martes, noviembre 26, 2013

Maritza Caridad, una enfermera cubana al servicio del mal.

Esta enfermera sí que se las trae…, allí en San Antonio de los Baños,Cuba. Chivatiente a todo dar, la enfermera se permite agredir de manera impune a miembros de la oposición pacífica, amenaza, hostiga, es un a impostora; y es premiada con un apartamento. Vean la información…,
Enfermera al servicio del mal. **
El 21 de mayo de este año, cuando me dirigía a la bodega, fui violentamente agredida por Maritza Caridad Martínez Pérez, recibí golpes en la cabeza y en la espalda con los puños cerrados. Ese mismo día, hice la denuncia en la Estación de Policía de mi localidad, San Antonio de los Baños, provincia Artemisa; pero hasta el momento -6 meses después- no ha sucedido nada.
Esta ciudadana de profesión enfermera ha actuado así, en otras ocasiones, con personas que pertenecen a la oposición interna. Se trata de alguien con una actitud social en extremo negativa y a la cual –increíblemente- le permiten trabajar en Salud Publica.
Los dolores de cabeza provocados por la golpiza, se me prolongaron durante varias semanas. Como no ha habido proceso jurídico alguno, se siente intocable y se  dedica a seguirme por las calles, incluso con amenazas, provocando una situación caótica.
Todo parece indicar que lo que  espera las autoridades, es que yo le responda a su agresión para entonces acusarme a mí, pero sólo me limito a  protegerme.
Esta enfermera vendió hace poco su casa, y el presidente del Poder Popular de San Antonio de los Baños, nombrado Tomy Prieto Robaina, le entregó un apartamento en el Reparto Borgita.
Ella se ha hecho pasar en ese lugar  por  Dama de Blanco, e incluso ha llamado a organizaciones de la oposición que yo he visitado con el propósito de decir que soy yo.
Su desfachatez llega al extremo de amenazar a algunas personas con una jeringuilla contaminada con el VIH-SIDA, lo que constituye un peligro potencial, por ser sumamente violenta.
Al Hospital Iván Portuondo y a la Dirección Provincial de Salud Pública le han llegado quejas del pueblo sobre Maritza Caridad, pero han hecho oídos sordos. Por mi parte –ante tanta impunidad- temo por mi vida e integridad física.
Artemisa, 26 de noviembre de 2013.
*Comunicadora de la red cubana de comunicadores comunitarios.

**Información recibida por correo electrónico desde Cuba de la Red Cubana de Comunicadores comunitarios.