viernes, diciembre 29, 2006

Una Vejez Digna y Segura en Cuba.

La vejez en Cuba
Por: José Moreno Cruz.
Santa Clara Cuba, diciembre 2006 - A pesar de que no se han dado a conocer los resultados del último Censo de Población y Viviendas, el índice de longevidad de los cubanos anda por los 76 años según cifras oficiales, aunque la realidad podría ser otra, agudizada en los últimos años por la deficiente alimentación y pésimas condiciones de vida.
Lo cierto es que en la cuadra en que resido han muerto en los últimos dos años seis personas y nacido sólo dos niños. Quizás esto no sea representativo de lo que ocurre en todo el país, pero si lo fuese, creo que estamos ante la presencia de un grave problema para el futuro debido a la tendencia marcada al decrecimiento de la población, porque mueren más personas que las que nacen, sin incluir los procesos migratorios, ambos factores incidentes en el estancamiento del crecimiento demográfico cubano en un poco más de 11 millones de habitantes.
La perspectiva de vida del cubano se ha visto afectada grandemente por las condiciones económicas, políticas y sociales que han envuelto al cubano durante casi medio siglo de poder omnímodo, que han ido empeorando en los años de revolución, a la inversa de lo soñado. Si en los años 70 la esperanza de vida estaba ya por encima de los 70 años, a estas alturas debía estar cerca de los 90.
Una de las causas que provoca el decrecimiento de la longevidad de vida de los isleños, además de la deficiente alimentación y la escasez de medicamentos, es lo tortuoso que se ha hecho del camino para hacer crecer a la familia, el desgaste físico de los ciudadanos, quienes en la tercera edad se ven obligados a trabajar fuertemente en la contribución del sustento familiar. Muchas personas han pasado por las cárceles, donde las condiciones de supervivencia son muy escasas y allí ven reducidas considerablemente sus índices de longevidad.
Para leer el artículo completo haga CLIC AQUÍ.