martes, diciembre 03, 2013

Google celebra el cumpleaños de Carlos J Finlay, médico cubano y científico que descubrió que la fiebre amarilla era transmitida por mosquitos.

Google celebra el cumpleaños de Carlos Juan Finlay, médico cubano y científico que descubrió que la fiebre amarilla era transmitida por mosquitos.
De ascendencia francesa y escocesa Carlos Juan Finlay nació el 3 de diciembre 1833 en Camagüey y murió el 20 de agosto de 1915 en La Habana. Estudió en el Jefferson Medical College en Filadelfia, Pennsylvania. Hizo estudios superiores en París antes de abrir su consultorio médico en Cuba.
La fiebre amarilla hacía estragos en la Isla. Entre 1893 y 1898, Finlay formuló y divulgó medidas para evitar las epidemias de la mortal enfermedad,  la destrucción de las larvas de los mosquitos en sus propios criaderos.
Las medidas se aplicaron con éxito en Cuba, y luego en Panamá, así como en otros países donde la enfermedad era considerada endémica y causaba miles de muertes.
Durante la intervención estadounidense a la Isla, Finlay trató de convencer a los militares de EE.UU. de que los mosquitos eran los transmisores de la enfermedad. Luego de pruebas llevadas a cabo por el Consejo de Administración estadounidense en la Isla, se aprobó la teoría del científico cubano.
Finlay fue nominado varias veces al premio Nobel de Medicina. El Gobierno de Francia le otorgo la Legión de Honor y, en su memoria, el 3 de diciembre fue instituido como Día del Médico en varios países.
En 1902, Finlay fue nombrado jefe superior de Sanidad del país y desde ese cargo estructuró el sistema de sanidad cubano y encaró la última epidemia de fiebre amarilla que se registró en la capital de la Isla, en 1905, eliminada en tres meses.
Hace poco más de un mes, Google homenajeó a otra cubana, la cantante Celia Cruz, en su cumpleaños 88, pero la prensa oficial de la Isla silenció ese tributo a la Reina de la Salsa. La emisora Radio Reloj publica en su sitio en internet que, Finlay es el primer cubano que ocupa el cabezal del buscador Google.
Fuente: CUBANET