viernes, enero 19, 2007

Mínimas probabilidades de vida para niña con tumor.


Por Dr. Darsi Ferrer Ramírez*
Un tumor en el cerebro amenaza la vida de Jessica Adriana Revé Llorente, niña de 6 años de edad, para quien el futuro es incierto, por no contar en el país con la posibilidad de recibir tratamiento médico adecuado.
Jessica en julio del 2005 comenzó a presentar cefalea intensa, vómitos frecuentes y soñolencia, síntomas que provocaron su ingreso en el Hospital Pediátrico por una supuesta Giardiasis. A los días le apareció, además, estrabismo y edema de la papila en ambos ojos.
Ante ese cuadro clínico le indicaron una Resonancia Magnética que dio por resultado el diagnóstico de Hidrocefalia Obstructiva, relacionada con la presencia en el cerebro de un Tumor Talámico en el III Ventrículo Izquierdo.
Los médicos decidieron someter a la pequeña a una intervención quirúrgica para ponerle una válvula ventrículo-peritoneal y, de ese modo, paliar la obstrucción del líquido intracerebral derivándolo hacia el abdomen.
En agosto le realizaron una biopsia por mínimo acceso que confirmó que el tumor es benigno (Astrocitoma Pilocítico). A la semana hubo que reintervenirla de urgencia porque se tupió la válvula de la derivación colocada anteriormente.
Otra vez los médicos determinan llevarla al salón en octubre para realizarle exéresis parcial de la lesión tumoral, con la fallida intención de disminuir su tamaño y de continuar posteriormente el tratamiento con quimioterapia.
Según el criterio profesional de los neurocirujanos responsabilizados con el caso, por la localización y profundidad de la tumoración la niña necesita ser operada con Radio Cirugía. Procedimiento que, hasta el momento, afirman no se realiza en Cuba.
La única opción de los galenos consiste en seguirla por consulta externa mediante Resonancias Magnéticas periódicas, con la alternativa de someterla a una Craneotomía Abierta en caso que detecten algún compromiso por crecimiento del tumor.
También la situación social de Jessica es complicada pues desde el 2003 las críticas condiciones de vida obligaron a sus padres a emigrar de Holguín, provincia de Oriente, y asentarse en la Capital en busca de oportunidades de subsistencia.
En la actualidad ellos conviven agregados en la casa de unas amistades y, como no tienen permiso para residir en la Ciudad, igual que muchos otros cubanos son considerados ilegales por las autoridades del gobierno en el propio territorio nacional.
Razón que provocó que los funcionarios de educación no le permitieran a la pequeña niña asistir a la escuela para comenzar el pre-escolar durante el pasado curso. Pudo matricular este año en primer grado porque una señora consiguió ponerla en su dirección de modo temporal.
Los padres no tienen posibilidad de empleo por carecer del permiso de residencia. Buscan el sustento diario realizando labores que se consideran fuera de la ley. El papá está expuesto a ser condenado a prisión por la acumulación de más de 6 mil pesos en multas por agenciar pasaje en un bicitaxi sin licencia para esa actividad.
En su desesperación la familia ha acudido recabando ayuda a las principales instancias del Estado, entre ellas, Comité Central del Partido Comunista, Consejo de Estado, y Ministerio de Salud Pública, entidades donde no le han dado ninguna solución a sus problemas.
La Craneotomía Abierta es un proceder quirúrgico extremadamente riesgoso, en muchos casos puede acarrear la muerte o serias complicaciones con daños permanentes en la salud. Las secuelas incluyen importantes trastornos del intelecto, motores y sensitivos.
Luchando contra el tiempo, la Sra. Yesenia Llorente Ferrer apela como último recurso a la buena voluntad de las personas que, por caridad humana, se compadezcan de la desgracia de su querida niña y gestionen atención médica en otro país donde le puedan realizar la operación que se requiere.
* Director del Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas¨. Ciudad de la
Habana, Cuba
. E-mail: darsiferrer@yahoo.com