martes, febrero 01, 2011

Las autoridades de Salud en Cuba niegan la salida del país a una doctora y la obligan a reincorporarse al trabajo esclavo por no menos de cinco años.

MINSAP no deja emigrar a madre soltera por ser médico
LA HABANA, Cuba, 31 de enero 2011- A la Dra. Arelis Arencibia Gómez, de 32 años, graduada en 2002 en el Instituto Finlay, las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), se niegan a darle el documento de liberación, para que marche a Estados Unidos a reunirse con sus familiares.
El Padre la reclama por reunificación familiar a ella y a su hijo de 7 años, pero el MINSAP le indicó que se reintegre al trabajo y que, después de al menos cinco años de servicio, tal vez la autorizaran a emigrar.
La médico se desvinculó del sistema de salud hace casi siete años, desde el año 2004, luego de dos años de trabajo. La dirección de salud de Provincia Habana, hoy provincia Artemisa, le requirió que se vincule de nuevo al sistema de salud para que cumpla con los cinco años de servicio requerido a los médicos. En su caso, además deberá pasar antes un post grado de dos años de instrucción académica. Hasta aqui la nota del periodista independiente.
Nota del Editor: Separado por dos años de mi Especialidad y como no procuraba emigrar sino seguir en Cuba y dentro de mi activismo político; en la oficina de reubicación del MINSAP, la entonces responsable me dijo que la situación mía era muy difícil. Pero bien podía regresar para el hospital del cual había salido hacia dos años, esto como represalia; pero antes debía pasar un tiempo que ellos estimarían cuanto seria, en el Hospital Nacional para que me “actualizara” en mi Especialidad. Me reí delante de aquella momia-funcionaria, por favor no insulte mi inteligencia, le dije. Lo menos que les interesaba era mi trabajo. Sabían que tal proposición cicatera escondía propósitos de desquite.
Son miserables por naturaleza, es algo más que ser comunista que ya es una condición impúdica en si misma.