jueves, agosto 17, 2006

Honremos al Dr. Biscet.


Por. Mario Espina.

Muchos documentos que hoy pueden ser consultados captan de forma cabal el ideario, los principios inquebrantables y la valentía de este ciudadano cubano, médico, que hoy permanece encerrado en las cárceles de Castro.

La defensa de los derechos humanos comienza con el Dr. Oscar Elías Biscet desde su mismo accionar cotidiano y en el ámbito de su profesión: él es un médico, ha jurado defender la vida de sus semejantes y está dispuesto a dar su vida por ese juramento.

Algunos documentos que han podido ser rescatados y ahora son de conocimiento universal lo han sido gracias a persona que conozco muy directamente y que, trabajando en el mismo hospital Hijas de Galicia, tuvieron la decisión y la valentía de entregarle copia de tales documentos al doctor aún a riesgo de sufrir las consecuencias de sanciones o expulsión del centro de trabajo.

Regresando al tema del Dr. Biscet y según documentos, el 24 de febrero de 1998, es separado definitivamente del Hospital Materno Infantil 10 de Octubre ( así como del Sistema Nacional de Salud) , más conocido por su nombre histórico de Hijas de Galicia y situado en Remedios y Nuestra Señora de los Ángeles en Luyanó, Ciudad de La Habana. El motivo de la separación y la gravedad de la misma aparece en uno de los por cuantos y solamente se alega que hubo una violación grave de la disciplina laboral, con escándalos y falta de respeto. Se aclara que en su expediente laboral no existe medida disciplinaria anterior.

El Dr. Biscet, acompañados de varios activistas por los derechos humanos procedió a leer un documento en la fecha del 24 de febrero de1998, calificando al aborto como un crimen abominable en nombre de la Agrupación Lawton por los derechos humanos. El Dr. Biscet, y hasta donde le fue permitido por las fuerzas represivas se atrevió a gritar: ¡Abajo el aborto! Abajo la pena de muerte! ¡Viva el derecho a la vida!

El 25 de febrero de 1998 el Dr. Biscet declara y acusa que los miembros del Partido Comunista de Cuba, Drs. Norma L. Silva Leal alias “Doña Bárbara”, de triste recordación como su esposo el Dr. Abilio Yera en Holguín, y Julio Pérez quienes en forma agresiva y vil lo expulsaron de su Centro de Trabajo siendo , secundado y apoyado por oficiales de la Seguridad del Estado (G2). Se agregan la directora del Hospital Dra. Laura Fernández, Dr. Pedro Cruz y otros funcionarios Antonio Ferrer (Administrador y según vox populi jefe de la mafia del robo de recursos del estado) y Hugo Álvarez.

El Dr. Biscet después de ser expulsado del Sistema de Salud continuo en su lucha pacifica mientras permaneció fuera de la cárcel, que no es lo mismo que estar en libertad la cual no existe en los predios de señor, continuo digo luchado a favor de la vida y contra la pena de muerte y el aborto.

En algunas ocasiones participaba en las misas que los domingos se ofrecían en la Iglesia de Nuestra Señora de La Guardia que linda con uno de los costados del Hospital y que en aquellos tiempos oficiaba Fray Alberto Barrios muy comprensivo de la situación social y general de Cuba y solidario con estos luchadores. Posterior a la misa, en el área publica exterior, el Dr. Biscet y algunos de sus amigos de la Fundación Lawton exponían en pancartas sus lemas e ideas contra el aborto, la pena de muerte y a favor de la vida. Esto que puede parecer bastante inocente provocaba una gran movilización de fuerzas represivas y detenciones y arrestos en múltiples ocasiones.

Después de cumplir su primera condena y mientras estuvo fuera de las rejas el Dr. Biscet protagonizo una huelga de hambre muy cerca del Hospital, en la calle Tamarindo, en los días que se celebraría la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado en La Habana con la presencia de gobernantes latinoamericanos e incluso el Rey de España.

Seguramente también es conocido el artículo sobre los abortos y particularmente el de los “Rivanoles” que se practican en lo que eufemísticamente llaman adolescentes. Las adolescentes si, pero en muchas ocasiones, estas no tienen ni 16 ni 17 años sino solamente 11, 12, 13 y 14, niñas, si niñas victimas de toda una política criminal en contra de los ciudadanos por parte de este régimen. Este articulo seguramente esta en el expediente de la policía política como la mayor culpa del Dr. Oscar Elías Biscet. Con este único documento hubiera sido suficiente para que el régimen procurara reprimir a aquel que se atrevía a oponerse a su política abortista y criminal en este y otros muchos sentidos.

En el Hospital Pediátrico “Hijas de Galicia” hubo al menos una sobreviviente de estos “Rivanoles”, nombrada ahora Milagros, y que debe tener alrededor de 7 años de edad y que demuestra lo criminal del procedimiento. Dejada como es habitual en un mueble de acero de uso quirúrgico para su posterior incineración si antes sus restos no eran comercializados para practicas religiosas de tipo sincréticas; esta niña lloró y chilló tan fuerte y con tanta insistencia y fueron tantos los que difundieron y clamaron por lo que estaba sucediendo en aquellos oscuros y sombríos salones del Hospital que al fin decidieron llevarla a los servicios de Neonatología y salvarle la vida.

Información relacionada:
- Biscet: El reconocimiento pendiente.
- Empeoran las condiciones de vida en prisión al Dr. Oscar Elías Biscet.
- Se deteriora la salud del Dr. Oscar Elías Biscet.
- El Rivanol: Un Método para destruir la Vida

Foto de la izquierda donde aparece el Dr. Biscet con algunos de sus seguidores en una manifestación .En la foto de la derecha aparece la Dr. Norma Silva alias “Doña Bárbara”