lunes, noviembre 12, 2012

Convenio Integral de Salud Cuba-Venezuela: "desinteresado" aporte brindado por el gobierno cubano a la consolidación del sector de la salud".

Cuba actualidad, Capdevila, La Habana, (PD) Tal como es costumbre en la prensa oficial cubana, sus editores están obligados a cumplir las indicaciones que le impone el Departamento Ideológico del Partido Comunista de no informar nada relativo a la importación de alimentos procedentes de los Estados Unidos, los importes acumulados por concepto de exportación de servicios médicos principalmente a Venezuela, la exportación de medicamentos y nada que tenga que ver con el número de cubano-.americanos que nos visitan anualmente y los montos de remesas que estos envían a su familiares.
En la información aparecida en el periódico Granma el 31 de octubre con el titulo "La solidaridad no es una utopía", fechada en Caracas, Venezuela, omiten tanto al periodista como la agencia que hizo el despacho. Tales prácticas, usuales en la prensa oficial, ponen de manifiesto que esta información pasa por un proceso de poda de los datos que el gobierno no está interesado en que el pueblo cubano conozca
 El objetivo que se perseguía en dicha información era que la Dra. Eugenia Sader, ministra de Salud de Venezuela, magnificara y reconociera el "desinteresado" aporte brindado por el gobierno cubano a la consolidación del sector de la salud" en su país.
 En los doce años trascurridos desde que está vigente el Convenio Integral de Salud Cuba-Venezuela, las autoridades cubanas no han escatimado esfuerzos en el suministro de miles de médicos y paramédicos, productos farmacéuticos y equipos médicos con mira a garantizar los programas populistas del presidente Hugo Chávez conocidos como las misiones Barrio Adentro y Milagro.
La información resalta el reconocimiento de la ministra Sader al centro cubano de salud "Las Praderas", radicado en La Habana, donde los pacientes venezolanos y sus acompañantes reciben una atención especializada, "solidaria, eficiente y humanitaria".
 Tal parece que esto es el resultado del gesto altruista de las autoridades cubanas con el empobrecido pueblo venezolano y que ante sus calamidades no se ha escatimado esfuerzo y no se ha vacilado en darle la ayuda a costa del sacrificio del pueblo cubano.
 Es esa la misión que el gobierno cubano le tiene asignada a la prensa oficial, porque en la concreta los editores y periodistas saben que lo que realmente sucede no pueden escribirlo. Toda esa supuesta "ayuda solidaria, humanitaria e internacionalista" a la que hace referencia la ministra venezolana es puro "reality show", todo es falso.
Detrás del mencionado convenio descansa la mayor entrada de divisa que por concepto de exportación de servicios médicos, principalmente a Venezuela, engrosan las arcas del gobierno cubano, que recibe anualmente miles de millones de dólares. Tales entradas representaron al cierre de 2011 un 27% del monto total de las exportaciones cubanas, una cifra bastante distante de las que se originaron por el turismo, que fue el 13%. Curiosamente, de las remesas enviadas por los cubanos residentes en el exterior no hay registro oficial por ninguna parte.
La Dra. Sader omitió -o la información fue podada- que en estos momentos prestan servicio en Venezuela unos 34 000 médicos y paramédicos de un total de 78 622 que prestan servicios en Cuba, de acuerdo a la información brindada por el Ministerio de Salud Pública al cierre del pasado año.
El pago de las prestaciones de servicio de los médicos cubanos en Venezuela se elevó a 6 000 millones de dólares. Parte de ese dinero se destina a pagar a precios subsidiados las 120 000 toneladas de petróleo que importa diariamente el gobierno cubano de Venezuela.
Como entre las informaciones prohibidas esta todo lo relativo a la exportación de medicamentos, lo que se conoce sobre el tema fue lo publicado por el periódico Granma el 7 de septiembre. En dicha información, el viceministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Antonio Carricarte, planteó de manera muy escueta que en la exportación de medicamentos en el año 2011 hubo un incremento de un 11%. Y para de contar.
Pero se ha podido conocer que en ese 11% tuvo una gran incidencia la exportación de medicamentos a Venezuela. De acuerdo a la información brindada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INI) de Venezuela, al cierre del pasado año, las ventas de Cuba se elevaron a 291 millones de dólares. De hecho, la mayor de las Antillas se convirtió en el principal suministrador de productos farmacéuticos a Venezuela.
Dicha cifra da una idea del inusitado incremento en la compra de medicamentos y equipos médicos por el gobierno venezolano a Cuba.
Hace seis años, el monto de las importaciones por Venezuela de medicamentos procedentes de Cuba no sobrepasó los 10,7 millones de dólares.
Las compras de medicamentos a La Habana en el año 2011 habían superado a las compras que tradicionalmente se hacían a laboratorios privados, suministradores de medicamentos de Estados Unidos, Alemania, Suiza, Argentina, Uruguay y Brasil.
La información brindada por el periódico Granma acerca de las opiniones elogiosas sobre la ayuda médica cubana de la ministra de Salud de Venezuela, carecen de toda credibilidad, porque los editores del órgano oficial del Partido Comunista, sujetos a las ordenes "de arriba", se ocuparon de podar todo lo que el gobierno cubano no desea que el pueblo conozca
*Periodista independiente, reside en La Habana y se ocupa de las Relaciones Internacionales del Partido Solidaridad Democrática.