jueves, abril 28, 2011

¿Se debe confiar en las estadísticas sobre Salud Pública en Cuba?

La Habana, Cuba, 28 de abril de 2011.-El ejemplo que se planteará es sencillo, pero el esquematismo y formalismo que existe en el gobierno, conllevan a que se tergiversen informaciones en las estadísticas, sobre enfermedades y también sobre medicamentos. También hay que considerar las incomodidades a los pacientes en las gestiones en varios niveles (Posta médica, Policlínico a que pertenecen y el Hospital) para que lo consulte un Especialista que no tiene nada que ver con su padecimiento; así como el tiempo prolongado -hasta un mes o más- para poder obtener el certificado médico que renueva el “tarjetón” (cartilla de racionamiento de la medicina) todos los años, en la Farmacia que le corresponda.
Se ilustrará con un medicamento Salazosulfapiridina más conocida como “Azulfidina” que desde finales del siglo XX, los reumatólogos le indicaron a los enfermos de Espondilitis Anquilosante (EAP)( Foto), enfermedad irreversible por lo que debe tomarla toda la vida, la cual se compraba en la Farmacia por receta médica hasta el año 2009 y que se distribuye en todas las boticas del país por la Instrucción No. 04/09 emitida por el Centro para Desarrollo de Farmacoepidermiología firmada por el director, Dr. Julián Pérez Peña donde se regulan muchos medicamentos y en cada uno, se señala el Especialista autorizado a emitir certificado médico.
En el caso que se explica, es el especialista de Gastroenterología y la enfermedad que se diagnóstica en el certificado médico es Colitis Ulcerativa Idiopática, por lo tanto, todos los pacientes que padecen de EAP de Reumatología, aparecen en las estadísticas de Salud Pública con cualquier enfermedad de Gastroenterología.
Si se analiza cada medicamento regulado que no sea droga se comprobará cuantas informaciones se están tergiversando.
Información desde la mesa de trabajo de Marta Beatriz Roque.