martes, agosto 16, 2005

Ataques e intimidacion contra el Director de Centro de Salud y Derechos Humanos en Cuba



Denuncias sobre el nuevo acto terrorista protagonizado por las autoridades del régimen Castro-comunista.

Por Dr. Dersi Ferrer Ramírez
Director del Centro de Salud y DDHH en Cuba.


Por sexta ocasión la Seguridad del estado lleva a cabo un acto terrorista contra mi persona en mi domicilio con total impunidad .y licencia de las autoridades del régimen, sin importarles siquiera el trauma psicológico que, con estos hechos bárbaros, le provocan a mi niño de sólo cuatro años de edad y esposa enferma, convaleciente de una Hipertensión Endocraneana con afectación visual del sesenta por ciento de la visión.

Esta vez, se personaron en mí vivienda varios oficiales de la Seguridad del Estado (cubana) y miembros del Partido Comunista del municipio 10 de Octubre en la noche del pasado sábado jueves, su manifiesta intención era advertirme que, desde ese momento no me prohibían salir del interior de la casa. El pretexto que inventaron para justificar tal proceder fue mi supuesta participación en una actividad opositora el día siguiente.

Al amanecer estaban apostados en el frente de mi domicilio varias decenas de oficiales de la Seguridad del Estado, miembros del Partido, de la Asociación de Combatientes, trabajadores de la construcción y de los centros de trabajosa aledaños. Muchos de estos individuos portaban, de modo visible, tubos, cabillas, palos, tongas, así como teléfonos celulares y wolkie-tolkie. También en las calles cercanas habían efectivos policiales desplegados en motos Suzuki y autos modernos; medios de transportes de los utilizados por la policía política.

Sobre las 7:00 a.m. uno de esos individuos me levantó de la cama para comunicarme que ellos actuarían por medio de la fuerza si alguno de nosotros intentaba salir de la vivienda. También fue más honesto que los anteriores al referirme que el motivo de las represalias contra mi era haber alertado de los peligros existentes a la población con la divulgación días antes del informe sobre la epidemia que nos esta azotando, así como mi intención de celebrar un Foro Nacional de Salud en el mes de Diciembre evento que me enfatizó no permitirán su realización.

De modo eventual y ajeno a la situación llegó a la casa momentos después el señor Leonardo Calvo, activista de derechos humanos y amigo de la familia, que pudo entrar porque no se percataron que lo haría y tampoco lo reconocieron. Suerte contraria fue la de Alberto de la Vega Díaz, anciano de 85 años, que tenia dispuesto visitarme por cuestiones de enfermedad y se lo impidieron alegando falsamente que yo estaba reunido y que no podía atender en ese momento.

Por espacio de 17 horas nos obligaron a permanecer encerrados en la vivienda, sitiada por la turba enardecida, conformada por oficiales de la seguridad, miembros del partido comunista, paramilitares y delincuentes al servicio del régimen. Tiempo aprovechado por los porristas para gritarnos todo tipo de ofensas, insultos inimaginables, palabras obscenas, amenazas de golpizas y de linchamiento, entre otros.

Durante todo ese tiempo mi niño hubo de permanecer aterrorizado viendo la concentración de personas en frente de la casa gritándome y deseosos de agredirnos, sin poder jugar y sin tener nosotros provisiones de alimentos que ofrecerle a el ni a Leonardo, quien padece de Diabetes Mellitus tuvo síntomas de hipoglucemia.

Desesperada por las circunstancias, al medio día, mi esposa trato de salir en busca de leche para nuestro hijo y la agredieron físicamente en el portal de la casa. Esas mismas personas la emprendieron con ofensas y provocaciones contra mí para que saliera y les propiciara un motivo para poder concretar nuestro linchamiento, a la vista de los vecinos de la cuadra y con la protección de la policía.

El acto terrorista duro hasta las cuatro de la tarde, cuando los “valientes” protagonistas se retiraron a golpe de consignas “revolucionarias”.

Por la magnitud del despliegue policial y el desarrollo del hecho resalta la desesperación y decadencia política del régimen. Actos de terrorismo de Estado que constituye una clara evidencia de su temor al pueblo. Y es a ese pueblo inconforme y lleno de tensiones a quien esta dirigido el mensaje de terror que tratan de sembrar. El excesivo repliegue de fuerzas demuestra MIEDO a quien se intimida.

Ciudad de la Habana, Cuba, 16 de Agosto de 2005

Centro de Salud Y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”
San Bernardino 265.E/ Serrano y Durege. 10 de Octubre.CH. CUBA. 10500
E-mail: dersiferrer@yahoo.com

1 comentario:

Jose Aguirre dijo...

El Dr. Dersi Ferrer Ramirez es un heroe muy valiente que los cobardes en las turbas de fidel no le llegan ni a los zapatos. Con Cubanos como el, Cuba si tiene un buen futuro.