martes, octubre 11, 2005

Mensaje del Centro de Salud y DDHH a los participantes en el Encuentro de los demócratas cubanos en Madrid.



Ciudad de la Habana, 7 de Octubre de 2005.

Distinguidos Señores:

Emociona y llena de orgullo constatar que la búsqueda de una salida a la aberrante situación impuesta a nuestra sociedad desde hace décadas es tarea prioritaria de muchas personas en un número creciente de escenarios.
El desarrollo de tan magno Encuentro demuestra, entre otras cosas, que la convergencia de las distintas tendencias y corrientes de pensamiento que abogan por la libertad y la democratización de nuestra Patria no solo es necesaria sino posible.
Soy del criterio que una de las principales metas para modificar la realidad vigente y acelerar los cambios políticos, económicos y sociales, consiste en propiciar que la Oposición sea identificada por el pueblo como una fuerza política alternativa. El vínculo puede establecerse a través de acciones concretas, que tengan un impacto positivo en los cubanos de a pie.
Hasta ahora se ha insistido en el apoyo a los proyectos políticos como vía de solución a la crisis imperante en el país, sin embargo, no ocurre en igual medida con las propuestas cívicas que diferentes organizaciones pretendemos impulsar dentro de la Isla. Las precarias condiciones en las que sobrevive nuestro pueblo ameritan la estructuración de espacios independientes en la esfera social, para facilitar el acercamiento de modo más directo con la población.
En el caso particular de nuestro Centro de Salud y Derechos Humanos, ONG de profesionales de la salud, trabajamos limitados por los escasos recursos y prácticamente sin contar con medios de trabajo, no obstante, hemos logrado relacionarnos e influir en determinados sectores de la sociedad por medio de la materialización de diferentes iniciativas, cuyos objetivos se centran en que la población nos reconozca como una alternativa de solución a sus problemas.
El reto que nos hemos planteado consiste en lograr que sea superado el miedo y la ignorancia que paraliza a gran parte de la sociedad, así como despertar la conciencia de los indiferentes y vincular cada vez a un mayor número de personas a nuestras propuestas. Se precisa brindarles a los cubanos la posibilidad de ser gestores activos dentro de la transición.
En las filas de la Oposición interna se cuenta con el deseo y la capacidad suficiente para desempeñar el rol que exigen las actuales condiciones, cuestión que debe ser complementada con el apoyo material y el envío de recursos que garanticen la concreción de la labor independiente.
La misión del Centro está concebida de modo tal que podamos contribuir en el reconocimiento y la aplicación efectiva en el país de las disposiciones de la ONU y de los Organismos Multilaterales de la Salud que estipulan el derecho a la salud de las personas.
Dentro de nuestra línea de acción nos enfrascamos en:
  • -- Desarrollar, desde posiciones propias de la sociedad civil, acciones dirigidas a suplir las deficiencias del sistema de salud, principalmente ofreciendo servicios en las comunidades.
  • -- Dirigir a las autoridades competentes propuestas que pudieran mejorar la efectividad y eficiencia del sistema de salud pública en su función de asegurar la cobertura de atención médica a la población.
  • -- Localizar pacientes con enfermedades que requieran de diagnóstico y tratamiento deficientes en el país y facilitar el conocimiento de dichos casos a quienes desde el exterior puedan contribuir en la solución de los mismos.
  • -- Combatir la exclusión social en la que se hayan miles de cubanos marginados por las condiciones a las que están sometidos, personándonos en sus barrios para, en la medida de lo posible, ofrecerles soluciones concretas a sus carencias.
  • -- Monitorear el cumplimiento por parte de las autoridades de la debida atención de salud de los reclusos y portadores y pacientes VIH-SIDA. Identificando y dándole a conocer a las partes interesadas casos de presumibles violaciones.
  • -- Desarrollar y apoyar acciones cívicas que mantengan la demanda de excarcelación de todos los opositores y disidentes presos, en particular los médicos incluidos entre ellos.

Por la extraordinaria importancia que reviste el Encuentro que sostendrán durante los próximos días, donde nos sentiremos representados todos los que de uno u otro modo aspiramos a otro destino para nuestra Nación, les reitero mi unión al clamor de toda Cuba, que saluda con orgullo vuestros esfuerzos y les desea éxitos en sus propósitos.

Dr. Darsi Ferrer Ramírez
Director del Centro de Salud y Derechos Humanos "Juan Bruno Zayas".