando tan inútiles como pasajeras. Si vivimos en Libertad, usemos ésta para consolidar el pensamiento que nos hace merecedores de la categoría de hombres libres.

El Sistema de Salud en Cuba es disfuncional en tanto que una Tiranía entronizada desde hace 46 años corrompe el hacer tanto como el ser social. Cuba tiene un cuerpo social enfermo, buena parte de esa enfermedad esta en esa dictadura prolongada, demasiado prolongada , que agobia a la Nación. De tal manera que la Salud concebida de forma integral como el bienestar físico, psíquico y social esta imposibilitada de desempeñarse en Cuba en tanto la dictadura permanezca. Esto no podemos eludirlo, con independencia de que, en la realidad, a muy poca distancia de donde se vive hay siempre un médico en un consultorio, o que las estadísticas nos abrumen con datos optimistas; terriblemente manipulados y repetidos hasta el cansancio.

Debemos de sustraernos a la idea, de que abordar los temas de Salud en Cuba; pasa por la necesaria relación de miserias que todos conocemos. No es la crítica a la organización del sistema de salud, el desajustado sistema de producción y distribución de medicamentos, y la formación de médicos y personal paramédico; lo que debe de preocuparnos, como para estar en la tribuna ocasional esgrimiendo críticas y mostrando amarguras.

Al considerar el tema de la Salud y los Derechos Humanos, nos proponemos analizar estos dos conceptos con la amplitud requerida, y atemperado a la realidad de Cuba. La concepción de la Salud y los Derechos Humanos visto desde la perspectiva inicial del derecho fundamental a la Vida.

Es indispensable conceptualizar Salud y Derechos Humanos; solo así estamos preparados para relacionar estos con los temas relativos a la ética de estos derechos y a la “salud’ de los mismos. Debemos constituirnos en un ámbito permanente de discusión, análisis, investigación y difusión de la problemática de la Salud y los DDHH en Cuba. Aun así nos proponemos adentramos en la polémica constructiva cuando tratemos de llegar a conceptos y definiciones, o cuando nos veamos alejados de llegar a acuerdos en los planteamientos generales.

Debemos tratar todos los temas atingentes, comenzando con una valoración del sustrato histórico de estos, su fundamentacion teórica, análisis y esfuerzo ordenado que nos permiten irnos enseñando. Sin apresurarnos en adoptar una posición autoritaria en los argumentos que pueden usarse al definir Derechos Humanos y Derechos de Salud; y la interrelación válida entre ellos.

En Cuba como en cualquier otro lugar es imposible un cuidado eficaz de la Salud si se prescinde de la vigencia y cuidado en los Derechos Humanos, tanto los políticos como los sociales. De nada vale asegurar un nivel de asistencia adecuada en Salud, si el individuo va a dar a la cárcel por exponer sus puntos de vista, y ya allí se le niega la asistencia médica. De que vale vacunar a un niño gratis si el Padre es juzgado y condenado por expresarse libremente.

Una sociedad debe garantizar la plena libertad, el respeto a la dignidad y el desempeño creativo del hombre sin limitaciones a sus Derechos; solo de esta forma esta preparada para garantizar a todos, un cuidado de Salud que provea el necesario bienestar físico psíquico y social; este último tan difícil de alcanzar en una Dictadura prolongada. Algo que los cubanos conocemos muy bien.

1. Human Rights Watch. Informe Anual 2004. En: http://www.hrw.org/spanish/inf_anual/2005/cuba.html#cuba
2. Cuba: ¿"Medidas Esenciales"? Los derechos humanos en peligro en nombre de la seguridad (AMR 25/017/2003/s, 3 de junio de 2003). Véase: http://web.amnesty.org/library/index/eslAMR250172003?Open&of=esl-cub
3. Dr.Eloy A González: ¿Dónde esta Cuba para la ISHHR? En la pagina Web: http://www.diarionoticubainternacional.com/eloy/portada2.php?id=17

© 2006