jueves, septiembre 25, 2014

Cuba, potencia mediática: diplomas de “sietemesinos” son falsos.

Diplomas de sietemesinos son falsos.
Los "graduados" en Medicina de las "Escuelas de Medicina de Cuba" saben muy bien que sin libros, sin laboratorios, sin microscopios y sin cadáveres no se puede estudiar Medicina.
Todos los falsos alardes de "potencia médica mundial" que se atribuye el gobierno tiránico de Cuba no han sido más que mentiras y supercherías como fueron los tratamientos con Letril[1], con anamú, con interferón, con placenta fetal, los falsos tratamientos del Parkinson, de la Retinitis pigmentosa y cientos de "inventos" que resultaron en muerte entre otras las vacunas para niños.
En Costa Rica se demostró que los niveles de los “sietemesinos cubanos” estaban por debajo del nivel de las enfermeras.
En Estados Unidos habían en 1992 más de 1500 “sietemesinos” que no pasaban los exámenes del Foreign ni de los Boards, ni siquiera los exámenes de physician's assistants.
En el pasado en la Escuela de Medicina de la Habana, que era la única que existía entraban anualmente más de 1,250 bachilleres y se graduaban alrededor de 450 tras siete años de estudio serio.
En ese edificio Aballi tenían en el cuarto piso las salas de disección con muchas docenas de mesas metálicas con sumidero y lavabos para estudiar anatomía.  En el sótano estaba una gran piscina llena de formol para conservar los cadáveres que subían al cuarto piso para disección por los alumnos.  Estos tenían que pasar cuatro asignaturas de Anatomía: Anatomía I, Anatomía II, Anatomía Topográfica y Anatomía Patológica en distintos años.
    ¿Que "escuela de medicina" actual llena esa necesidad?  ¿Dónde están los microscopios  que cada alumno podía utilizar para estudiar Histología y Patología Medica?
    Tras el despido en 1959 de los célebres profesores que tenía la Escuela de Medicina entonces que se negaron a firmar los asquerosos "estatutos" revolucionarios,  no había profesores capacitados,  los cuales han sido sustituidos por videos.  Los alumnos no tienen libros propios de referencia.
     El asesino Castro dijo que el podía hacer médicos en dos años de estudio sin necesidad de bachillerato.  En 1960 otorgaron con un curso de tres meses los títulos de médicos a enfermeros de entonces.
     Actualmente dedican más tiempo a enseñar marxismo que medicina y utilizan (como antiguamente hacían los esclavistas) a alquilar a sus esclavos a otros esclavistas o naciones, que no conocen la realidad de la gran farsa medica de Cuba.
      Todo aquel que gastó su tiempo  en tomar tales falsas profesiones sabiendo que ganarían solamente $17 al mes y que tendrían que servir; está sufriendo ahora en E.U. y en el resto del mundo su error al creer en el sistema sanguinario de los tiranos Castro.
      Así que no nos extrañan las actuales noticias de que sorprendieron a un "sietemesino cubano" haciendo propaganda comunista en Brasil  ni que en Malasia se han negado a reconocer los títulos médicos de Cuba.
      Allá que sufran aquellos que depositaron su fe en las mentiras cubanas.   Tendrán que gastar mucho tiempo y dinero en igualar los conocimientos de los médicos del mundo.
      Lo que demoraran mucho en poseer es la cultura básica, de la cual carecen y que los identifica al hablar con ridícula prosopopeya y "palabritas" en cliché  para ocultar su ignorancia científica.
Nota del Editor: Hasta aquí esta opinión que he recibido por correo electrónico y comparto con ustedes. En efecto el término ‘sietemesinos” se  usa en termino peyorativo para referirse como algo que no es completo, que es un niño(a) que nace a los siete meses sin completar el embarazo a término, también se refiere a una persona poco agraciada. El des calificativo lo escuché en más de una ocasión en los 60’s y se refería a los médicos graduados ya en la Revolución que se argumentaba que apenas cursaban unos meses o pocos años de la carrera. Años después este término fue sustituido por el diminutivo “mediquito”.
Profesores: Ángel Vieta Barahona (centro),
 Carlos de la Torre Huerta y Guillermo Portela Muller,
 junto a varios alumnos.
No considero real los argumentos de que médicos cubanos se graduaron, o se gradúan, con apenas unos meses o dos o tres años de estudios. Recordemos que al triunfo de la Revolución (1959) la Universidad y por ende la Facultad de Medicina había permanecido cerrada desde 1956; cuando reinicia los cursos regulares muchos estudiantes ya matriculados en Medicina retomaron su carrera. No hay referencia alguna de enfermeros que hayan recibido el título de médicos en 3 meses. Si es bueno aclarar que se creó un Pre Universitario para preparar a los que habrían de ingresar en la carrera de Medicina, se le llamó Pre médica y se redujo el tiempo del Pre Universitario de 3 a 2 años.
Durante la primera mitad del siglo XX la carrera de Medicina vario en su duración entre 5 – 7 años. En 1928 se agrega un séptimo año a la carrera de Medicina, con la inclusión de un curso de Premédica, pero 2 años después, el gobierno del general Gerardo Machado clausuraba la Universidad de La Habana, la que se mantiene inactiva hasta la caída de la dictadura el 12 de agosto de 1933. Comienza entonces una etapa de crisis en los estudios universitarios en general y en particular de los de Medicina. Se ponen en práctica 2 planes de estudios (1934 y 1937), de 5 años de duración, más que de transición, de compromiso con las exigencias del estudiantado, perjudicado por un nuevo cierre de la Universidad entre 1935 y 1937….
En 1942, siendo el doctor Ángel Vieta Barahona, en esos momentos decano de la Facultad de Medicina, se establece el  llamado Plan Vieta. Serian 7 años de estudio de Medicina. Con la Revolución el plan de estudios de 1942, es vigente en enero de 1959; sufre algunos cambios en las asignaturas, que se agrupan en planes de liquidación de 6 años de duración para los alumnos de cada curso, que habían sufrido el cese de las actividades de la universidad desde 1956. El plan de estudios médicos (1942) estaría vigente solamente en el curso de 1961-1962, pues ya en 1963, se pone en vigor un plan de estudios emergente, de 5 cursos de duración, incluido el año de práctica o internado. El plan de referencia conocido como Plan Baeza, por ser entonces director de la Escuela de Medicina el Dr. Pedro M. Baeza Vega, sólo alcanza 3 cursos hasta 1966. Cuando en 1968 ingresé a la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana la carrera estaba bien establecida para 6 años. Los programas de estudio, los recursos, el aprendizaje y la dedicación del educando eso es harina de otro costal.
Tanta abundancia de descalificaciones, omisiones y argumentos sesgados en nada aportan al conocimiento y análisis de enseñanza médica en Cuba a través de los años.



[1] The Rise and Fall of Laetrile .Benjamin Wilson, M.D.(http://www.quackwatch.org/01QuackeryRelatedTopics/Cancer/laetrile.html)