miércoles, enero 12, 2011

Cuba Potencia Médica, una gran mentira.

En la última década los cubanos han sido dirigidos en su sistema de salud por tres ministros, unos restituidos por mal trabajo y pocos resultados otros promovidos a cumplir otras funciones. La realidad es que de potencia médica nada, sólo los medios de información dirigidos por el régimen se atreven dar continuidad a la farsa de que el sistema de salud cubano colapsado hace dos décadas o más, continúa siendo ejemplo para los pueblos del mundo.
Reciente fue corroborado por este reportero en el Hospital capitalino Salvador Allende ubicado en el municipio Cerro al centro de nuestra ciudad, en la sala Antonio Maceo donde se atienden personas con padecimientos en la Especialidad de Angiología, deberían haber un promedio de 10 médicos y la misma cantidad de enfermeras para atender a 50 pacientes ingresados unos operados y otros en la espera de una Cirugía, sólo hay tres especialistas, el resto son residentes y estudiantes.
Foto: Baño en una de las salas del hospital. Cortesía de Fran Du Súarez Suárez.
También se conoció de las pésimas condiciones higiénicas de sus servicios sanitarios y de agua potable la cual escasea recurriendo al acumulado estancamiento de agua en tanques sin tapas con total falta de higiene.
Según Olga Urrutia Savón su padre es diabético y después de dos meses ingresados se le fue amputada la pierna derecha y no ve la hora de salir con su anciano padre de este hospital. Agrega Olga “ en estos meses en esta sala jamás he llevado a mi padre al baño cuidándolo de no coger ninguno de los gérmenes que habitan en lo que llamamos la cochiquera, además de la ausencia de personal médico y de enfermería la higiene de la sala avala para que sierren este lugar, dios mió estamos vivos de milagro”.
Todo parece indicar que el reciente ministro de salud nombrado por el gobierno tiene una labor bien difícil en dar prioridad entre la solidaridad de la medicina cubana por el mundo o salvar un sistema de salud totalmente colapsado, además de miles de cubanos en espera de operaciones que salven y mejoren su salud remitidos a listas de espera en computadores del régimen.
*Buro de Información de la Comisión Martiana y de JACU.