jueves, mayo 08, 2008

Testimonio de un médico cubano que abandonó la misión internacionalista en Venezuela.


“La misión lo que busca es propaganda para Chávez”.
El descontento de los médicos cubanos es creciente. El éxodo equivale a una fuga diaria en 2008.
Roger Cienfuegos
*, nombre sugerido, aún se siente vigilado, perseguido, pese a ser libre. Su vida como médico cubano siempre fue objetivo del radar de la opresión. “Yo me sé bien todos los datos, el día que me fui, quienes me ayudaron, pero no lo puedo decir todo al detalle, entiéndame, tengo a mi padre y a mi hermana en Cuba”, le dice a Versión Final desde Miami.
Hablamos de quien a mediados de 2005 se armó de valor para fugarse de Venezuela, por la vía de Maicao. “El Ejército venezolano, la gente de inmigración me sobornó. Los oficiales me quitaron como 700 dólares para dejarme pasar a Colombia”, se queja. “Pero bueno, valió la pena. Sin libertad no se puede vivir”.
Así lo narra quien contó con el apoyo de la organización Barrio Afuera, liderada por el doctor Julio César Alfonso. “En Maracaibo hubo mucho gente que me ayudó a escapar”, recuerda.
En Venezuela, Cienfuegos estuvo un año. En febrero de 2005 regresó a Cuba por un mes y luego volvió. A los dos meses dejó de ser un hombre con cadenas.
Llegue a su país en febrero de 2004. Estuve en Cabudare, municipio Palavecino, estado Lara. Viví casi un año en el cuarto de una familia muy humilde, las condiciones de vida eran muy duras”, narra por el hilo telefónico. “De esa casa yo me iba a un ambulatorio que estaba por ahí cerca a trabajar. No estaba de acuerdo con muchas cosas”. ¿Cómo cuáles?, se le pregunta. “A nosotros en la isla nos decían, antes de salir, que tuviéramos preferencia en la atención con los chavistas”.
Su situación comenzó a ponerse más cuesta arriba en Venezuela cuando le llevó la contraria al coordinador de la misión en el estado Lara. “Yo estaba en pésimas condiciones en casa de unos chavistas y busqué mejorar. Eso a él, que ni siquiera era médico, no le gustó para nada y comenzó a tratarme mal. Me dijo: “Tú antes de ser médico eres un comunista y si te toca vivir debajo de un puente, vives debajo de un puente”.
Tres años después, Cienfuegos está en Miami. Actualmente hace un curso de inglés y revalida su especialización médica. “Me va mucho mejor. Acá estoy haciéndome un futuro para mí y mi familia. Puedo decir y hacer lo que quiera. Claro, en el marco de la ley. ¿Qué puedo decir de la Misión Barrio Adentro?, que la Misión es un fracaso, que lo que busca es propaganda para Chávez, no es una misión profesional. A los médicos solo les daban insumos médicos cubanos, que no son malos, pero que no se pueden utilizar siempre, para todos los casos. Mire, yo quiero decir algo más: ningún pueblo se merece lo que le pasó a Cuba y yo no quiero que a Venezuela le pase lo mismo. Pido a Dios que no”.
Fuente: Semanario Versión Final.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Me gusto leer tu relato. Yo soy médico en Argentina y me gustaria saber cual es la verdad devla medicina en Cuba . Aca en Argentina tiene buena reputación en la población . Pero como andan de insumos o como hacen procedimientos complejos ?

El Editor dijo...

La practica de la Medicina en Cuba es paradojica, excelentes medicos trabajando en condiciones de semi esclavitud.
Escaz de recursos por un lado y excelentes instalaciones para el turismo de salud y los altos dirigentes.
Falta de medicamentos esenciales y desarrollo y produccion de avanzados productos biotecnologicos.