miércoles, agosto 13, 2008

La Psiquiatría en Cuba. Segunda Parte

Por: Dr. Samuel Martínez Lara.
Analizando someramente algunos de los males que aquejan a nuestra sociedad llegamos a la inevitable y lamentable conclusión de que, la nuestra, es una sociedad enferma, y es lógico que así sea, por cuanto los treinta artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamados por la Organización de Naciones Unidas se violan de manera sistemática en Cuba. El régimen de facto de Fidel Castro conculca los más elementales derechos y esto repercute sobre la salud mental del pueblo. Los valores políticos están muy por encima de los valores éticos y esto es causa de verdaderos desajustes sociales cuyo único responsable es el gobierno cubano. Recordemos a modo de ejemplo, los sucesos en la embajada del Perú en mil novecientos ochenta y el éxodo del Mariel ese mismo año. Este fenómeno social, por si solo, expresa el nivel de desajuste del pueblo de Cuba, la capacidad vesánica del gobierno de Fidel Castro para incitar a pelear a una parte del pueblo de Cuba contra la otra parte; los famosos Actos de Repudio —verdaderos pogromos fascistas que se realizaron por orientación de los niveles mas altos de la dirección política del país contra indefensos ciudadanos cuyo único delito cometido consistía en querer abandonar el país. El salvajismo, el miedo y la simulación fueron los tres elementos predominantes durante este bochornoso proceso. En estos precisos instantes en que este trabajo sale a la luz, el gobierno cubano está llevando a cabo una forma mas brutal y despiadada de represión; me refiero a la tristemente celebre Fuerza de Acción Rápida que nada tiene que envidiarle a las hordas fascistas de la Alemania Hitleriana, ni a los grupos paramilitares organizados por Benito Mussolini en uno de los periodos mas negros de la historia de la humanidad. Esta fuerza de acción rápida se creó con la única finalidad de reprimir a los activistas de derechos humanos, a los disidentes y opositores políticos dando la apariencia que la agresión efectuada es producto de la incondicional adhesión del pueblo al sistema Castro-comunista. Ya no le queda al gobierno de Fidel Castro otro recurso que apelar a la violencia y a la agresión física para tratar de detener el avance y la pujanza de las ideas democráticas que día a día calan en el corazón de cada cubano.
La situación descrita anteriormente, propia de los estados policiacos y regímenes totalitarios en su minuto final condiciona la proliferación de desordenes mentales y trastornos emocionales, expresión del deterioro psicológico y social que el sistema le impone a los ciudadanos.
A la luz de este enfoque de la sociedad cubana nos podríamos explicar múltiples afecciones mentales de la Cuba de hoy dando por descontado las otras variantes entre las que no podemos dejar de mencionar las de tipo biológico.
Los Estados Paranoides y las Reacciones de tipo Paranoide son muy frecuentes en este tipo de sociedad, ya que en condiciones normales existe una gran desconfianza por parte del individuo hacia la sociedad, predominando la idea de daño y perjuicio. Las relaciones humanas en general e incluso las familiares están determinadas por el factor de tipo político, trayendo por resultado la alteración de determinados valores de tipo ético como la amistad, el matrimonio, la fraternidad, la decencia, etc. Lo cierto es que el cubano de hoy día se siente completamente vigilado y perseguido, además, los medios masivos de difusión bombardean a cada instante mensajes sobre la omnipresencia de la policía política del régimen en todas las esferas de la vida social y personal del ciudadano. Las presiones de este tipo ejercidas sobre el individuo mantienen el terreno abonado para la incidencia de estos cuadros patológicos. Actitudes tales como: "Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada". "El primer deber del revolucionario es hacer la Revolución". "Socialismo o Muerte". Demuestran el grado de intolerancia a que está sometida la sociedad cubana del presente, y reflejan también el mecanismo en virtud del cual el aplastamiento de la personalidad que tiene lugar en un estado policiaco.
La Patoplastia de enfermedades tales como: la Esquizofrenia Paranoide, la Paranoia y la Parafrenia, entidades comprendidas en los Estados Paranoides- están indisolublemente ligadas a la problemática social que exhibe el pueblo cubano. Por otro lado, las llamadas Reacciones Paranoides y Reacciones Psicóticas Agudas son manifestaciones de carácter psicótico y a un nivel reactivo frente a estimulaciones intensas y adversas del medio que inciden sobre un sujeto determinado, desintegrando la estructura de la personalidad del individuo.
Si bien es cierto que los investigadores de esta disciplina plantean que debe existir una personalidad Pre-mórbida para estas afecciones, no es menos cierto que cada día toma mayor vigencia en estos Cuadros Reactivos la intensidad de la estimulación del medio; por tanto, no es absolutamente necesario para la incidencia de estos cuadros la existencia de una Personalidad Pre mórbida de tipo Paranoide. Estos Cuadros Reactivos pueden presentarse en Neuróticos, Psicópatas, Retrasados Mentales, Orgánicos de todo tipo e incluso, hasta en sujetos normales; todo depende, repito, de la intensidad de la estimulación del medio (Noxa Psicológica) y de la Estructura de la Personalidad del Sujeto.
Los llamados Cuadros Reactivos y Trastornos Situacionales tanto de nivel Neurótico como Psicótico están íntimamente relacionados con las dificultades propias de la existencia, en una sociedad donde la misma, se hace cada día más difícil, llegando al límite de lo imposible para gran número de ciudadanos. También guarda relación con estos cuadros los Conflictos Adaptativos que las dificultades existenciales generan. La llamada "Opción Cero", expresión del desabastecimiento total del combustible, alimentos y diversas materias primas por parte de la Unión Soviética y diversos países de Europa Oriental como consecuencia del derrumbe del comunismo a escala internacional, esto constituye un verdadero desafío para el pueblo cubano, un pueblo muy frustrado y de esperanzas pospuestas. Se ha de esperar múltiples manifestaciones de tipo psicopatológica frente a esta crisis generalizada que sufre el pueblo de Cuba.
El nivel de Ansiedad Colectiva que presenta el pueblo cubano se puede percibir en las enormes colas que hacen los ciudadanos para comprar los escasos alimentos para la subsistencia, también se puede observar en las paradas de ómnibus, sobre todo en los horarios correspondiente a la mañana cuando se van para el trabajo, que dicho sea de paso, no importa las dificultades existentes con el transporte, si el trabajador llega tarde es sometido a medida de tipo disciplinaria desde el punto de vista laboral. Durante la tarde también se observa esta Angustia Colectiva en las paradas de ómnibus al regreso del trabajo. Esta Ansiedad Colectiva es responsable del nivel de agresividad que presenta de manera generalizada el pueblo cubano; Es responsable también del desarrollo Neuróticos y Psicopáticos de la personalidad, lo cual unido a un resquebrajamiento de los valores Éticos y Morales, ha traído por resultado la Universalización del Marginalismo en Cuba. La Cultura Solariega se ha generalizado de tal forma que suele catalogarse burgués a toda persona que insiste en mantener patrones de Decencia, Buenas Costumbres y Urbanidad; A pesar de que el gobierno cubano lanza frecuentes campañas de Educación Formal, estas no arrojan el resultado deseado, por cuanto la desintegración moral y espiritual del pueblo cubano es de tal magnitud, que estas campañas se tornan obsoletas e improcedentes. Todo eso constituye un terreno fértil para la incidencia de múltiples Trastornos Psicopáticos de la Personalidad, entidad gnoseológica que tiende a incrementarse en la Cuba de hoy. Esto explica la alta tasa de Población Penal que existe en Cuba, un país en que todo esta prohibido, todo es ilegal y por cualquier motivo encarcelan al individuo o le levantan un acta de advertencia por posible PELIGROSIDAD, lo cual es juzgado por las autoridades cubanas como un Potencial Delictivo. Después de esta Acta de Advertencia el ciudadano puede caer preso sin que necesariamente haya que celebrarle juicio previamente. Esta es la triste realidad a que esta expuesto el pueblo de Cuba; nuestros compatriotas del otro lado del Estrecho de la Florida han sufrido también amargamente los desmanes del Castro-comunismo. Ellos forman parte de un pueblo único e indivisible, y han sufrido lo indecible, primero, para salir o escapar de la patria, acosados y perseguidos por un gobierno que ha desterrado a mas de un millón y medio de sus hijos, en un éxodo masivo que tiende a incrementarse día por día, constituyendo un verdadero genocidio la muerte de Decenas, Centenas, y Millares de nuestros compatriotas que prefieren morir en búsqueda de la libertad antes que vivir en el régimen oprobioso de Fidel Castro. Algún día la historia recogerá este capitulo como uno de los mas negros y tristes del despotismo Castrista. Quienes logran llegar a tierra de Libertad, tendrán que experimentar en mayor o menor medida los Trastornos Psíquicos del Emigrante, estarán obligados a ganarse la vida en un país que aunque los ha acogido como hijos, en muchos aspectos les resulta extraño, indiferente y en ocasiones agresivo. Por ultimo, siempre les quedará la nostalgia del Desarraigo a la Patria y la esperanza de regresar algún día a una Cuba Libre, Democrática, y Soberana.
Foto: Abuso policial en La Habana.