martes, mayo 04, 2010

Médicos cubanos…, buenos, malos y ¿Por qué?

Médicos, buenos, malos y porqué (II parte).
Ciudad de la Habana. Cuba, 04 de mayo de 2010 (http://www.cihpress.com/). — Sobre los buenos y malos médicos y la situación que ata las manos a los buenos y favorece impere lo malo traté en pasado escrito. Aquí expongo más testimonios y opiniones.
Una doctora me relató:"Cuando se enferman mi niña o mi madre, voy al doctor R…Si tengo que ir al Hospital ocurre que a veces abro la puerta de un consultorio y cuando veo al médico !la cierro! Los conozco que no saben ni sirven para nada.
Hace unos años fui al Hospital Calixto García con R… buscando a otro Especialista amigo y encontramos a una mujer que se desmayaba y no la atendía el médico de guardia, muy figurín con bata y esfigmomanómetro extranjeros. R...,dijo: "Vamos a tener que darle nosotros los primeros auxilios". Era infarto de la coronaria, no había camilla y le grito a ese médico."Corra, traiga una camilla" y aquel Doctor de impecable presencia corrió como si fuera un criado.
Una señora me relató su anécdota de Cuerpo de Guardia con un hombre que afirmaba que se sentía muy mal, que no podía respirar y un doctor que lo regañaba: "No seas majadero, no tienes nada, son los nervios, te voy a mandar a psiquiatría si sigues molestando", hasta que perdió el sentido y expiró por un trombo embolismo pulmonar.
Antes de la debacle, en los 80 se hizo famosa la anécdota de una doctora atropellada a la puerta del Clínico Quirúrgico de Diez de Octubre y que exigió al chofer que la socorrió que la llevara a otro Hospital:"si me atienden aquí pierdo la pierna".
Visitando enfermos operados he visto suturas cuidadosas - después cicatrices casi invisibles - y costurones burdos, que tal parecía que el cirujano había aprendido cociendo sacos de papas.
Como carecen de acceso a Internet - hasta de computadora personal - quedan al margen de los adelantos de su especialidad - no sé hoy, pero estudios del MINSAP a fines de los 80 demostraron que en Cuba la literatura de las revistas y textos especializados era anticuada, basada muchas veces en los textos básicos de la carrera. Y con obligatorios párrafos de elogio a "la Revolución" y citas de Marx y Lenin.
La Psicología se retrasó tremendamente porque hasta 1989 estudiaron por literatura !soviética! Hoy escasean materiales. Faltan psicólogos, no hay casi ningún Psicólogo infantil, están sobrecargados de trabajo.
No quieren trabajar en el Hospital de Mazorra - donde en enero exterminaron de hambre a un grupo de enfermos - ni en prisiones, el campo y otras plazas incomodas y mal pagadas. Se dedicaron a acupuntura, esencias florales: métodos "alternativos" que convierten en sustitutos de su profesión.
Los médicos pueden solicitar literatura a bibliotecas de hospitales con acceso a la red nacional de información médica, pero ello no sustituye el acceso directo que les vedan, y carecen de tiempo y fuerzas para estudiar porque sus jornadas de trabajo son agotadoras, con noches en vela, hambre, y necesitan hacer colas y gestiones.
Las bibliotecarias tienen dentro de su contenido de trabajo informar a los médicos de los nuevos títulos disponibles sobre su especialidad, pero no lo hacen y los médicos tampoco lo piden, por ignorancia del servicio o porque no les interesa. Según una bibliotecaria: "Muy rara vez solicitan un texto o una búsqueda de literatura".
El Dr. Elio (¿?), Director del Policlínico de Santos Suarez, se hizo famoso en el barrio porque con su inseparable bolsa de saco - java - y su bata de médico vivía haciendo colas para comprar viandas - hoy, retirado prosigue su afanosa búsqueda de que poner en el plato.
La cadena de mando burocrática los recarga de trabajo inútil o sencillamente imposible de hacer y como no pueden negarse, mienten, el Dr. Darsi Ferrer, actualmente preso de conciencia y en huelga de hambre, explicó que, para cumplir una norma obligatoria de pruebas, muchos médicos de familia con un solo análisis de esputo y cada examen de mama llenan formularios con la información falsa de que examinaron a varios pacientes, que ni se enteran. El Estado toma decisiones sobre esa información estadística y la divulga como logro en la prevención.
*Periodista independiente cubano. Radica en La Habana. Agencia de prensa independiente: Hablemos Press.
Foto: Cartoon of 1906.