miércoles, noviembre 09, 2005

Empeoran las condiciones de vida en prisión al Dr. Oscar Elías Biscet.




El día 3 de noviembre nos presentamos en la cárcel de máximo rigor: Combinado del Este; su Director, el Teniente Coronel Miguel Azcuy, a una entrevista previa solicitada por nuestra parte, para conocer la situación legal en prisión de mi esposo Dr. Oscar Elías Biscet y para informarme de los malos tratos a que fuimos sometidos en las tres últimas visitas.
Sus respuestas fueron las siguientes: “se encuentra en fase de régimen de mayor severo, fase 1. Las visitas familiares serán cada 4 meses por dos horas con dos familiares allegados, mientras que la visita conyugal será cada 5 meses por 3 horas. La entrega de aseo personal y alimentos será cada 4 meses, permitiéndole unas 30 libras aproximadamente. El penal no puede ofrecerle los alimentos que el necesita para sus enfermedades crónicas como Hipertensión, gastritis crónica e hipercolesterolemia; cada cual es responsable de su salud y Oscar se niega a recibir la asistencia médica”.

“El Director del Penal desconoce del resumen de Historia clínica que fue entregado en las prisiones anteriores donde ha estado preso el Dr. Biscet. También desconoce que la celda donde vive Oscar carece de agua con frecuencia, por lo que tiene que cargarla con un cubo de celdas colindantes”. Por otra parte “no tiene respuestas del porque no sacan al sol a Oscar como esta establecido diario, y lo están sacando cada 8 o 10 días. Los oficiales responsables del área donde esta preso Oscar debieron informarle a Oscar y sus familiares que desde el mes de agosto su situación carcelaria cambio”.
“Sigue informando el Director del penal que las visitas que Oscar recibió cada 45 días durante este año fueron producto de administraciones anteriores y ahora hay una nueva. No se va a permitir más la entrada de alimentos elaborados a la celda para evitar intoxicaciones alimentarías por carencia de refrigeración. Oscar no recibirá ningún beneficio, mientras no se ponga el uniforme de preso”. Concluyó diciendo que: “si nosotros como familiares estamos preparados porque la situación de Oscar puede empeorar”.
Los familiares del Dr. Oscar Elías Biscet abajo firmantes; denunciamos lo siguiente:

El 31 de octubre el Mayor Joaquín Darías, en un acto de humillación le boto al latón de la basura el almuerzo que lleve a mi esposo a la visita. Oscar no ingiere carne de cerdo y sus derivados, animales ahogados, entre otros alimentos que ofrece el penal, por motivos de conciencia a sus creencias religiosas y porque son altamente dañinos para su salud; por lo que, mantenerlo en este régimen carcelario es atentar contra su vida, su seguridad, su dignidad y su integridad física y psicológica. Las restricciones y condiciones son para personas que hayan cometido delitos criminales violentos.
Estas situaciones son del pleno conocimiento en el Consejo de Estado de la República de Cuba, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en la Dirección del Ministerio del Interior, donde en el 2004 se entregaron cartas y resumen de historia clínica médica; incluso Hilda González , madre del Dr. Oscar E. Biscet, dirigió y entregó una carta a Fidel Castro solicitando acercaran a su hijo a su lugar de residencia y le ofrecieran un mejor trato como persona, pues ella presenta problemas serios de salud.. Esta petición fue cumplida desde diciembre del 2004 hasta agosto del 2005, donde tanto Oscar como sus familiares por primera vez, pudieron tener comunicación y un trato aceptable.

La última vez que vimos a Oscar estaba muy delgado, pero con mucha paz espiritual, con una sonrisa en los labios y con su corazón lleno de amor. Refiere sentirse bien a pesar de que esta teniendo la presión alta; su conciencia no lo condena pues ejerce el derecho a la libre asociación, expresión y reunión, oponerse a la pena de muerte, opinar y desear para Cuba un sistema de gobierno democrático. No son estos delitos en ningún país del mundo; son actitudes cívicas y humanistas.
Criticar de forma civilizada las injusticias y practicar la no-violencia es un acto virtuoso, por estos motivos fue sancionado a 25 años de cárcel junto a otros 75 cubanos, anterior a ello cumplió 3 años en prisión por los mismos motivos; por lo que el 6 de diciembre cumplirá 6 años de cárcel.
El gobierno cubano no tiene voluntad humana y política de cesar en estos tipos de castigos psicológicos que son prohibidos hasta por la propia Constitución cubana en su articulo 58, por lo que solicitamos la urgente intervención de los organismos internacionales de derechos humanos organizaciones humanitarias y religiosas para poder visitar a mi esposo y llevarle los alimentos y medicinas que por su situación de salud requiere.
Oramos a Dios para que toque los corazones de mucha gente buena del mundo, y por favor ayúdenme a quitarle la miseria humana que han puesto a vivir a éste hombre cristiano, negro, humilde y padre de 2 hijos; activista de Derechos Humanos que ama a la Humanidad.
Agradecidos de antemano,
Lic. Elsa Morejón Hernández. Esposa
Hilda G. González Álvarez. Madre
Luís N. Biscet Cadet. Padre
Ciudad de la Habana, Cuba. Noviembre 8 del 2005-11-09
Direccion: Ave. Acosta # 464. E/ 8vy 9na. Lawton. Ciudad de la Habana. Cuba.