miércoles, agosto 07, 2013

Un documental sobre la colaboración médica entre Cuba y Venezuela.

Estreno hoy del documental Al borde de la vida
Susana Méndez Muñoz (2013-08-06)
Hoy tendrá lugar en el cine 23 y 12 la première del largometraje documental Al borde de la vida, del realizador Juan Carlos Travieso, que es una coproducción de la Villa del Cine de Venezuela, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y la productora Caminos, del Centro Memorial Dr. Martin Luther King, Jr. de Cuba.
El documental que cuenta con el auspicio del Convenio Integral de Salud Cuba-Venezuela, es un acercamiento a la historia de vida de los pacientes venezolanos Alfredo Escobar, Héctor Saavedra, Iraida Ruíz, Francisco Talavera y Carmen Pulido, Mirla Romero, que aquejados de diferentes males, viajan a Cuba para someterse a tratamientos médicos, con la esperanza de sanar.
Parte del equipo de realización del filme, encabezado por Travieso, que además es el guionista y laboró junto a Yoel Milián, en la edición, sostuvo un encuentro con la prensa en el que se brindaron pormenores del rodaje, y donde participaron además Ángel Piedra, el productor, y Néstor Cabrera y Abdys Rodríguez que tuvieron a su cargo la fotografía. 
Dr. Pedro Llerena y Juan Carlos Travieso.
 Foto: Susana Méndez
Igualmente asistió el doctor Pedro Llerena, director general del Centro Internacional de Salud La Pradera quien ofreció una explicación del funcionamiento del Convenio Integral de Salud Cuba-Venezuela, que surgió en el año 2000 y ha atendido en este tiempo a más de 30 mil pacientes en Cuba; en cuanto al documental señaló “• yo creo que todo lo que se haga en función de demostrar de lo que es capaz de hacer Cuba por el ser humano, es para nosotros muy importante”, apuntó.
 El director explicó que hace tres años el ICAIC le encargó la realización de un documental sobre la colaboración médica Cuba-Venezuela, el cual se demoró en el tiempo por problemas de presupuesto, y el pasado año se rescató la idea pero esta vez con el objetivo de que fuera un material que se estrenaría a propósito de la campaña presidencial del Comandante Hugo Chávez.
Es, por tanto, un documental concebido esencialmente para el público venezolano, para los medios masivos de Venezuela y para el cine de ese país “y para romper de alguna manera el cerco que hay en cuanto a la información y la manipulación que ha habido en Venezuela y en otras partes del mundo acerca de la colaboración médica de Cuba con esa nación” afirmó Travieso.
“Me propuse evitar todo discurso, el documental tenía que alejarse del panfleto para llegar desde el punto de vista humano a la gente; este es un tema manido y maltratado en muchos casos en la televisión y en otros espacios; desde el primer momento definí que era un documental de personajes y que había que buscar historias personales que nos permitieran contar todo lo que era el Convenio de Salud Cuba- Venezuela, pero a través de la vida de esas personas”.
Por su parte Piedra, el productor, se refirió a la complejidad de la producción del documental tanto en Cuba como en Venezuela, donde se filmó en varios estados como Apure, Maracaibo y Lara, y también en el distrito capital Caracas; comentó además acerca de los imprevistos que estuvieron determinados por la dinámica del tratamiento médico y de la propia evolución de los pacientes cuyas historias se cuentan.
Precisamente las dificultades en el rodaje del filme, que provocaron que el tiempo en que se realizó se extendiera a seis meses, impidieron que estuviera listo para la campaña y debe ser estrenado oficialmente en la Cinemateca Nacional de Venezuela en este mes.
 Fuente: Cubarte (recibido por correo electrónico)